Campaña Toca Granada esta Primavera. Patronato de Turismo
Contaminación atmosférica

El aire de Granada vuelve a niveles dañinos para la salud por las partículas en suspensión

Ciudadanía - IndeGranada - Jueves, 1 de Abril de 2021
Las estaciones de medición de la capital registran estos días picos de polución que duplican el máximo permitido por la normativa.
Imagen de la ciudad tomada por la webcam del Ayuntamiento en la carretera de Murcia, a las 13 horas de este jueves.
granada.org
Imagen de la ciudad tomada por la webcam del Ayuntamiento en la carretera de Murcia, a las 13 horas de este jueves.

Granada lleva varios días con niveles de partículas en suspensión que superan en mucho el máximo permitido por la normativa para la protección de la salud humana. El origen está en las masas de aire africano que llegan a la Península, que en Granada y su área metropolitana tienen una especial incidencia en la calidad del aire por su situación geográfica, al pie de Sierra Nevada, que hace de muro y retiene aún más la boina de contaminación por la ausencia de viento. Y la situación se agrava todavía más por la escasez de arbolado que filtre y suavice la concentración de partículas. 

Las estaciones de medición de calidad del aire, tanto las dos de la capital como la del extrarradio, en Armilla, registran desde el inicio de la semana altos niveles de partículas en suspensión, con calificación de aire malo (nivel rojo). Así se refleja en los informes diarios, tanto del lunes, día 29, con aire malo en Armilla y admisible en la capital; del martes, con aire malo en las tres estaciones y picos por encima de los 100 microgramos por metro cúbico (el doble del máximo permitido de promedio diario, 50 microgramos); y también del miércoles, con aire malo en las dos estaciones de la ciudad y admisible en Armilla. 

Informes de los días 30 y 31 de marzo sobre la calidad del aire en Granada, realizados por la Junta, con aire malo el día 30 en las dos estaciones de la capital y la de Armilla, y malo este miércoles, 31, en la dos de la ciudad.

La web de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Granada también recoge el empeoramiento de la calidad del aire en estos días:

La elevada concentración de partículas en suspensión PM10 hacen que el Índice de Calidad del Aire (ICA) que hace un promedio de los principales contaminantes que recogen las estaciones de medición, sea calificado de malo (nivel rojo).Sin embargo, el Ayuntamiento no ha informado a la población, como tampoco lo hizo en el anterior episodio de masas de aire africano, sobre el empeoramiento de la calidad del aire y las consecuencias para la salud pública. 

La última llegada de polvo sahariano se produjo a finales de febrero de este año y principios de marzo, con niveles aún peores que los de estos días, ya que llegaron a triplicar el máximo permitido por la normativa en partículas PM10. 

Efectos sobre la salud

Las partículas en suspensión "son los contaminantes del aire más importantes en términos de peligrosidad para la salud humana, ya que pueden ser inhaladas y penetrar así en el sistema respiratorio; las de menor tamaño (de 2,5 micras de diámetro, o inferior), pueden incluso alcanzar los alveolos pulmonares, lo que les permite de este modo llevar sustancias nocivas a zonas muy sensibles y agravar patologías que pueden conducir incluso a una muerte prematura. De este modo, las partículas (en especial las PM2,5) pueden estar implicadas en el incremento de la mortalidad y de la morbilidad por causas respiratorias y cardiovasculares", explica el Ministerio de Transición Ecológica.

Ante episodios de alta contaminación por partículas, el Ministerio adiverte: "Toda lo población puede experimentar efectos negativos sobre la salud y los grupos de riesgo efectos mucho más serios".

En España son habituales cada cierto tiempo las intrusiones de polvo sahariano, que provocan un incremento de los niveles de material particulado en el aire. Por ello el Ministerio recomienda a la población general "reducir las actividades prolongadas y enérgicas al aire libre, especialmente si experimentas tos, falta de aire o irritación de garganta".

Y a los grupos de riesgo o sensibles a esta polución (personas mayores, asmáticos o con alguna afección pulmonar, etc.) recomienda "reducir las actividades al aire libre y realizarlas en el interior o posponerlas para cuando la calidad del aire sea buena o razonablemente buena".