Ven al Parque de las Ciencias
El acuerdo abre la puerta a unos nuevos presupuestos

La capital congelará el IBI con unas ordenanzas fiscales más progresivas que gravarán a grandes propietarios

Política - IndeGranada - Lunes, 18 de Octubre de 2021
El gobierno local acuerda con Unidas Podemos unas nuevas ordenanzas fiscales que introducen criterios de progresividad fiscal.
Francisco Puentedura y Ana Muñoz.
J.A./Ayto.Granada
Francisco Puentedura y Ana Muñoz.

El IBI no subirá el próximo año en la capital, según quedará establecido en las ordenanzas fiscales acordadas entre el gobierno local y el grupo de Unidas Podemos Independientes, que introduce criterios de progresividad fiscal como gravar a grandes propietarios de viviendas vacías. 

El documento, que será aprobado antes de fin de año, abre la puerta a la aprobación de los nuevos Presupuestos del Ayuntamiento, según ha informado este lunes el gobierno local. 

La concejala de Presidencia, Ana Muñoz, y el edil de Unidas Podemos e Independiente Francisco Puentedura, han coincidido en que las futuras ordenanzas "favorecen el empleo, impulsan el comercio y la pequeña empresa, apoyan la cultura y, sobre todo, ayudan a las familias más vulnerables"

Han explicado que, “además de congelar los impuestos en 2022, favorecen el empleo, impulsan el comercio y la pequeña empresa, apoyan la cultura y, sobre todo, ayudan a las familias más vulnerables”. 

Tras recordar que el equipo de gobierno ha mantenido desde su toma de posesión el 7 de julio, encuentros con Unidas Podemos Independientes para abordar diversos aspectos de la gestión municipal, Ana Muñoz ha explicado que "una consecuencia más de ese diálogo y ese compromiso por poner en el centro de la gestión a las personas, son estas ordenanzas fiscales que permitirán hacer del Ayuntamiento un aliado de la recuperación económica y no un problema más, si incrementar la presión fiscal  y desplegando un amplio toldo social para las familias más vulnerables de Granada".

En este sentido, la edil ha incidido en que las futuras ordenanzas son fruto del "proceso de escucha permanente" que el actual equipo de gobierno realiza. "Escuchamos a los colectivos, a las asociaciones, a las plataformas y como consecuencia somos capaces de elaborar un documento que cumple con los principios de progresividad fiscal, que están encaminados a ayudar a comercios hosteleros, sector cultural, autónomos o personas desempleadas", ha defendido.

Muñoz, que ha destacado "el indiscutible papel" de Unidas Podemos para la estabilidad del Ayuntamiento, ha afirmado que "con este acuerdo para las Ordenanzas Fiscales damos un paso muy importante para sacar adelante el presupuesto para el 2022, un presupuesto que también queremos que sea el del resto de las fuerzas políticas de este Ayuntamiento, a las que invitamos desde ya a proponer medidas para el que debe ser el año de la recuperación económica para nuestra ciudad".

Unas ordenanzas que recogen la reivindicación de progresividad por parte de UP

Francisco Puentedura, por su parte, ha recordado que "aunque UP no entrara en el gobierno de la ciudad sí íbamos a facilitar la gobernabilidad, especialmente en los temas más urgentes para la ciudadanía y el Ayuntamiento después del terremoto político vivido en los últimos meses". El edil ha señalado que, por tanto, "aunque este sea un acuerdo puntual, nuestra voluntad es seguir avanzando en todas las políticas que sean beneficiosas para la gente como lo será la elaboración de los futuros presupuestos municipales". 

Puentedura ha explicado que este acuerdo permite, en primer lugar, "que no haya subida de impuestos y por tanto se reestructure los ingresos en el Ayuntamiento aplicando criterios de progresividad fiscal luchando contra el fraude y sin aumentar la presión fiscal a grupos de población vulnerables". El edil ha hecho especial hincapié en que "esto implica, no solo que el Ayuntamiento puede mejorar sus ingresos, sino que estos serán estables y por tanto, desde el Consistorio se podrá atender a las necesidades de las personas y los sectores más perjudicados por la crisis del Covid". 

