Un verano en el Parque de las Ciencias.
Los populares, dispuestos a negociar

PP y Cs negocian la estructura del gobierno mientras sigue la polémica por las exigencias de Vox

Política - IndeGranada - Jueves, 3 de Enero de 2019
Con una cascada de críticas a la formación de ultraderecha por su posición respecto a la lucha contra la violencia de género, las conversaciones siguen y la formación naranja ha enviado una propuesta con entre diez o doce consejerías, creando una de Regeneración.

Imagen de una de las reuniones de la mesa que negoció el acuerdo programático entre PP y Cs. jesús prieto/Europa press

Mientras se suceden las críticas a Vox y esta formación alimenta la polémica insistiendo en su posición respecto a la violencia de género, tanto la ley como las ayudas que se conceden, PP y Ciudadanos avanzan en sus negociaciones. El líder de Ciudadanos en Andalucía, Juan Marín, ha asegurado que su formación ha enviado una propuesta para la estructura del gobierno, con entre diez o doce consejerías, creando una que se llamaría de Regeneración, Justicia e Interior.  

De hecho, según informa Europa Press, ha señalado que va por "buen camino" y que espera que la próxima semana se pueda cerrar ese acuerdo, después de haber firmado el programático, que es el que está dando alas a Vox y avivando las críticas desde la izquierda. 

En cuanto a la polémica generada por el rechazo de Vox a las medidas en materia de género que se incluyen en el acuerdo programático y las condiciones que ha puesto a PP-A y Cs para apoyar el cambio de gobierno en la comunidad, Marín ha señalado que las declaraciones de dicha formación están "fuera de lugar", porque "nosotros estamos hablando de un acuerdo programático entre el PP-A y Cs, que cuenta con 90 puntos y que cumple con el gran objetivo del cambio que reclamaron los andaluces en las pasadas elecciones autonómicas, y si Vox va a condicionar su voto exclusivamente a uno de los 90 puntos es un mal comienzo".

Ha agregado que en el punto 84 del acuerdo se plantea un impulso económico y en medios materiales para proteger a las mujeres que sufren violencia de género y "cualquier declaración que vaya en el sentido contrario no la vamos a apoyar, ni Cs ni ninguna otra fuerza que haya dado su apoyo a la Ley andaluza de lucha contra la violencia de género".

Ha señalado que si Vox decide bloquear el Parlamento o "provocar que haya nuevas elecciones tendrá que explicarle a los ocho millones y medio de andaluces por qué no hay cambio en Andalucía".

"Las palabras de Vox no van a condicionar en ningún momento la posición de Cs", según ha sentenciado Marín, convencido de que cuando Vox entienda las reglas del juego, "seguramente, cambiará su discurso".

Ha señalado que si hay que ir a nuevas elecciones "no será responsabilidad" de los partidos que queremos el cambio y que ya han alcanzado un acuerdo programático y ahora van a hablar de la estructura del nuevo Gobierno andaluz. "Si otros están en las trincheras, en los sondeos y en las elecciones, allá ellos", según Marín, quien ha defendido que Cs está haciendo su trabajo con mucha seriedad y coherencia.

Así se ha pronunciado este jueves Vox: exige negociar

El líder de Vox, Santiago Abascal, ha asegurado este jueves que si PP y Ciudadanos quieren recabar su apoyo en la investidura de Juanma Moreno como presidente de Andalucía tendrán que sentarse a negociar medidas. Tras la polémica generada por su veto a las medidas sobre violencia de género, ha asegurado que Vox defiende lo mismo que proponía Ciudadanos en 2016 y critica a los de Albert Rivera por "veletismo".

En una serie de mensajes en su perfil de Twitter recogidos por Europa Press, Abascal ha recalcado su exigencia de que PP y Ciudadanos se sienten a negociar con Vox para debatir sus propuestas. "Si quieren los votos de VOX, tendrán que sentarse con VOX para escuchar el programa electoral que representan nuestros 12 diputados", ha reclamado.

Según denuncia Abascal, "lejos de cualquier talante negociador" Vox ha recibido en las últimas semanas "insultos, menosprecios, y la amenaza permanente de cordones sanitarios". Así, afea a PP y Ciudadanos que no hayan transigido en su pacto para un Gobierno de la Junta, buscando solo la adhesión de Vox.

"Han repetido que el pacto que ellos han firmado no admite ni el más mínimo cambio. Ni una coma han llegado a decir", ha recordado el presidente de Vox.

Por ello, asegura que su formación no se plantea apoyar el pacto de partidos que le "desprecian". "¿Qué partido va a votar el programa de otros partidos que le desprecian, y además traicionando a sus votantes? VOX, desde luego, no", ha señalado Abascal en un apunte en su perfil de Twitter.

Sobre los temas a tratar, Abascal asegura que no se limitan a la cuestión de la violencia de género y adelanta que también quieren presentar sus iniciativas para una reducción fiscal, "desmontar la administración paralela" o "retirar leyes ideológicas". "Tenemos mucho que decir y lo vamos a decir", destaca.

Desde Ciudadanos, su secretario general, José Manuel Villegas, que participó en las negociaciones con el PP, ha asegurado que si se modifica algún punto del acuerdo programático suscrito, este quedaría roto, insistiendo en que ningún punto es negociable.

Mientras, desde el PP se lanzan distintos mensajes. Mientras que la dirección nacional se muestra abierta a negociar con Vox, mensaje que llega a través de su número dos Teodoro García, Pablo Casado y el PP andaluz ponen el acento en sacar la violencia de género del debate partidista. En cualquier caso, Casado ha advertido de que no aceptará "lecciones de la izquierda", añadiendo con dureza que son partidos que "cenan con terroristas" y "negocian con indepedentistas", según informa Europa Press.

Más alejado de esos postulados se ha mostrado Borja Sémper, portavoz del PP en el Parlamento vasco, quien ha asegurado que existe una "lejanía oceánica" entre su partido y Vox, porque este último "rompe grandes consensos constitucionales". Ha afirmado, en una entrevista con Radio Euskadi, que no empezarán "una guerra" por ver quién tiene la bandera "más grande" y rechaza visiones "esencialistas y nacionalistas de ver España"