Loading
Agenda de Granada / Guía Kul

Algunos creyentes

Blog - Óptica trapezoidal - Esther Ontiveros - Jueves, 13 de Abril de 2017
'Ecce Homo' (1871), de Antonio Ciseri.
https://es.pinterest.com
'Ecce Homo' (1871), de Antonio Ciseri.

“Únicamente podemos llegar a ser más divinos haciéndonos más humanos”.

La Humanidad de Jesucristo (La Humanidad de Jesucristo. José María Castillo, teólogo y escritor granadino).

Algunos creyentes viven su espiritualidad en la intimidad o en comunión con personas que comparten sus creencias religiosas. Entienden su credo como algo personal y comprenden que haya personas escépticas o abiertamente contrarias a sus dogmas. A ese tipo de creyentes no les gusta que se financie su fe con cargo a los fondos públicos ni que los presupuestos contemplen partidas destinadas a sufragar ritos y costumbres de su confesión. Piden respeto y respetan, sin más.

Algunos creyentes no marcan la X en la casilla de la Iglesia porque prestan su apoyo al proyecto del párroco de su barrio, a quien conocen y admiran más por lo que hace que por lo que dice, o consideran que cualquier ONG laica de ayuda humanitaria está más próxima a la auténtica labor que encomendó Jesús a quien creyera en él.

Los hay profundamente creyentes que no comulgan con la idea de que el Estado deba estar representado en actos de índole religiosa y preferirían que la presencia de cargos públicos fuera a título personal, sin prevalencias ni protocolo ni condecoraciones ni enseñas. A la cola de la comitiva de manera discreta, como cualquier otro fiel.

Algunos creyentes preferirían que la Iglesia contribuyera al sostenimiento del Estado de Bienestar a través de una fiscalidad sin privilegios porque tienen hijos en edad escolar, dependientes que precisan asistencia, enfermos que necesitan medicinas, carreteras y transportes para poder ir a trabajar, efectivos que velen por la seguridad de la ciudadanía… y entienden que mantener  los servicios públicos exige un esfuerzo por parte de todos. 

Algunos creyentes creen que la Iglesia debe hablar para los creyentes y que, por tanto, no debería aspirar a influir en los procesos legislativos que han de regir las actuaciones del conjunto de la población como el aborto, la eutanasia, el matrimonio homosexual o la ordenación territorial, donde entran en juego sensibilidades muy diversas no necesariamente  relacionadas con la religión pero tanto o más respetables y esenciales.

Algunos creyentes consideran que todos los habitantes de la tierra están sometidos a la justicia terrenal, sin distinción, como se sometió  aquel que ahora pasean a hombros por las calles con el resultado de una sentencia de muerte en la cruz motivada por una supuesta insurrección al poder político, que no religioso. Entre esos creyentes me encuentro yo y a esa Iglesia aspiro. 

Soy periodista, mamá, runner, flexitariana y... obstinadamente reflexiva. Me dedico a la comunicación corporativa y escribo un blog sobre vida sana. Si me dejas... te engancho a todo. Sígueme.

Vivir en la piramide
facebook.com/vivirenlapiramide/
twitter.com/estherontiVELP
instagram.com/estherontivelp/