Recicla, para respirar un aire más limpio
Concentración de condena contra la última que sufrieron dos pediatras y una enfermera en el Materno

Unidos contra las agresiones a los profesionales sanitarios

Ciudadanía - IndeGranada - Jueves, 8 de Noviembre de 2018
Con una multitudinaria concentración profesionales sanitarios condenaron a las diez de la mañana la última agresión sufrida por este colectivo cuando un joven padre insultó, amenazó y golpeó a dos pediatras y a una enfermera el pasado martes, poco después de comunicarle la muerte de su bebé prematuro.
Concentración este mediodía ante el Materno.
P.V.M
Concentración este mediodía ante el Materno.
Convocados por la Junta de Personal, trabajadores y miembros de la dirección del Hospital Universitario Virgen de las Nieves de Granada, con su directora gerente, Pilar Espejo, a la cabeza, se han concentrado este jueves para condenar la agresión sufrida el pasado martes por dos pediatras y una enfermera del Hospital Materno Infantil por parte de familiares de un bebé de 48 días que falleció en el centro.
 
Estos tres profesionales desarrollaban su labor en el área de Neonatología del Hospital Materno Infantil, donde fueron agredidos "verbal y físicamente". Este jueves se han celebrado concentraciones en señal de repulsa a las puertas de este centro y del Hospital San Cecilio.
 
Intolerable. En lo que va de año, tan solo en el Virgen de las Nieves se han registrado un total de 17 incidentes con 19 profesionales agredidos física o verbalmente. Y diez de ellos, registrados en los últimos 30 días.



Una trabajadora leyó un comunicado de repulsa. P.V.M.
Preocupacion sindical. Los sindicatos han expresado su "honda preocupación" por estos hechos que, según afirman desde CCOO, "se repiten con una frecuencia inadmisible", por lo que han querido recordar a la población que el personal del SAS, "con demostrada profesionalidad y responsabilidad", está para solucionar sus problemas de salud. Según los últimos datos que maneja CCOO del registro del Servicio Andaluz de Salud (SAS) de 2017, la tasa de ataques en los últimos once años alcanza el promedio de casi dos agresiones y media diarias en todas las provincias de la comunidad andaluza.

Para el sindicato, este continuo aumento denota "medidas de protección ineficaces", por lo que demanda a la Administración sanitaria la revisión del Plan de Prevención y Atención de Agresiones y el incremento de los vigilantes de seguridad en los centros sanitarios.

Desde el sindicato Construcción y Servicios de CCOO, trabajadores de Securitas se han sumado a las movilizaciones y han denunciado "la falta de efectivos que existe en este Área Sanitaria de la capital". 

Concretamente, "sólo dos profesionales se encargan de la vigilancia de los centros sanitarios Ruiz De Alda, Escuela de Enfermería, Materno Infantil y Licinio de la Fuente, y únicamente un vigilante presta servicio en Traumatología".

Por lo que desde la sección sindical de CCOO en Securitas Granada reclaman mayor dotación de personal de vigilancia "ante el aumento de las agresiones y por que la existente en estos momentos resulta insuficiente".
En el momento de la agresión, ocurrida por la mañana, se activó el llamado botón antipánico, aunque fue necesario esperar a la llegada de los cuerpos de seguridad, en concreto dotaciones de la Policía Local y Nacional que se desplazaron al centro hospitalario. 
 
Se puso en marcha el protocolo de agresiones y, según SATSE, se dio parte a través del correo interno a la unidad de riesgos laborales del Hospital Virgen de las Nieves, que ha adoptado las medidas legales que se derivan de la activación del protocolo.
 
"Debemos de poner  todos los medios necesarios para la concienciación de los usuarios del sistema sanitario, para el buen uso de los medios que el SAS pone a su disposición, ya que no es de recibo, el mal trato físico y/o verbal que deben de soportar de forma tan frecuente los trabajadores", subrayó la Junta de Personal, que reclamó un esfuerzo en todos los ámbitos para acabar con las agresiones a los sanitarios, "cada vez más habituales en los centros asistenciales", al tiempo que pide que se castiguen por la vía de lo penal.

La dirección del Hospital también mostró su condena

Igualmente, la dirección del Hospital Universitario Virgen de las Nieves mostró su más "rotunda condena" a la agresión sufrida por sus tres profesionales mientras desarrollaban su labor en el área de Neonatología del Hospital Materno Infantil.
 
Tras conocer la agresión, la dirección del centro activó el Plan de Prevención y Atención contra las Agresiones del SAS que pone a disposición de sus profesionales asistencia sanitaria y jurídica, así como apoyo psicológico en caso de que lo demanden, y algunos de sus responsables se han entrevistado con los profesionales para interesarse por su estado y ofrecerle su apoyo personal, además del institucional.
 
El Plan de Prevención y Atención contra las Agresiones fue impulsado en 2005 por la Consejería de Salud con el objetivo fundamental de dotar a los profesionales de la sanidad pública de las medidas de seguridad y la formación necesarias para minimizar las posibles agresiones que puedan sufrir en sus centros de trabajo.
 
La Consejería ha recordado que la agresión física o intimidación grave contra profesionales sanitarios en el ejercicio de su función pública asistencial viene recogida en el Código Penal como delito de atentado contra la autoridad, y así se han dictado sentencias en diferentes casos con penas que oscilan entre los 12 meses y los tres años de prisión.
 
El Colegio de Médicos de Granada también mostró su más enérgica repulsa y condena ante los hechos ocurridos y quiso hacer constar que nada "justifica una agresión al personal sanitario. El acto de agredir a un profesional que se dedica a la mejora de la salud de la comunidad debe contar siempre con el rechazo de toda la sociedad, en la medida en que empobrece la convivencia. Desde la concienciación y el reproche social a este tipo agresiones se puede y se debe contribuir también a dignificar la actividad de los profesionales de la salud".