Ven, conoce la provincia de Granada.

La CGE explica el descenso del paro por el "inicio tardío de la temporada alta turística"

E+I+D+i - IndeGranada - Martes, 4 de Agosto de 2020

El mercado de trabajo granadino está comenzando a recuperar el tono tras el impacto sin precedentes de la crisis provocada por la pandemia de COVID-19. El mes de julio ha dado un respiro a la economía de la provincia, permitiendo que el desempleo se reduzca en 2.012 personas (-1,95%, lo que deja el total en 101.076) y que la afiliación crezca un 0,91%, sumando 2.933 nuevos ocupados, hasta los 323.864. Estos son los mejores datos laborales que ha registrado Granada en este año atípico marcado por el coronavirus, fruto de la fortaleza del sector servicios, que pese a las dificultades está comenzando a recuperar parte del empleo perdido durante el estado de alarma.

La secretaria general de la Confederación Granadina de Empresarios (CGE), María Vera, asegura que los datos publicados por el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) son “esperanzadores”, pero advierte de que todavía queda mucho recorrido para que la economía de Granada vuelva al escenario laboral previo a la pandemia. “La caída del paro ha sido la más intensa en un mes de julio desde el año 2016, y el aumento de la afiliación el más elevado de los últimos ejercicios, pero esto se debe a la negativa evolución de los meses anteriores y al inicio tardío de la temporada alta turística, que ha retrasado las contrataciones de mayo y junio al mes de julio”, indica.

El sector servicios ha sacado del paro a 1.975 trabajadores, dejando la cifra total de desempleados del sector en 65.949. También han contribuido a la mejora de los indicadores laborales la industria (176 parados menos, hasta los 4.929) y la construcción (que registra 9.508 parados, 143 menos que en junio). Solo la agricultura (+218) y el colectivo sin empleo anterior (+64) han elevado la cifra de desempleados.

Pese a todo, la situación laboral de Granada “sigue siendo muy preocupante”. Basta con echar un vistazo a los datos del año pasado. Al cierre del mes de julio la provincia registraba 101.076 desempleados, un 29,67% más que en julio de 2019. En cuanto a la afiliación, está todavía un 3,62% por debajo de la del año pasado, con 12.163 ocupados menos. “También hay todavía 13.849 trabajadores en ERTEs, cuya recuperación dependerá de la evolución de la economía y de las facilidades que tengan las empresas para retomar la actividad”, indica la secretaria general de la CGE.

“Vamos por el buen camino, pero todavía nos queda mucho trabajo que hacer si queremos que la recuperación sea sólida y se extienda más allá de los meses de verano”, apunta María Vera, señalando que es el momento de sumar esfuerzos desde todos los ámbitos para revertir los terribles efectos de la pandemia.