Ven, conoce la provincia de Granada.
Las asociaciones Anaquerando y APDH, la parroquia de La Paz y los vecinos del distrito Norte

La Zona Norte exige a Endesa y al Ayuntamiento que garanticen la luz a personas electrodependientes

Ciudadanía - IndeGranada - Miércoles, 18 de Diciembre de 2019
Las asociaciones Anaquerando y Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDHA), la parroquia de La Paz y los vecinos del distrito Norte de Granada capital que denunciaron a Endesa han exigido a la empresa energética y al Ayuntamiento medidas que garanticen la luz para personas electrodependientes.
  • Se aplaza la vista previa, que tendrá lugar a finales de febrero dada la vía de negociación abierta por Endesa.

  • Demandan al Ayuntamiento de Granada que ponga los medios necesarios de inmediato para que el suministro eléctrico a personas electrodependientes sea posible.

  • Recuerdan que el juicio continúa porque se siguen produciendo vulneraciones de derechos fundamentales en el Distrito Norte de Granada

Tras la celebración de la vista de medidas cautelares contra Endesa por vulneración de derechos fundamentales el pasado 22 de noviembre, tanto las organizaciones como personas demandantes han anunciado esta mañana en una nota de prensa el aplazamiento de la audiencia previa. El señalamiento de la audiencia estaba previsto para el pasado 12 de diciembre, sin embargo, tal y como afirman desde las organizaciones, “Endesa abre una vía de negociación sobre la no interrupción del suministro eléctrico de las personas que se encuentran en una situación de electrodependencia”.
 

Una de las manifestaciones convocadas por los vecinos afectados. GUILLERMO MOLERO

Además, las organizaciones y personas denunciantes han demandado al Concejal de Derechos Sociales de Granada que “el Ayuntamiento ponga a disposición de Endesa todos los medios necesarios para que puedan cumplir con este objetivo.” El grupo de demandantes confía en el interés del ayuntamiento en que estas personas, en un fragilísimo estado de salud, puedan “tomarse las uvas con luz en sus casas”.

 
En un comunicado, las asociaciones denunciantes han exigido al Ayuntamiento de Granada que ponga a disposición de Endesa los medios necesarios para alcanzar este objetivo y traslade un listado de personas que requieren de máquinas conectadas a la luz para vivir.

La instalación de sistemas de alimentación ininterrumpida (SAI) en estas viviendas daría tranquilidad a un centenar de familias y reduciría el impacto de los reiterados apagones del barrio.



Los apagones y la falta de suministro en el distrito Norte de Granada se han convertido en un problema acuciante por el que se ha creado una mesa con participación de las administraciones implicadas y motivó el encierro, el pasado octubre y durante una semana, del párroco de La Paz y del Defensor del Ciudadano, Manuel Martín y Mario Picazo.
Señalan que, de esta manera, se materializaría una de las peticiones que exigían en la pieza de medidas cautelares: La “no interrupción del suministro eléctrico en aquellas casas donde residan personas que tuvieran una situación de electrodependencia severa”. Algo que, por otra parte, ya está haciendo la multinacional con algunos centros de enseñanza que también sufren cortes de luz y que se mencionan en la demanda contra Endesa.
 
No obstante, desde las organizaciones son prudentes e insisten en que “el juicio no ha concluido”. Apuntan a que, independientemente de lo que ocurra, “la principal denuncia que hemos formulado aún se tiene que resolver en tanto que se ordene el cese de los cortes de luz que producen vulneraciones de derechos fundamentales, de los que Endesa es responsable”.
 
Por todo ello, el grupo de demandantes reafirma su confianza en la justicia, espera que comiencen a producirse avances y aguardan a que se reanude el juicio.