Seamos ejemplares

El Clínico San Cecilio cuenta con una planta solar fotovoltaica que evita la emisión de 50 toneladas de CO2 al año

Ciudadanía - IndeGranada - Lunes, 21 de Septiembre de 2020
La instalación genera una producción diaria media en torno a los 500 kilovatios hora, el equivalente al consumo de unos 20 hogares.
Placas solares instaladas en el hospital.
Prensa hospital
Placas solares instaladas en el hospital.

El Hospital Universitario Clínico San Cecilio de Granada cuenta desde el mes de julio con una nueva instalación solar fotovoltaica para la generación de energía eléctrica de origen renovable. La producción de esta planta, con una potencia pico de 79,2 Kw, está destinada al 100% al autoconsumo y supone un paso más en la mejora de la eficiencia energética del centro hospitalario, según informa el centro sanitario.

Ubicada en las cubiertas de la central térmica del hospital, la instalación ocupa una superficie de 399 m² y está compuesta por un total de 198 paneles fotovoltaicos (126 a una cara y 172 a doble cara) con una capacidad de producción diaria media en torno a los 500 kWh en los meses de mayor radiación solar, es decir, aproximadamente el consumo habitual de unas 20 familias, según el hospital. Desde su puesta en marcha el 9 de julio, ha generado más de 25 MWh de energía de origen renovable, aprovechando las buenas óptimas condiciones climatológicas existentes durante este período.

La energía generada se está empleando en los sistemas de bombeo de agua caliente y otros sistemas auxiliares de la zona industrial del hospital, y se suma a la instalación termosolar ya existente a través de la que se genera la energía con la que se calienta el agua empleada por el hospital.

Su entrada en funcionamiento tiene, además, un importante efecto en la apuesta por la sostenibilidad del hospital, ya que evitará la emisión de 32,5 toneladas de CO2 al año, el consumo de 22 toneladas de carbón y supondrá el equivalente a la plantación de 1.776 árboles. Con ella se produce, por tanto, una reducción en los costes de energía para el hospital y se siguen sumando avances en el cumplimiento de la Directiva (UE) 2018/2002 del Parlamento Europeo y del Consejo de 11 de diciembre de 2018 relativa a la eficiencia energética.

Aumentar el autoabastecimiento

Fernando Zúñiga, ingeniero del área de Ingeniería y Mantenimiento, señala que “estamos ante un proyecto piloto que nos servirá para comprobar la idoneidad de este modelo de producción de energía en el hospital y seguir trabajando en el proyecto futuro de convertirnos en un centro que logre incrementar notablemente su grado de autoabastecimiento, alcanzando en determinados momentos el 100%”.

La planta dispone, según Zúñiga, de “un avanzado sistema de registro de datos de monitorización web en la nube que permite ver en tiempo real y desde cual punto con acceso a Internet su funcionamiento, detectando con agilidad cualquier incidencia en la producción”. Además, la instalación se ha integrado en el sistema de monitorización de consumos del hospital, aportando datos muy interesantes de cara a la mejora de su gestión.

Acreditación medioambiental

El hospital cuenta desde 2018 con un Sistema de Gestión Energética de acuerdo con la norma internacional ISO 50001 integrado con los de Calidad y Ambiental. Su objetivo es la optimización de usos y consumos de la energía necesaria para el desarrollo de la actividad asistencial, al tiempo que reduce las emisiones de CO2 derivadas de la producción de energía.

Dentro de este Sistema se ha diseñado un Programa de Gestión de la Energía a través del que se han registrado los consumos y aplicado diversas medidas de ahorro energético y concienciación. Como resultado de este trabajo y de las iniciativas puestas en marcha, el ahorro de energía consumida en el hospital durante 2019 fue de un 24,1% con respecto a 2017 (último ejercicio antes de ponerse en marcha este sistema), sin que la actividad asistencial se viera mermada en ningún momento. 

Además, el hospital dispone de un Sistema de Gestión Ambiental conforme a la normativa europea vigente, certificado bajo la normativa ISO 14001:2015, así como con el Reglamento europeo 1221/2009 y el Reglamento (UE) 2018/2026, EMAS III. De esta forma, el hospital acredita que realiza una gestión adecuada y equilibrada de la repercusión que su actividad produce en el medio ambiente.