Piropos poéticos

Intentan robar una plantación exterior de marihuana en Motril haciéndose pasar por guardias civiles

Ciudadanía - IndeGranada - Lunes, 10 de Octubre de 2022
Una agente, en la plantación de marihuana, oculta entre la vegetación.
policía nacional
Una agente, en la plantación de marihuana, oculta entre la vegetación.

Agentes de la Policía Nacional de la Comisaría de Motril han desmantelado una plantación exterior de marihuana localizada en una zona agreste y de difícil acceso cerca de la costa, donde se han incautado de 460 plantas de marihuana. Nueve individuos, desplazados desde una provincia vecina (que la Policía no especifica), intentaron apropiarse de la plantación y fueron sorprendidos por los policías cuando se disponían a cortar y sustraer las plantas.

Según explica la Policía, los agentes recibieron en septiembre información referida a la posible existencia de extensas áreas de cultivo de marihuana ubicadas en un paraje rústico con un acceso difícil y rodeado de una vegetación frondosa. Los policías investigaron el tema y tras lograr averiguar la ubicación de la plantación montaron un dispositivo para localizar y detener a los responsables del cultivo de las plantas de marihuana.

Los agentes sorprendieron a la caída del sol a un grupo integrado por nueve hombres cuyo objetivo era el de robar la producción de marihuana que estaba todavía sin cosechar, haciéndose pasar por miembros de la Guardia Civil. Tras percatarse de la presencia policial, intentaron huir campo a través, pero fueron interceptados.

Los detenidos tienen entre 17 y 39 años y cinco cuentan con antecedentes policiales; dos de ellos acumulan 36 y 27 detenciones. Un tercer integrante del grupo tenía en vigor dos reclamaciones judiciales, una de ellas para su ingreso en prisión, y resultó además que el individuo intentó eludir la acción de la justicia identificándose con un nombre falso en el momento de su detención.

Durante el transcurso de la intervención policial se descubrieron en la parcela de la marihuana 460 plantas, que fueron cortadas e intervenidas. También se les intervino a los detenidos una cantidad importante de herramientas de corte, pasamontañas y ropa serigrafiada con logotipos de la Guardia Civil, además de un cartucho de escopeta sin detonar. Todos los detenidos han quedado en libertad, a la espera de ser llamados para su comparecencia ante la autoridad judicial, salvo el que acumulaba sendas reclamaciones judiciales, que ha ingresado en prisión.