Sanidad Pública de Andalucía, en las mejores manos

La Junta se personará en la causa por el asesinato de Mar, última víctima de la violencia machista

Ciudadanía - E.P. - Jueves, 17 de Mayo de 2018

La delegada del Gobierno andaluz en Granada, Sandra García, ha condenado el asesinato machista de la joven María del Mar, de 21 años, en el campo de tiro de Las Gabias por el hombre de 24 años que había sido su pareja, y que luego se suicidó.

Una vez que la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género ha confirmado que su muerte es un nuevo caso de violencia de género, "algo que la familia de la joven y su entorno siempre han mantenido", Sandra García ha señalado en un comunicado de condena que el Gobierno andaluz tiene la intención de personarse en la causa abierta en los juzgados.

"Queremos trasladar todo nuestro apoyo a su familia, con la que estos tristísimos días hemos estado en contacto, y todo el respaldo del Gobierno andaluz, que se personará en la causa", ha asegurado la delegada, para quien este crimen machista "es un nuevo golpe, primero a sus seres queridos y luego a toda la sociedad".

El Instituto Andaluz de la Mujer, a través de su coordinadora en la provincia, Ana Belén Palomares, ha estado en contacto con la madre de la joven, a quien ha ofrecido el apoyo del organismo.

"El asesinato de Mar es otro grito más de atención a toda la sociedad para acabar juntos con esta lacra, que golpea también a las mujeres jóvenes y que nos duele y nos indigna", ha indicado la delegada.

Sandra García ha hecho un llamamiento a la unidad para combatir la violencia machista y para construir una sociedad igualitaria. "No vale mirar para otro lado, las instituciones tienen que estar a la altura y la sociedad tiene que estar unida y comprometida", ha precisado García, que ha instado a las mujeres y a su entorno a denunciar para poder frente a la violencia contra las mujeres.

Según García, "es vital que se cumpla y se ejecute el Pacto de Estado contra la Violencia de Género", en tanto en cuanto "las mujeres y la sociedad en su conjunto está clamando por el cese de la violencia machista, un clamor que cada vez es más grande y más esperanzador".