Un verano en el Parque de las Ciencias.

CGT reclama al Ayuntamiento que desista en la adjudicación del servicio de conserjería de colegios por no subrogar la nueva empresa a los trabajadores

Política - IndeGranada - Martes, 10 de Septiembre de 2019
CGT dice que hay "vicios no subsanables" en la licitación para desistir.
P.V.M.
CGT dice que hay "vicios no subsanables" en la licitación para desistir.

Según CGT, "existen infracciones no subsanables de las normas de preparación/adjudicación del contrato en base al art. 152 de la LCSP, ya que es el propio Ayuntamiento de Granada quien expresó su intención de que las empresas concursaran aceptando la subrogación de la plantilla, y así lo hizo constar en el Pliego de prescripciones técnicas, anexo III, F.3. que habla de las obligaciones del contratista: "Subrogación del personal. En defensa de la estabilidad en el puesto de trabajo y en el empleo, y condicionada a la aceptación de los trabajadores afectados, la empresa adjudicataria de este contrato se subrogará como empleador de las relaciones laborales de los mismos, cuya relación se adjunta, en los términos que resulten legalmente."

De hecho, según explica el sindicato, la empresa adjudicataria, Integra (grupo Clece), "que aún no ha firmado el contrato (pese a las informaciones del concejal)", aceptó expresamente el cumplimiento de estos Pliegos, como así consta en el expediente en el Anexo V que firma la empresa como Modelo de declaración responsable del licitador, que declara literalmente: "Que la empresa a la que representa, cumple las condiciones establecidas legalmente para contratar con la Administración y en concreto las exigidas en los pliegos de prescripciones técnicas y cláusulas administrativas particulares que sirven de base a la convocatoria."

Así mismo, según consta en el expediente, es la propia empresa, al presentar su oferta en el Anexo II del Modelo de proposición Económica, la que firma "todo aquello (la oferta) de acuerdo con lo establecido en los pliegos de prescripciones técnicas y cláusulas administrativas particulares que sirven de base a la convocatoria, cuyo contenido declara conocer y acepta plenamente".

"Lo que le preguntamos al Ayuntamiento -apunta CGT- es cómo puede obviar el incumplimiento de sus propias normas en cuanto a la subrogación de la plantilla, que la propia empresa acepta explícitamente a la hora de concursar. Nos preguntamos cómo desde el mes de mayo, donde el Ayuntamiento ya conocía la intención de la empresa adjudicataria Integra (grupo Clece) de no subrogar a la plantilla, no exige los compromisos a los que llegaron por escrito al concursar con unas normas claras. Hablamos de más de 3 meses donde nadie avisó a los trabajadores afectados, que estaban confiados en continuar al hablarse de subrogación en los pliegos. Donde ni el gobierno socialista en funciones, ni el bipartito de C's y PP han exigido el cumplimiento de los citados pliegos y de las obligaciones suscritas por la adjudicataria".

"La consecuencia es tan dramática, el despido de 17 personas", que según agrega CGT, es "urgente la implicación del gobierno municipal, con el alcalde a la cabeza, para solucionar este desatino". "Estas personas, que tienen nombres y apellidos y familias, han desarrollado una labor esencial en los colegios durante mucho tiempo y toda la comunidad educativa defiende su continuidad, como hemos visto hoy en el CEIP Sierra Nevada, De hecho, los 17 directores de los centros afectados firmaron hace unos días una carta al alcalde con la necesidad de que estos 17 trabajadores y trabajadoras continúen".

CGT considera que "no se puede hacer una política de hechos consumados a sabiendas que se han hecho las cosas mal, conociendo que los trabajadores han recurrido la adjudicación y han pedido como medida cautelar que no se formalice el nuevo contrato y la continuidad en sus puestos de trabajo. Creemos que, al menos, hay motivos y vicios no subsanables en la licitación actual para que se desista de esta contratación si la empresa no subroga, y sacar una nueva licitación, donde se aclare y aseguren la continuidad de estos trabajadores y trabajadoras y que no suponga un drama para estas familias, ni afecte al interés general que supone su no continuidad".

Considera, además, que "la línea de contratación en este Ayuntamiento no puede ser el de a ver quién rebaja más los precios, y más en situaciones como esta donde concursan grandes empresas, como por ejemplo la adjudicataria perteneciente al imperio de Clece, en una situación de depredación empresarial al aprovechar la argucia de tener la acreditación de Centro Especial de Empleo para poder ahorrarse más del 40 por ciento en costes salariales, incurriendo en bajas temerarias, como es el caso, de un 27 por ciento sobre el precio de salida. No puede ser que la oferta económica tenga un peso del 91 por ciento del total de la puntuación. Desde nuestro sindicato consideramos que debería haber unos mínimos, como la subrogación o límites mínimos salariales, que deberían exigirse en los contratos públicos por parte del Ayuntamiento, tal y como recomiendan sus propias instrucciones de contratación sostenibles en vigor desde 2016".

En este punto CGT recuerda que "están cobrando salarios mensuales de 600-700 euros, la mayoría sin tener la jornada completa. Es decir, el Salario Mínimo Interprofesional. Se da la circunstancia en este contrato, que el precio de salida ya se había reducido un 22 por ciento en relación con la anterior licitación, cuando las condiciones salariales se han visto incrementadas en un 20 por ciento debido a la subida en Enero del Salario Mínimo Interprofesional". 

"CGT va a luchar hasta el final por la continuidad de los 17 conserjes escolares, trabajando con el Ayuntamiento para que, en algún momento, este servicio sea remunicipalizado, tal y como está el 65 por ciento restantes de conserjes escolares municipales".