Descárgate la nueva App de Sierra Nevada

La Audiencia absuelve al alcalde de Algarinejo (PP) de cohecho y revelación de secretos

Política - Europa Press - Martes, 15 de Enero de 2019

La Audiencia de Granada ha absuelto al alcalde de Algarinejo, Jorge Sánchez (PP), y al concejal Ignacio Cáliz de los delitos de cohecho y relevación de secretos por los que fueron juzgados a finales de noviembre, en relación a la supuesta difusión de una carta del anterior regidor del PP Óscar Fernández sobre los motivos que le llevaron a renunciar al cargo.

Fue el anterior regidor quien les denunció a ambos por este asunto y quien ha ejercido la acusación particular en el proceso, pidiendo siete años y medio de prisión y once años de inhabilitación para ambos, mientras que la Fiscalía solicitó la libre absolución.

En la sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, la Sección Primera de la Audiencia considera probado que Óscar Fernández abandonó el cargo de alcalde de Algarinejo en abril de 2103 y que antes de cesar dictó al secretario un documento dirigido a Antonio Cobo Díaz, portavoz del grupo municipal del PSOE.

El documento, que quedó en poder del secretario, se refería a la decisión de renunciar al cargo por motivos personales y valoraba el compromiso del portavoz socialista con su ideología y su pueblo.

El tribunal entiende que no ha quedado acreditado que el contenido de la carta fuera secreta, pues "no contiene información alguna que no fuese conocida por gran parte de la población de Algarinejo", puesto que en ella el exregidor "amén de comunicar su renuncia al cargo de alcalde --hecho público y notorio--, añade que las diferencias políticas no ponderan para él a las personas, que valora el compromiso del portavoz socialista con su propia ideología y con su pueblo y lamenta un suceso ocurrido en las fiestas, que también era público y notorio".

Así, la Sala "no alcanza a comprender qué secreto hay en ello ni por qué debían permanecer tales afirmaciones en un limitado círculo cuando, además, se dictó al secretario municipal y quedó una copia en los archivos del ordenador utilizado para ello".

La Audiencia tampoco ve acreditado que el alcalde y el edil, que han sido defendidos por los abogados Mariano Vargas y Rafael Revelles respectivamente, se apoderaran de la citada carta, pues llegó a ellos a través del secretario municipal, por lo que cree que la acusación particular ha actuado con "notoria ligereza" en este asunto, según consta en la sentencia, contra la que cabe recurso de casación.