Recicla, para respirar un aire más limpio
Se superaron los límites en dióxido de nitrógeno y partículas

La contaminación en Granada es similar a la de Madrid, Barcelona o Bilbao

Ciudadanía - IndeGranada - Jueves, 4 de Octubre de 2018
La calidad del aire empeoró en 2017, según el informe que el Ministerio de Transición Ecológica ha remitido a la Comisión Europea.
Imagen en la que se observa la boina de contaminación sobre el Cinturón.
Prensa Junta
Imagen en la que se observa la boina de contaminación sobre el Cinturón.

La calidad del aire en España empeoró en 2017 respecto a los niveles de 2016 y aumentó el número de zonas y poblaciones donde se superaron los niveles límite de dióxido de nitrógeno (NO2) y las partículas en suspensión (PM10) aumentaron, según concluye el informe del Ministerio para la Transición Ecológica que el Gobierno ha remitido a la Comisión Europea.

En ese informe Granada figura entre las ciudades españolas con peores registros, a la altura de Madrid, Barcelona o Bilbao. 

Según informa Europa Press, el estudio analiza las zonas con respecto a los valores legislados de dióxido de nitrógeno (NO2), material particulado (PM10 y PM 2,5) y ozono troposférico (O3), plomo (Pb), benceno (C6H6), monóxido de carbono (CO), ozono (O3), arsénico (As), cadmio (Cd), níquel (Ni) y benzo(a)pireno (B(a)P).

En concreto, los resultados apuntan que en 2017 se han superado los niveles de NO2 en ciudades como Madrid y alrededores, Barcelona y alrededores, Granada y su área metropolitana, y Bilbao y su entorno, principalmente por las emisiones del tráfico rodado.



Extraído del informe del Ministerio de Transición Ecológica.

Además se han realizado mediciones indicativas de las concentraciones de otros hidrocarburos aromáticos policlínicos (HAP) distintos al B(a)P y de mercurio en aire ambiente y particulado, así como mediciones de los depósitos totales de arsénico, cadmio, mercurio, níquel, benzo(a)pireno y los demás hidrocarburos aromáticos policíclicos.

La situación de la calidad en lo que se refiere al dióxido de nitrógeno (NO2) empeora ligeramente respecto a 2016, al incrementarse el número de aglomeraciones urbanas que superan los valores legislados.

En concreto, en 2017, el valor límite horario se superó en la misma zona en la que ya lo hizo en el año anterior, y en lo que respecta al valor límite anual, se registraron superaciones en siete zonas, frente a las seis del año anterior.

Las superaciones se producen en grandes ciudades como Madrid y alrededores, Barcelona y alrededores, Granada y su área metropolitana, y Bilbao y su entorno debido a su estrecha relación con el tráfico.

En el caso de Granada, el informe precisa que "el problema de la contaminación se agrava debido a la climatología de la ciudad y a la orografía del terreno que favorecen la acumulación de este contaminante debido a la baja capacidad de dispersion durante la época invernal".

En lo que se refiere a la situación de material particulado (PM10), el informe pone de manifiesto que también ha aumentado el número de zonas que superan el valor límite diario pasando de tres zonas en 2016 a cinco en 2017: Granada y Área Metropolitana, Málaga y Costa del Sol, Villanueva del Arzobispo, Avilés, y Plana de Vic y Terres de L'Ebre.

Los datos de evaluación del valor límite anual señalan que la situación se mantiene respecto al año anterior, siendo una única zona, Avilés, la que presenta superaciones.

Respecto a estas partículas, el informe del Gobierno detalla que en Granada las superaciones de estos niveles también tienen su origen en el tráfico. No obstante, apunta que "el hecho de que las concentraciones más altas se den en estaciones urbanas/suburbanas de fondo (Ciudad Deportiva y Palacio de Congresos) pone de manifiesto que también hay otras fuentes a destacar, como las emisiones procedentes del uso de calefacciones y las actividades de construcción/demolición".

Otros niveles

En cuanto al ozono troposférico (O3), el informe muestra que en 2017 en España se siguieron registrando niveles elevados en zonas suburbanas o rurales, debido en gran medida a la alta insolación y a la emisión de sus precursores (principalmente NOx y compuestos orgánicos volátiles).

La situación es muy similar a la de años anteriores, si bien se aprecia un mínimo aumento en el número de zonas que superan el valor objetivo para la protección de la salud respecto a 2016 (pasan de 35 a 36).

Asimismo, los datos de contaminantes atmosféricos de 2018 registrados hasta la fecha, no han sido aún validados por las administraciones responsables y a falta de que termine el año, muestran cierta mejoría, especialmente en el caso del NO2. Según valora el informe ministerial, esto hace pensar que las medidas que han puesto en marcha algunas administraciones están empezando a dar sus frutos en los niveles de calidad del aire.

El documento incorpora por primera vez un nuevo capítulo, específico sobre la evaluación de la calidad del aire de cada comunidad autónoma así como de las ciudades de Madrid y Zaragoza -que cuentan con redes de medida propias- e incluye también un resumen general de España.

Finalmente, también incorpora las tablas resumen de los planes de mejora de la calidad del aire que han puesto en marcha las autoridades competentes.

Granada se dotó el año pasado de un plan para frenar la contaminación

El problema de la contaminación en Granada se viene arrastrando desde hace años. La capital ya se ha dotado de un plan, aprobado definitivamente en pleno en noviembre del pasado año, para frenar esos episodios y mejorar la calidad del aire. 

El propio informe remitido por el Gobierno central a la Comisión Europea recoge la implementación de este plan. 



Extraído del informe del Ministerio de Transición Ecológica.

Las primeras medidas que se impulsaron fueron: 

  • Instrucción a Licencias para que no se permitan demoliciones, movimiento de tierras en periodos de alta contaminación
  • Traslado a la Junta de la aprobación del Plan y la propuesta de prohibir quema de brozas en periodos de alta contaminación.
  • Instrucción a Inagra para intervenir mediante el baldeo para su ahorro y dedicarlos en zonas en que se produzcan suspensión de polvo.
  • Redacción de un protocolo para episodios de alta contaminación y designación de las áreas y responsables que se incorporan al órgano encargado de gestionar estos.
  • Puesta en marcha del sistema de control de la contaminación con sensores de calidad del aire, para lo que ya se están redactando los pliegos.
  • Material divulgativo (dirigido a escolares, mayores, etc) dirigido a concienciar sobre los problemas que tanto en salud como el medio ambiente genera la calidad del aire que tenemos.

Además, el Ayuntamiento ha recuperado los domingos sin coche, en los que el Centro ha permanecido cerrado al tráfico. Ya se han celebrado dos, el último de ellos coincidiendo con la Semana de la Movilidad.