Loading
Según los agentes, los senderistas sobreestimaron sus posibilidades, no planificaron la ruta y no atendieron al tiempo

La Guardia Civil tuvo que rescatar a 18 de los 22 integrantes de un grupo de montañeros en Sierra Nevada

Ciudadanía - IndeGranada - Lunes, 4 de Septiembre de 2017
El helicóptero del Instituto Armado realizó hasta 6 vuelos con muy malas condiciones climáticas y en zonas escarpadas a 3.000 metros de altitud.
Imagen del rescate.
OPC
Imagen del rescate.

La Guardia Civil ha rescatado este fin de semana a 18 de los 22 montañeros de un club granadino aquejados de diferentes molestias cuando pretendían cruzar Sierra Nevada de norte a sur.

Los montañeros, de entre 50 y 70 años de edad, comenzaron la ruta el pasado sábado por la mañana en en el refugio de Piedra Partida, en el término de Güéjar Sierra, y pretendían acabarla en la localidad de Capileira, haciendo noche antes en el refugio Poqueira, al que no llegaron porque sus problemas comenzaron mucho antes, explica la Guardia Civil.

El primer aviso lo recibe la Guardia Civil sobre las 14.10 horas. El Centro Coordinador de Emergencias 112 alertó de que un senderista necesita ser evacuado de una zona de alta montaña próxima al pico El Cuervo, a unos 3.000 metros de altura, por una lesión de rodilla. 

La Guardia Civil envía el helicóptero y a dos especialistas del Servicio de Montaña a rescatar al montañero; pero, al llegar, se encuentran con tres montañeros más, dos hombres y una mujer, que decían estar aquejados de mal de altura y que sufrían calambres musculares, por lo que hubo que evacuar a los cuatro en dos vuelos.

Esa misma tarde, sobre las 18.30 horas, la Central de Emergencias 112 vuelve a alertar a la Guardia Civil de que unos senderistas tenían problemas físicos en la zona del Puntal del Goterón, junto a la Alcazaba, a unos 3.000 metros de altura: a uno le dolía una mano y la otra decía que se le había subido la tensión. Las dos personas que había que rescatar pertenecían al mismo grupo que los montañeros rescatados por la mañana.

Según informa la Guardia Civil, como las condiciones meteorológicas habían cambiado mucho -se había levantado un fuerte viento y una niebla muy espesa-, ya no eran 2 las personas que debían ser recatadas, sino 14, y por lo tanto era necesario la evacuación inmediata del mayor número de montañeros por orden de gravedad, ya que estos no disponían de equipo para pasar la noche en esas condiciones. 

Los guardias civiles seleccionaron a las personas que iban a ser evacuadas esa misma tarde. En el primer vuelo fueron evacuadas 3 personas y en el segundo, después de varios intentos de acercamiento, 4 más. El resto se quedó a pasar la noche con los dos agentes del Servicio de Montaña hasta que al día siguiente pudieran ser rescatados.

Las condiciones meteorológicas dificultaron el rescate. opc

El helicóptero, antes de realizar la última evacuación del día, voló hasta el refugio de Poqueira, y recogió sacos de dormir para los montañeros y los dos guardias civiles que iban a pasar la noche a la intemperie.

Los rescates del sábado fueron muy difíciles debido a las condiciones meteorológicas de la zona, subraya la Guardia Civil. Todos tuvieron que hacerse mediante apoyo parcial del helicóptero, ya que la zona es muy escarpada y no había donde aterrizar, y  los pilotos tuvieron que ‘pelear’, además, con el fuerte viento y la niebla.

La Guardia Civil aconseja que antes de realizar una travesía de alta montaña hay que consultar el parte meteorológico para la zona; hay que planificar muy bien la ruta y los participantes no tienen que sobreestimar sus posibilidades físicas, como les ocurrió a los 18 montañeros rescatados, con edades entre los 50 y los 70 años.