Seamos ejemplares
La iniciativa de la Junta llega un día antes de la reunión de la Mesa por la Zona Norte y tras el encierro del Defensor

La Junta exige a Endesa una auditoría externa de todas las instalaciones de suministro eléctrico de la Zona Norte

Ciudadanía - IndeGranada - Miércoles, 9 de Octubre de 2019
El delegado del Gobierno andaluz en Granada defiende el trabajo de los organismos de la Junta para regularizar los contratos de suministro eléctrico en las viviendas de titularidad autonómica, que ha calificado de "espectacular".

El delegado del Gobierno andaluz en Granada, Pablo García, ha remitido esta mañana un requerimiento oficial a Endesa -a través del Servicio de Industria, Energía y Minas- en el que le exige una auditoría completa de las instalaciones eléctricas existentes en las zonas afectadas por los cortes de suministro eléctrico en la Zona Norte.

La iniciativa de la Junta llega un día antes de que se reúna la Mesa por la Zona Norte, de la que forma parte junto a la Subdelegación del Gobierno y el Ayuntamiento y a la que está prevista la incorporación del Defensor de la Ciudadanía, y después de que el responsable de esta última institución, Manuel Martín, haya protagonizado un encierro junto al párroco de La Paz para reclamar soluciones de una vez por todas.

Se suma a otro pronunciamento dirigido a Endesa, el realizado por el alcalde de la capital, Luis Salvador, que ha reclamado a Endesa que aumente la potencia, sugiriendo que técnicamente es posible pero que no se había hecho hasta el momento para no favorecer los cultivos de marihuana indoor a los que la eléctrica culpa de no dar el servicio contratado por sus clientes en este Distrito.

Según ha informado en una nota de prensa la Junta, en el oficio, García reclama que en esta auditoría se incluyan tanto las redes de distribución como las instalaciones de enlace, de manera que los técnicos de la Administración autonómica puedan comprobar la calidad de las instalaciones y acreditar técnicamente el origen del problema. 

El delegado del Gobierno andaluz ha adoptado esta decisión "excepcional" al amparo del Real Decreto 1955/2000, que determina los índices de calidad individual en el suministro eléctrico por parte de las distribuidoras y faculta a la Administración competente a efectuar cuantas inspecciones o comprobaciones considere necesarias para determinar la calidad del suministro en una determinada zona. "Ante la gravedad" de la situación generada en la Zona Norte de la capital, García asegura que "ha querido dar un paso más solicitando a Endesa que externalice esta auditoría, de tal forma que sea una empresa independiente y certificada la que realice este trabajo". 

Se trata de una medida "excepcional" que dice impulsar "ante la gravedad de los cortes"

"Se trata de una medida excepcional, de gran alcance, que implicará que por primera vez una entidad independiente y al margen de Endesa pueda detectar qué está fallando y dónde en el suministro de la Zona Norte, para de inmediato, en cuanto lleguen los resultados, podamos ponernos a trabajar para solucionar cuanto antes este grave problema y exigir a quien tenga la competencia que actúe con urgencia”, ha señalado. El delegado del Gobierno andaluz ha anunciado también que hará públicos los resultados "en cuanto lleguen a nuestro poder para que por primera vez los vecinos afectados, las instituciones y demás afectados puedan saber realmente dónde están los problemas y quién debe atajarlos". 

García ha adelantado esta petición en conversación telefónica con a los responsables de Endesa, con quienes -según destaca la nota de la Junta- "mantiene un contacto permanente". En este sentido, el delegado de la Junta ha agradecido "la disposición permanente de la empresa distribuidora a buscar soluciones ante los apagones y mejoras en la calidad del servicio, siendo consciente de que éste no es un problema de una empresa ni de una Administración concreta, es una situación de emergencia que debe tener una respuesta de calado mediante una actuación conjunta de todas las administraciones". 

El delegado del Gobierno andaluz ha reconocido "la envergadura" de la decisión adoptada, que ha justificado en que "había que hacer algo, lo que estuviese en nuestras manos, aunque sea la primera vez que se aplica, le pese a quien le pese, porque de esta forma podremos tener el diagnóstico certero de si los medios que Endesa está empleando en la zona afectada son los adecuados y así poder determinar de inmediato un plan de urgencia para acabar con la pesadilla de ver a las familias que pagan su recibo de la luz sin suministro".  

Ha asegurado que "la resolución de este problema es una prioridad para el nuevo Gobierno de la Junta de Andalucía". Ha recordado al respecto que "la primera decisión adoptada por los delegados territoriales en su primera reunión de febrero de este año fue crear la Mesa técnica para los cortes de luz en la Zona Norte, donde están representados todos los organismos de la Junta de Andalucía con competencias en la materia y la propia empresa".

"El trabajo desarrollado en estos siete meses ha sido espectacular. Hemos logrado regularizar prácticamente los contratos de suministro eléctrico de todas las viviendas tuteladas por la Junta de Andalucía de la principal zona afectada, que llevaban años en situación ilegal, y estamos dando un impulso enorme al resto de bloques de nuestra propiedad que quedan por regularizar”, ha señalado Pablo García. Esta adecuación de los contratos permite que cada vecino disponga de contador -antes no tenían y eran habituales los enganches ilegales- y de esta forma una garantía de seguridad personal en la instalación para los habitantes de la vivienda y un mecanismo para evitar la generalización de apagones". 

"Ir más allá para saber qué podemos exigirle a Endesa y a las administraciones y elaborar un mapa de puntos prioritarios"

"Pero somos conscientes de que hay que ir más allá, en el marco de nuestras competencias. Por eso he decidido que una entidad independiente inspeccione la calidad de las instalaciones de Endesa para saber qué podemos exigirle a la empresa y al resto de administraciones y poder elaborar un mapa de puntos prioritarios para actuar", ha reiterado.

El Servicio de Industria, Energía y Minas, continúa también su labor de atención al ciudadano con la tramitación de los expedientes de reclamación por cortes de luz que llegan a la Junta de Andalucía, 19 en lo que va de año, según la nota. Estos expedientes relacionados con la mala calidad de suministro o interrupciones que superan los límites del RD 1955/2000 determinan, en los casos acreditados, la obligación por parte de la suministradora de la aplicación de descuentos en la facturación de la electricidad a los usuarios afectados y que reclamaron a la Junta de Andalucía, descuentos que se están aplicando con carácter anual dentro del primer trimestre al del incumplimiento y que tiene como tope máximo el 10% de la facturación anual.  

Por último, el delegado del Gobierno andaluz ha hecho un llamamiento al resto de administraciones o instituciones para que "se alejen de la polémica política y traten de buscar soluciones y actuar conforme les corresponde en el marco de sus competencias, como está haciendo desde el primer momento el nuevo Gobierno de Andalucía".