Loading

CGT se congratula por la retirada de amianto en colegios y anima a la comunidad educativa a denunciar centros donde quede este material

Ciudadanía - IndeGranada - Miércoles, 11 de Enero de 2017
El sindicato recuerda que hace más de un año que comenzó a denunciar esta situación y que lo comunicó tanto a la Inspección de Trabajo y Seguridad Social como al comité de Salud Laboral de la Delegación de Educación.

El sindicato CGT se ha congratulado de la retirada de amianto en centros escolares, una medida que había venido reclamando tras denunciar la presencia de este peligroso material. 

En un comunicado CGT recuerda que hace más de un año el sindicato de Enseñanza inició un estudio de centros educativos afectados de amianto e interpuso denuncias  por la existencia de este material, "fibrocemento, altamente nocivo para la salud", en "numerosos" centros educativos como CEIP Santa Cruz de Almuñécar, CEIP Reina Fabiola de Motril, CEIP Eugenia de Montijo y CEIP Los Cármenes de Granada, así como CEIP del Chaparral, tanto a Inspección de Trabajo y Seguridad Social y al comité de Salud Laboral de la Delegación de Educación de Granada. 

CEIP Reina Fabiola. junta_portal averroes

"Fruto de estas y otras denuncias llevadas a cabo por CGT, en Andalucía la Junta ha reaccionado implementando medidas que conllevan la retirada de amianto en algunos de los centros denunciados", destaca.

En concreto el sindicato informa de la próxima retirada de amianto en CEIP Santa Cruz, CEIP Reina Fabiola y CEIP José Hurtado, de Motril y CEIP La Inmaculada de Salar. 

A esos se une, según CGT, la retirada el curso pasado en el colegio del Chaparral.

"Si bien valoramos positivamente estas medidas en los centros citados, no deja de ser cierto que otros muchos permanecerán con el material tóxico intacto. Por lo que instamos a la comunidad educativa en general a comunicarlo a la CGT, si quieren que intervengamos, y a la Junta de Andalucía para que la retirada sea lo más pronta posible. La urgencia de estas medidas es obvia porque con la salud no se juega", apunta el sindicato.