Puentedura ha agradecido al equipo de gobierno por su "predisposición al diálogo" y por haber diseñado conjuntamente estas ordenanzas fiscales en base, mayoritariamente, a las propuestas presentadas por Unidas Podemos.  

  • -El Ayuntamiento compensará la subida de valores catastrales aplicada en 2020, de manera que aumentará los tramos para la bonificación del IBI social para incluir a familias que quedaron fuera.

  • -Se modificará el Callejero Fiscal para aplicar criterios de progresividad fiscal.

  • -Se reducirá la tasa por ocupación de la vía pública y habrá bonificaciones a la tasa de licencia de actividades.

  • -En seis meses se presentará más bonificaciones a tasas municipales que beneficien a las rentas más bajas, al pequeño comercio, a la industria cultural y a pequeños negocios de hostelería y turismo.

Por lo que se refiere a los contenidos del acuerdo, el documento contempla entre otros aspectos, "modificar el Callejero Fiscal con la revisión de los indicadores para calcular la situación a la realidad socioeconómica de cada calle, buscando más criterios de progresividad fiscal" o "la reducción de la tasa por ocupación de vía pública aplicada en el año 2021 así como bonificaciones en la tasa de licencia de actividades para nuevos negocios que se abran en la ciudad, “para ayudar a las familias con rentas más bajas y desempleados y pequeños negocios de la ciudad".

"Asimismo cuanto antes se iniciará una campaña masiva de difusión del IBI Social (para las personas con rentas mas bajas) facilitando procedimientos y trámites administrativos, así como de la cuota cero en la tasa de basuras. Para rentas bajas, favoreciendo así a familias con todas sus integrantes en desempleo o cuyos ingresos dependan de una renta social de inserción social, ingreso mínimo vital o ayuda para desempleados", según se recoge en el acuerdo.

Además en un plazo máximo de seis meses el Ayuntamiento planteará un paquete de medidas que amplíen las bonificaciones a tasas municipales y que beneficien a rentas bajas, al pequeño comercio, a la industria cultural y a los pequeños negocios del sector hostelero y turístico. 

El recargo a viviendas vacías en manos de grandes propietarios no será de aplicación a propietarios de segundas residencias sino únicamente a especuladores y grandes tenedores de viviendas"

Con respecto al IBI, las ordenanzas fiscales para el año 2022 contemplan "el recargo recogido por la normativa a las viviendas vacías en manos de grandes propietarios y entidades financieras o grandes especuladores". En este punto, tanto Muñoz como Puentedura han incidido en que "esta medida no será de aplicación a los propietarios de segundas residencias, sino únicamente a los especuladores y grandes tenedores de viviendas”. Requerirá de la elaboración previa de la ordenanza.

Otra medida que se incluirá en las ordenanzas fiscales para 2022 es compensar la subida de valores catastrales que se había aplicado en el anterior ejercicio. Se hará elevando el tramo máximo por el que se puede aplicar la bonificación de un 90% del IBI Social, subiendo este valor de 60.000 a 62.000 euros. “Así muchas familias que en 2021 se quedaron sin poder acceder a esta bonificación podrán volver a tener derecho a la misma con este cambio de umbral”. 

También están previstos nuevos usos en los tipos diferenciados para los valores catastrales más altos -a partir del millón de euros-.

Puentedura ha hecho hincapié en que esta progresividad fiscal introducida permitirá recaudar en torno a unos dos millones de euros con el IBI "sin que a la inmensa mayoría se le suba el recibo".

Por último, en lo que afecta  a los recibos del agua “se mantendrá para el año 2022 el fondo Covid de 350.000 euros creado por Emasagra para ayudar a los pequeños negocios de la ciudad y familias con rentas bajas más afectados por la pandemia”, concluye el acuerdo.