Campaña Cetursa Pasión por la montaña en verano

Un pastor de Escúzar, condenado a un año de cárcel y dos años y medio sin ejercer su profesión por ahorcar a uno de sus perros

Ciudadanía - IndeGranada - Domingo, 24 de Abril de 2022
Se quiso deshacer del animal porque se quedó ciego.
Imagen de la perra, ahorcada en el remolque, publicada en el perfil de Facebook de la asociación 'A este lado del arcoíris'
Imagen de la perra, ahorcada en el remolque, publicada en el perfil de Facebook de la asociación 'A este lado del arcoíris'

Un pastor de Escúzar ha sido condenado a un año de cárcel y a dos años y seis meses de inhabilitación para ejercer su profesión por ahorcar a una perra, Lola, al atarla a un remolque agrícola y dejarla colgada y suspendida en el aire hasta su muerte. Así consta en la sentencia dictada hace unos días por el Juzgado de lo Penal 1 de Granada. 

Los hechos sucedieron en octubre de 2018 y fueron denunciados por Mary Sol Díaz, presidenta de 'A este lado del arcoíris', una asociación educativa y de defensa animal, que llevaba varios meses alimentando a la perra. Mary Sol ha ejercido la acusación particular en un caso llevado por el abogado de AGMADA (Abogados Granadinos por el Medio Ambiente y los Derechos de los Animales) David Sánchez Chaves. 

El pastor alegó ante el juez que "ató a la perra en la cadena del remolque, pero sin llegar al suelo, ya que la cuerda tenía varios metros. Lo hizo con el ánimo de que no fuera con él al campo, ya que no podía llevar más perros, a pesar de que era buena para el trabajo y estaba bien cuidada", cuenta la sentencia. 

Pero una fotografía tomada del animal suspendido del suelo y el testimonio de Mary Sol Díaz "contradicen su versión", dice el juez, que en su sentecia declara probado que el pastor "con ánimo de acabar con su vida, ató una cuerda en su cuello y la colgó en un remolque agrícola que se hallaba en el interior de una nave" del término de Escúzar "provocando que el animal muriera por estrangulación con sufrimiento innecesario e injustificado”. 

Y lo hizo "movido sin duda por el ánimo de deshacerse de ella porque estaba ciega como reconoció la Guarda Civil", añade la sentencia.

De esta forma, el juez declara al pastor "autor de un delito de maltrato animal", y le condena "a doce meses de prisión, con accesoria de privación del derecho de sufragio pasivo , inhabilitación especial por dos años y seis meses para el ejercicio de profesión oficio o comercio que tenga relación con los animales y para la tenencia de estos y pago de las costas".