La Junta promueve el empleo

Enseñanzas políticas

Blog - Reflexiones del Por Venir - Chema Rueda - Lunes, 11 de Junio de 2018
Pedro Sánchez, tras ser investido presidente.
Congreso.es
Pedro Sánchez, tras ser investido presidente.

El miércoles 23 de mayo el Congreso de l@s Diputad@s aprobaba los Presupuestos Generales del Estado para el año 2018 presentados por el gobierno de Mariano Rajoy. Hoy, sólo 19 días después, cohabitan en los medios de comunicación, noticias relativas al gran impacto político, social y ciudadano provocado por el nuevo Gobierno del PSOE presidido por Pedro Sánchez, con otras que hacen referencia a las críticas que se vierten sobre la "gestión" o las intenciones de un presidente y de un Gobierno que apenas lleva un fin de semana de ejercicio.

Al margen del debate sobre la oportunidad o conveniencia del mecanismo empleado para llevar a cabo el cambio de gobierno (sobre el que ya he expresado mi opinión), y al margen de las características que haya de tener el nuevo tiempo político iniciado en España, y que, sin duda, ofrecerán (ya lo están haciendo) diferentes ópticas que iremos viendo cómo se desarrollan en los próximos meses, lo que resulta evidente, en mi opinión, es que de los acontecimientos sucedidos en nuestro país en los últimos 19 días, cabe extraer una serie de enseñanzas políticas, que bien haríamos en incorporar a nuestro bagaje común.

En política, todo es relativo y nada es definitivo, por tanto, conviene "ser" y "estar" en política con esa certeza. Ello conlleva no considerarse, para siempre, ubicado en ninguna posición, ni arriba ni abajo. Lo que hoy sube, mañana baja y viceversa. Por tanto, y recurriendo al sabio refranero español, es muy recomendable "no hacer leña del árbol caído" y tener muy claro que "no por mucho madrugar amanece más temprano"

La primera es que, en política, todo es relativo y nada es definitivo, por tanto, conviene "ser" y "estar" en política con esa certeza. Ello conlleva no considerarse, para siempre, ubicado en ninguna posición, ni arriba ni abajo. Lo que hoy sube, mañana baja y viceversa. Por tanto, y recurriendo al sabio refranero español, es muy recomendable "no hacer leña del árbol caído" y tener muy claro que "no por mucho madrugar amanece más temprano". El árbol caído es perfectamente trasplantable, como nos enseña la historia. Y siempre amanece a su hora, por más que haya quien se quede sin dormir, a ver si amanece antes. El mejor antídoto frente a esas actitudes es mantener la coherencia, la lealtad al proyecto y a las ideas y considerarse una pieza más en un complejo engranaje, por tanto estar siempre "activ@", y no sólo cuando suenan cornetas y se anuncian festejos.

La segunda es que, en política, e independientemente de la firmeza y convicción con que se defiendan las posiciones, conviene desterrar el fundamentalismo y la verdad absoluta, básicamente porque son conceptos incompatibles con la necesidad de dialogar y consensuar, lo que siempre conlleva cesiones. Si no, nunca avanzaríamos. De nuevo, nuestro rico refranero nos aporta luz, "nunca digas de este agua no beberé". Quienes mejor pueden representar esta virtuosa cualidad serán quienes no se verán en la necesidad de eliminar tuits antiguos, abjurar de amistades y lealtades, o abrazar, repentinamente, las mismas. La convicción y la firmeza, siempre con elegancia y lealtad.

En política, e independientemente de la firmeza y convicción con que se defiendan las posiciones, conviene desterrar el fundamentalismo y la verdad absoluta, básicamente porque son conceptos incompatibles con la necesidad de dialogar y consensuar, lo que siempre conlleva cesiones

Y la tercera podría ser que nunca nada se debe dar por hecho, hasta que efectivamente se haya hecho. Incluso cinco minutos después de consumado el hecho, para mayor seguridad. Vivir de hipótesis o probabilidades puede servir, que creo que no, para otros aspectos de la vida, pero no para la política. Despojarse de ansiedad o urgencias de cualquier tipo (incluso las vitales, aunque resulten comprensibles) es buena receta para afrontar posibles oportunidades políticas. De nuevo, el refranero, "no vender la piel del oso antes de cazarlo", a lo que yo añadiría "y comprobar con absoluta certeza que el oso está muerto".

Han sido 19 días intensos, incluso increíbles. Tiempo habrá de evaluar sus consecuencias, no es objeto de estas reflexiones. Creo que sería muy positivo que no cayeran en saco roto las enseñanzas que hayamos podido extraer de los mismos. Que, dicho sea de paso, pueden resultar, para algun@s, perfectamente prescindibles. Como este post.

 
 

Nacido en Guadix (Granada) en 1963, por tanto de la generación de "A hard days night" y "Satisfaction". Licenciado en Derecho por la Universidad de Granada y funcionario de Administración Local, grupo A, trabaja en el Edificio de Los Mondragones. Fue concejal del PSOE en el Ayuntamiento de Granada (desde 2003 y hasta junio de 2015. Ha sido Secretario general del PSOE de la ciudad de Granada entre 2008 y 2017 y es Miembro del Comité Federal del PSOE desde el 39 Congreso. Me apasiona escribir (lo que pienso), debatir y participar en la vida pública, desde todos los ángulos posibles. Me duelen bastantes cosas de la vida y de la política actual, y no pienso dejar de intentar arreglarlas. Me apasiona la vida, la amistad, la Alpujarra y el Atlético de Madrid.