Ven, conoce la provincia de Granada.
CARTA PARA UN TRABAJO ESCOLAR

El confinamiento vivido por una niña de 11 años: 'Salir a las ocho para aplaudir a los médicos y enfermeras que están dándolo todo por nosotros era lo mejor del día'

Ciudadanía - IndeGranada - Sábado, 20 de Junio de 2020
Cerca ya de que finalice el estado de alarma, os ofrecemos una emotiva carta de una niña de 11 años. Se llama Nicolle y la escribió para una tarea escolar que le pedía explicar cómo ha sido el confinamiento. No te la pierdas.
Parte de la carta escrita por Nicolle.
IndeGranada
Parte de la carta escrita por Nicolle.

En la redacción que ofrecemos, Nicolle explica cómo ha vivido el confinamiento, las nuevas formas de recibir clazses, mediante las plataformas por internet o su relación con amigos.

Pese a que ha aprendido a trabajar con las nuevas plataformas digitales para seguir las clases y los exámenes, "yo prefiero estar en clase con mis compañeros, mis profes, porque el contacto diario nos hace más felices con las personas que queremos"

En ella, reconoce que salir al balcón para aplaudir puntualmente a las ocho a los profesionales sanitarios, "que están dándolo todo por nosotros" era ‘"lo mejor del día” y, pese a que ha aprendido a trabajar con las nuevas plataformas digitales para seguir las clases y los éxámanes, "yo prefiero estar en clase con mis compañeros, mis profes, porque el contacto diario nos hace más felices con las personas que queremos".

Y concluye: "Lo hemos aceptado tanto niños como mayores, ha habido muchos cambios, algunos positivos y otros, negativos, pero de todo se sale, a veces, cuesta más, pero seremos una generación fuerte".

Esta es la carta:

Covid-19 por Nicolle

"Soy Nicolle, tengo 11 años, en septiembre de 2019 empecé 5 pero ninguno sabíamos que el 13 de marzo de 2020 España se pararía debido a un virus que ha hecho parar a muchos países; nosotros que somos niños lo hemos llevado bien, ¡mejor que muchos mayores!

Voy a pertenecer a una generación donde el colegio se paró y, a día de hoy, seguimos son clases, quién sabe en septiembre…aún está por ver.

Los profesores se pusieron las pilas y aunque al principio costó, nos enseñaron a trabajar a través de plataformas virtuales, para muchos, nuevas tecnologías, las clases los exámenes, y deberes, todo a través de internet, está bien… pero yo prefiero estar en clase con mis compañeros, mis profes, porque el contacto diario nos hace más felices con las personas que queremos. Nos hemos distanciado, encerrado, no hemos podido celebrar nada, mi cumple los celebré en casa con mis padres, lo demás, todo por videollamadas, salir a las ocho para apluadir a los médicos y enfermeras que están dándolo todo por nosotros era ‘lo mejor del día”.

Así día tras día.

Lo hemos aceptado tanto niños como mayores, ha habido muchos cambios, algunos positivos y otros, negativos, pero de todo se sale, a veces, cuesta más, pero seremos una generación fuerte".