Ven al Parque de las Ciencias
Con la herramienta digital 'City Sentinel'

La capital y Emasagra analizan muestras de agua residual para detectar zonas de Covid

Ciudadanía - IndeGranada - Domingo, 24 de Octubre de 2021
Te lo contamos.
P.V.M.
El Ayuntamiento de Granada y la empresa municipal de agua, Emasagra, han colaborado desde el inicio de la pandemia con la toma de 228 muestras de aguas residuales y su posterior análisis para detectar posibles zonas de contagio de Covid19 en la capital. Esos datos, que el alcalde de Granada y presidente de Emasagra, Francisco Cuenca, ha valorado como “muy relevantes para el estudio del comportamiento del virus”, están siendo ahora analizados en profundidad  por el Grupo Local de Trabajo para coordinar acciones frente al Covid impulsado por el Ayuntamiento con el fin de contar con “nuevas herramientas para marcar un camino eficaz y resolutivo que permita derrotar definitivamente al virus y actuar con diligencia ante cualquier otro tipo de situación de emergencia sanitaria que pueda darse en el futuro”. 

“La pandemia de la Covid19 ha puesto de relevancia de manera rotunda la importancia de implantar la monitorización de las aguas residuales como un elemento más del sistema de vigilancia epidemiológica de la población”, ha aseverado el alcalde, quien ha explicado que este estudio se ha llevado a cabo mediante la herramienta digital 'City Sentinel', impulsada desde el Grupo Agbar, al que pertenece Hidralia, socio privado de Emasagra

 
“La pandemia de la Covid19 ha puesto de relevancia de manera rotunda la importancia de implantar la monitorización de las aguas residuales como un elemento más del sistema de vigilancia epidemiológica de la población”, ha aseverado el alcalde, quien ha explicado que este estudio se ha llevado a cabo mediante la herramienta digital 'City Sentinel', impulsada desde el Grupo Agbar, al que pertenece Hidralia, socio privado de Emasagra. 
 
'City Sentinel' ha permitido la toma de 228 muestras en la red de alcantarillado y su posterior análisis en busca de fragmentos de trazas genéticas de Covid19; un dispositivo que sirve a las autoridades sanitarias para detectar las posibles zonas de contagio en la capital y disponer de un observatorio o centinela de la enfermedad, pudiendo sectorizar las medidas y controlar nuevos focos. De hecho, este indicador temprano de la evolución de la enfermedad diferenciado por zonas de Granada permitió el hallazgo en diciembre de 2020 y en los laboratorios del Hospital Clínico de Granada de la denominada cepa británica. 
 
“Los resultados obtenidos en cada punto analizado son incorporados de forma directa a la plataforma digital, donde de una manera intuitiva se pueden poner de relieve las zonas de la ciudad que presentan mayores valores de concentración de trazas del virus SARS-CoV2 en las aguas residuales. El sistema permite consultar de manera gráfica la evolución de dicha concentración y compararla con la información de la pandemia proporcionada por las autoridades sanitarias”, ha indicado el director de Operaciones de Emasagra, Marcos A. Martínez. 
 
De esta manera, la tecnología empleada puede detectar restos del material genético del coronavirus en las aguas residuales y cuantificar su evolución. Y esto es porque, según Martínez, “a pesar de que en estas aguas el virus ya se encuentra inactivo, lo que impide su contagio y propagación, sí está presente y se puede detectar mediante el análisis por técnicas de PCR capaces de entregar datos fiables en menos de 48 horas”. 
 
La experiencia alcanzada en el uso del 'City Sentinel' corrobora que el control de la Covid19 en el agua residual anticipa, de forma factible y a escala municipal, la evolución de la enfermedad en cuanto a su posible tendencia, convirtiéndose en una herramienta fundamental para el seguimiento y gestión de la crisis sanitaria por parte de las administraciones. Se trata de una técnica que tiene en cuenta tanto a sintomáticos como a personas asintomáticas, no es invasiva y, sobre todo, ofrece una visión temprana de la evolución del virus. 
 
También resulta de utilidad en todas las fases de la pandemia: fases iniciales, para la pronta detección de un rebrote; en fase de contención, para evaluar la eficacia de las medidas de confinamiento en cuanto al cambio de tendencia en el número de infectados activos; en fase de desescalada, para monitorizar la ausencia de repuntes tras el relajamiento de medidas (esperando el tiempo necesario para percibir su efecto); y finalmente, en fase de desaparición, para levantar completamente las medidas.