Loading
Sierra Nevada te espera para celebrar un espectacular Mundial

Queridos Reyes Magos, nos hemos portado bien

Blog - Óptica trapezoidal - Esther Ontiveros - Jueves, 5 de Enero de 2017
Esther Ontiveros.
Pau Salinas
Esther Ontiveros.

Este año espero vuestra llegada con tal excitación que apenas me deja conciliar el sueño. Porque nos hemos portado bien. Y eso que tanto abuso invitaba a pensar que el pasado iba a ser, esta vez sí, el año de la rebelión de las marionetas. Pero quienes manejan los hilos pueden estar tranquilos, nos sobra cuerda para seguir bailando.  Aunque las circunstancias han insistido en poner a prueba nuestra capacidad de aguante hemos hecho gala de una mansedumbre irreprochable.

A punto estuvimos de cometer una locura cuando hace un par de años nos vimos en la calle mis hijos, mi marido y yo por no poder hacer frente a la hipoteca del piso que compramos en 2005, en plena burbuja inmobiliaria, cuando él trabajaba en la obra y cobraba cuatro veces más de lo pactado en el convenio. Nos dijeron que nos habíamos endeudado por encima de nuestras  posibilidades, aunque en aquel momento nuestros ingresos cubrían holgadamente los gastos, el trabajo sobraba y el salario era acorde con lo que pagaba el sector.

Quién iba a imaginar lo que pasó después. Desde luego, ni el tasador ni el director de la oficina del banco, que nos concedieron un 120 por ciento del altísimo valor de la vivienda. Cierto que, como prestatarios, tendríamos que habernos informado  pero desde luego no por lo que decían los periódicos. Y eso que los economistas tienen muchos estudios.

Menos mal que mi mayor ha aprendido y antes de subirse al andamio tuvo claro que quería ir a la universidad. Es dependiente en una tienda con un contrato de 20 horas que nunca bajan de 40 en extraordinarias, todo legal. Tiene una beca que ahora el Ministerio le exige devolver por no cubrir los requisitos de nota media mínima en el curso pasado. Y es que le pillaron plagiando un trabajo que tuvo que entregar en pleno inicio de temporada de rebajas y eso en la universidad no se perdona.

Este año tendrá que aparcar los estudios pero no se rinde y ya nos advierte al padre y a mí de que si aquí no encuentra nada de lo suyo –es sociólogo- hace las maletas y se va del país. Inquieto y aventurero, siempre ha sido así. Lo que me preocupa es no volver a verlo porque ya nos cuesta dios y ayuda visitarlo ahora.  Cuando entran los periodos fuertes de ventas mi niño sube y baja la persiana de la tienda los siete días de la semana así que cogemos el coche y vamos a verle, aunque el viaje sea un infierno de largo, pero no está la economía para coger autopistas de pago ni aves ni aviones… En la vida hemos pisado uno.

Afortunadamente vamos tirando y no nos quejamos. Cabemos bien en el piso de mi padre, que cobra una pensión con la que sobrevivimos los cuatro. Este año se la han subido 1,80 euros y mi marido y yo hemos convenido que el hombre se merece poder desayunar fuera de casa al menos una vez al mes… lo que le quede de vida.

Porque tiene cáncer desde hace 15 años. Le dijeron que era candidato a participar en un programa de ensayo con humanos de un fármaco que había mostrado eficacia en ratones pero al final el equipo que lo estaba investigando se quedó sin financiación. Me da pena… más que por él, que está mayor, por los enfermos que pudieran haberse beneficiado de los avances probados en mi padre.

Más buenos no hemos podido ser y por eso nos gustaría ser justamente recompensados con un algún cambio positivo en nuestras vidas, alguna mejora, alguna medida aprobada por el Gobierno que nos ayude a superar este bache del que no acabamos de salir desde que nuestra vida empezó a derrumbarse hace diez años. Y eso que todos los años nos portamos bien. Nos portamos muy bien.

 

 

Soy periodista, mamá, runner, flexitariana y... obstinadamente reflexiva. Me dedico a la comunicación corporativa y escribo un blog sobre vida sana. Si me dejas... te engancho a todo. Sígueme.

Vivir en la piramide
facebook.com/vivirenlapiramide/
twitter.com/estherontiVELP
instagram.com/estherontivelp/