Disfruta de la Feria del Corpus 2019

Condenado un joven en Granada a seis meses de prisión y a reeducación sexual por tocamientos a dos chicas y exhibicionismo

Ciudadanía - Europa Press - Lunes, 25 de Marzo de 2019

La Audiencia Provincial de Granada ha condenado a un joven de 22 años a medio año de prisión por abusos sexuales tras reconocer que realizó tocamientos en plena calle a dos chicas menores de edad, a una de las cuales también mostró el pene por lo que, por un delito de exhibicionismo, entre otros, habrá de estar cinco años en libertad vigilada y pagar una multa por un total de 1.980 euros.

La condena, dictada 'in voce' por el tribunal que lo ha juzgado este lunes en la Sección Segunda de la Audiencia de Granada, se produce tras un acuerdo de conformidad entre las partes, y una vez que el procesado, que habrá de someterse a programas de reeducación sexual, se ha declarado culpable y ha reconocido los hechos.

En la vista, la Fiscalía ha mantenido la calificación de los hechos aunque ha rebajado la petición de penas, que inicialmente elevaba hasta los siete años y nueve meses de prisión, introduciendo las circunstancias atenuantes de reparación del daño --el procesado ha abonado 2.500 euros de indemnización a las víctimas-- y analógica a la enajenación mental. La defensa se ha adherido a la petición del Ministerio Público.

En este sentido, también se lo inhabilita durante ocho años para el ejercicio de cualquier oficio que requiera de contacto con menores, así como a órdenes de alejamiento a al menos 150 metros de las víctimas, que en el momento de los hechos eran quinceañeras, por un total de tres años.

Según el relato de los hechos de la Fiscalía, al que ha tenido acceso Europa Press, sobre las 7,50 horas del 20 de noviembre de 2017, el acusado, de nacionalidad española, abordó por la espalda y de forma sorpresiva a una quinceañera, de origen marroquí, cuando se dirigía con una compañera al instituto, y le tocó los glúteos "con ánimo lascivo".

Aunque ella le recriminó la acción, repitió los tocamientos mientras le decía 'déjate llevar'. Fue la intervención de otro adulto que transitaba por la calle la que "permitió que las menores huyeran".

Pese a que la chica interpuso denuncia acompañada de su representante legal, desde ese día, el acusado la habría "perseguido" a ella y a otra compañera, nacida en Siria, por las inmediaciones del instituto al que van y del domicilio de esta última, a quien ha dirigido expresiones obscenas.

A principios de febrero, la sorprendió sujetándola "fuertemente por el brazo" y se bajó la cremallera del pantalón, "exhibiendo su pene ante la misma con ánimo de satisfacer sus deseos lúbricos", hechos por los que se interpuso denuncia. Tras intimidarla en la parada de un autobús el 14 de ese mes, haciendo gestos obscenos, las chicas dejaron de salir a la calle por miedo a encontrarlo.

Todo ello ha conllevado su condena por la comisión de delitos de abuso sexual, acoso, exhibicionismo, y leves de amenazas y maltrato de obra. La sentencia es firme, según ha hecho constar el tribunal, tras consultar a las partes en virtud de su acuerdo.

Se da la circunstancia, además, de que, el 13 de marzo de 2018 a las 18,17 horas, el joven comenzó a seguir a la adolescente de origen sirio, que ya tenía 16 años, haciéndole comentarios obscenos para, a continuación, abalanzarse sobre ella y tocarle los pechos, lo cual reconoció ante los policías locales que lo detuvieron tras el aviso de un vecino, después de que la víctima pidiera auxilio.