Loading
Súbete al Metropolitano de Granada

El Ayuntamiento buscará la fórmula menos gravosa de afrontar el fallo que le obliga a indemnizar a un empresario

Política - Europa Press - Miércoles, 19 de Abril de 2017
El alcalde de Granada, Francisco Cuenca (PSOE), ha señalado este miércoles que el Ayuntamiento buscará la fórmula "menos gravosa" para afrontar la sentencia que le obliga a indemnizar con 1,4 millones de euros al empresario Ramón Arenas por la invasión de un solar de su propiedad en la construcción del pabellón Mulhacén cuando gobernaba el anterior equipo de gobierno, del PP.
 
Cuenca ha señalado a preguntas de los periodistas que esta sentencia del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 4 de Granada supone un "nuevo varapalo" derivado de la gestión del anterior equipo de gobierno, que ha "dañado" a la ciudad en el ámbito económico y urbanístico.
 
El regidor ha mostrado en todo caso su respeto a la resolución judicial y, a la espera de decidir si se recurrirá, ha garantizado que se afrontará esta nueva circunstancia desde el "rigor" y la "transparencia", buscando la fórmula menos gravosa para el Ayuntamiento.
 
En la citada sentencia, consultada por Europa Press, el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 4 de Granada estima parcialmente el recurso presentado por este empresario a raíz de la invasión de 333 metros de una parcela que adquirió para construir un centro de educación preescolar e infantil, el cual no pudo llevar a cabo.
 
Aunque Arenas reclamaba 8,3 millones de euros de indemnización, finalmente el Juzgado ha condenado al Ayuntamiento de Granada a indemnizarle con 1,4 millones más los costes del proyecto, tasas e impuestos municipales pagados lo que, en caso de discrepancia, se determinará en ejecución de sentencia.
 
El contrato de adjudicación del pabellón Mulhacén es uno de los expedientes urbanísticos del llamado caso Nazarí, en el que está siendo investigadas 17 personas, entre ellos el exalcalde de Granada José Torres Hurtado (PP), la exconcejal de Urbanismo Isabel Nieto, además de funcionarios y promotores.
 
Por su parte, el empresario Ramón Arenas se ha mostrado "satisfecho" con esta sentencia al entender que refleja que todo lo que se hizo en relación a este asunto fue contrario a la ley, así como "una grave negligencia del Ayuntamiento".
 
No obstante, ha anunciado que su abogado presentará en el Ayuntamiento de Granada en las próximas horas un documento en el que expone que la indemnización acordada debe ser repetida por el Ayuntamiento a los funcionarios y políticos responsables, "con mas razón" --añade-- cuando el asunto está siendo investigado en vía penal.
 
Ramón Arenas defiende de este modo que "no sean los granadinos los que paguen por los desmanes practicados que se van conociendo" a través del citado caso Nazarí.