Medidas adoptadas por la Diputación de Granada ante la pandemia del Covid-19

Condenado un masajista por abusos sexuales a dos clientas del centro de estética en el que trabajaba

Ciudadanía - P. Feixas - Sábado, 22 de Febrero de 2020
La sentencia le inhabilita para ejercer su profesión y establece indemnización para las víctimas.
M.R.
La sentencia le inhabilita para ejercer su profesión y establece indemnización para las víctimas.

Un masajista que trabajaba en un centro de estética de la capital ha sido condenado a cinco años de prisión por abusos a dos clientas durante los masajes. 

La sentencia de la Audiencia Provincial, que le inhabilita para ejercer su profesión durante el tiempo de la condena, establece también que debe indemnizar con 6.000 euros a cada una de sus dos víctimas, a las que le prohíbe acercarse. 

El primero de los casos por el que ha sido condenado ocurrió en marzo de 2017. La víctima llegó al centro de estética tras haber comprado cupones para tratamientos -reafirmante y de manicura- por internet. 

De la primera de las sesiones se encargó una empleada, y fue entonces cuando el ahora condenado le ofreció una oferta con sus masajes. Ella aceptó porque tenía molestias en las cervicales y mareos. 

Según la sentencia, el masajista, con excusas y tras pedirle que se desnudara para la sesión, le masajeó los glúteos y le abrió las piernas manoseándole los abductores. Todo ello pese a las advertencias de la mujer, que le insistió en que su problema era de cervicales. Llegó a manosearle brazos y pechos. 

El otro de los casos por el que ha sido condenado, fue en septiembre de ese mismo año. La mujer sufría dolores de espalda y acudió por ello al masajista. 

Mientras la atendía, le masajeó piernas, abductores y nalgas y, bajo la excusa de que tenía varices, le acercó las manos a las partes íntimas, rompiéndole incluso la braga de papel que llevaba y todo ello pese a la oposición de ésta, que le pidió que parara. 

En sus conclusiones definitivas, las acusaciones, ejercida en uno de los casos por el letrado Antonio Illana Conde, pidieron una pena total de 10 años de prisión, mientras que la Fiscalía solicitó siete años por los dos delitos de abusos sexuales