Loading
Avales, la Junta y la incompatibilidad de cargos, marcan el primer cara a cara entre los aspirantes a dirigir el PSOE

Chema Rueda agita el debate

Política - J.I.P. - Martes, 12 de Septiembre de 2017
Análisis del debate entre los tres precandidatos a la Secretaría General del PSOE de Granada.
Rueda, López y Entrena, al inicio del debate.
PSOE
Rueda, López y Entrena, al inicio del debate.

Chema Rueda agitó el primer debate (y ojalá no el último, como quiere la militancia) entre el trío de precandidatos a la Secretaría General del PSOE de Granada, que completan Noel López y José Entrena. Y lo hizo al plantear los tres únicos asuntos que realmente provocaron cierto debate en un encuentro encorsetado –pactado previamente por los aspirantes- que dieron la cara durante las dos horas y media que duró este ejercicio real de democracia interna, que incluyó preguntas de la militancia y bloques temáticos sobre modelo de partido y la provincia.

Así, el polémico número de avales exigidos para ser candidatos, la gestión de la Junta de Andalucía en Granada y la incompatibilidad de ejercer la Secretaría General con cargos institucionales marcaron el primer debate de la historia entre precandidatos a dirigir la organización socialista de Granada.





José Entrena, Chema Rueda y Noel López, durante el debate. IndeGranada

Sobre el escenario del salón de actos del Instituto Hermenegildo Lanz, lleno con cincuenta seguidores de cada uno de ellos, que ovacionaron exclusivamente a su candidato en cada una de sus intervenciones, el sorteo situó a la izquierda de la militancia al secretario general del PSOE de la capital, Chema Rueda; en el centro, al alcalde de Maracena y presidente del Consorcio Vega-Sierra Elvira, Noel López; y a la derecha, al presidente de la Diputación y ex vicesecretario general del PSOE de Granada, José Entrena. Lo moderó la periodista Noelia Sánchez Lorca, de Ahora Granada.

En la primera intervención, Chema Rueda ya aludió al 20 por ciento de avales exigidos a los candidatos para reprocharles a los otros dos aspirantes que votaran a favor de la medida en el Congreso Regional, cuando el Congreso Federal lo rebajó al 3 por ciento para aumentar la participación. Chema Rueda fue el único que votó en contra en el Regional, pese a que la propuesta de fijarlo en el 3 por ciento fue elevada por los socialistas granadinos.

Incomodados por el asunto de los avales, Entrena apenas lo mencionó, en su línea de rehusar el cuerpo a cuerpo, pero se excusó en que sí que votó a favor del 3 por ciento en el Federal, como también dijo Noel López. Ante la insistencia en sus turnos de Chema Rueda, Noel López leyó unas declaraciones de Chema Rueda publicadas en la prensa en la que venía a decir que durante el proceso precongresual no se cambiaban las reglas del juego en un intento de dejarlo en evidencia.

Pero lo que no dijo Noel López es que eran unas declaraciones de hace cinco años, en las que replicaba al entonces socialista y ahora en Ciudadanos Luis Salvador, cuando pugnaba por la dirección del partido con Teresa Jiménez.

Fue el momento de mayor tensión en el debate al recriminar Chema Rueda que a Noel López que con el golpe de efecto “se definía a sí mismo” y decir de Luis Salvador que es un “sinvergüenza”, que “no merece ningún respeto” y muchos “tenían que haberle replicado”.

Primeras medidas. Preguntados por su primeras medidas en el caso de resultar vencedores, Entrena  citó la creación de una comisión de alcaldes y portavoces municipales del partido, Rueda, crear agrupaciones donde aún no existen en la provincia y asistir al pleno de Turón, “donde nunca han visto a un dirigente del partido”. López, tratar de unir al partido.

Sobre la gestión de la Junta de Andalucía en Granada, Rueda se extendió para reclamar no solo presupuestos provincializados, sino mayor autonomía a los delegados de la Junta de los que dijo que no podían ser los que lleven la voz de Sevilla a los territorios, sino la voz de los territorios a Sevilla. Y lamentó la gestión autonómica en la fusión hospitalaria, el mapa educativo y el Metro.

Ante su exigencia de ser también reivindicativo con la Junta de Andalucía –todos coincidieron en serlo ante el Gobierno central-  López fue tibio y dijo que estaba bien la gestión de la Junta, mientras que Entrena dio prioridad a la lealtad institucional.

Sobre la compatibilidad de ejercer la Secretaría General del PSOE con cargos institucionales, Rueda fue claro al subrayar la incompatibilidad de los otros dos aspirantes; de Entrena, como presidente de la Diputación, y de López, como presidente del potente Consorcio Vega-Sierra Elvira y la alcaldía de Maracena.

Noel López también avaló la incompatibilidad de Entrena si es elegido como líder del partido con la presidencia de la Diputación, pero sobre sus cargos, señaló que tomaría las medidas necesarias para dedicarle el 100 por cien al partido.

En su explicación sobre la  posible incompatibilidad de Entrena, el alcalde de Maracena reseñó que el partido no puede depender de las instituciones y en el caso de la Diputación, no se podía estar pactando con otros partidos para buscar consensos para luego criticarlos desde la organización para buscar la vitoria en las elecciones.

Entrena admitió que sería primera vez se diera en caso de victoria que el presidente de la Diputación fuera el secretario general del PSOE de Granada, pero recalcó que era una fórmula de éxito en otras provincias, como la de Jaén, que, según dijo, es la de mayor apoyo al PSOE.

“¿Alguien se cree que el presidente de un Consorcio y el de la Diputación no interfieren en sus cargos en las primarias?, señaló Rueda.

Modelo de partido

Entrena defendió un partido “fuerte, dialogante y reivindicativo”, en el que se sientan representados todos los municipios y comarcas y se impulse la participación de la militancia y de todos los territorios y donde los alcaldes, portavoces y todos los representantes municipales sean a la vez “la voz y el oído” de la sociedad.

López se comprometió a potenciar las agrupaciones, sin distinción entre pequeñas y grande, un partido unido, cuya dirección, agregó, “pise la calle”, y en la que “todos se vean representados, sin vetos ni exclusiones”.  “La forma de demostrar que somos de izquierda es practicar políticas de izquierda”, dijo López quien pidió a la militancia que si “es conformista”, que no le voten.

Para Rueda, el modelo de partido que defendió para Granada es el que resultó ganador en las primarias del PSOE, en las que fue el único que apoyó a Pedro Sánchez, frente al respaldo de los otros dos a Susana Díaz, para lo que asumió la necesidad de “pasar de las palabras a los hechos” y dejar atrás la autocomplacencia. Un partido, subrayó, en el que no se censure la libertad de expresión, con listas abiertas, sin exclusiones, en el que la militancia sea la protagonista, como dijo que había practicado con el ejemplo desde la Comisión Ejecutiva Municipal del PSOE de la capital.

López atacó a Rueda sobre el trabajo en la agrupación de la capital que dirige a lo que este le replicó el aumento de militantes, el ejemplo sobre la convocatorias de asambleas abiertas y la recuperación de la alcaldía.

Rueda señaló que tanto López como Entrena representan el mismo modelo de partido “caduco”

Nada decidido. El debate, para el que no hay confirmación de que vuelva a repetir, dejó claro que nada está decidido en la carrera por la dirección del PSOE provincial y que hay dos modelos claramente diferenciados y tres precandidatos. Además, quien tiene vluntad real de debatir.