Ven, conoce la provincia de Granada.
Los hechos ocurrieron en julio del pasado año en Chimeneas

A juicio un médico por acosar sexualmente a una enfermera en el consultorio

Ciudadanía - M.A. - Lunes, 9 de Diciembre de 2019
Aprovechó que no había pacientes en las instalaciones, la acorraló e intentó besarla. La Fiscalía pide para el acusado seis meses de prisión.

Consultorio de Chimeneas. web ayto.chimeneas

Los hechos, que inicialmente iban a ser juzgados como un delito leve de coacciones, lo serán finalmente como un delito de acoso sexual en el ámbito laboral. Así lo acordó el Juzgado de Instrucción número 4 de Granada, según la documentación judicial a la que ha tenido acceso El Independiente de Granada

Como relata la Fiscalía en su escrito de acusación, sobre las 13.30 horas del 6 de julio del pasado año, "tan solo 3 días después" de que ella se incorporara para hacer una sustitución, el acusado, "aprovechando que ya no había ningún paciente en el centro", se dirigió a la consulta de Enfermería, situada junto a la suya y, tras acceder, "actuando movido por un evidente y manifiesto propósito de atentar contra la libertad sexual" de la enfermera y "prevaliéndose de su superioridad profesional, le agarró de sus manos al tiempo que le dijo te voy a dar un beso". La enfermera trató de evitarlo y entonces el acusado le soltó las manos y le cogió la cara "intentando atraer la boca hacia la suya con evidente deseo de besarla". No lo pudo conseguir porque ella se echó rápidamente hacia atrás. Él entonces le dijo que "le atraía muchísimo no sólo físicamente, sino por su forma de ser".

El acusado abandonó entonces la sala de Enfermería para dirigirse a su consulta, pero regresó instantes después pidiéndole disculpas. "Presa del miedo", aceptó las disculpas y entonces el médico "intentó nuevamente besarla, sin éxito". Tras esto se marchó de la consulta y del centro de salud. 

Después de que esto sucediera, le envió varios whatsapp, como ya había hecho los días anteriores. En el primero decía que no se iba a perdonar nunca "el mal rato" que le había hecho pasar. Pero en otro posterior, justo cuando la joven estaba presentando una denuncia ante la Guardia Civil, le escribió lo siguiente: "Hola, acabo de ver que has cambiado la guardia del lunes 09, jo, qué mala suerte", acompañado de un emoticono de cara triste. 

La enfermera sufrió una crisis de ansiedad y no solo le cambiaron los servicios para que no coincidiera con el médico, sino que fue cambiada de destino. 

Seis meses de prisión y 6.000 euros de indemnización

Los hechos que protagonizó el médico acusado, F.Z.V., de 59 años, constituyen -según especifica la Fiscalía en su escrito de acusación- un delito de acoso sexual en el ámbito laboral. Pide para él una pena de seis meses de prisión y que indemnice a la víctima, por daño moral, con 6.000 euros. 

La víctima fue cambiada de destino y al acusado le abrieron un expediente, en suspenso en tanto se resuelve la investigación judicial

Cuando pudo abandonar el centro de salud, la joven, de 27 años, llamó a sus padres y estos le aconsejaron que denunciara lo sucedido ante la Guardia Civil y a sus superiores La denuncia ante la Guardia Civil la presentó a las 18.00 horas; también informó de lo sucedido al coordinador de Enfermería de la zona. El SAS, según la documentación consultada por este diario, activó el correspondiente protocolo. La primera medida fue el traslado de la enfermera a otra Zona Básica de Salud para evitar que coincidiera en el trabajo con el acosador, al que abrió un expediente disciplinario. Este expediente quedó en suspenso al activarse la investigación judicial.

Las sesiones del juicio oral, a cargo del Juzgado de lo Penal 5 de Granada, comenzarán el próximo 8 de enero.