Medidas adoptadas por la Diputación de Granada ante la pandemia del Covid-19

Granada lidera en Andalucía el uso de calderas de biomasa, que empeoran la calidad del aire

Ciudadanía - IndeGranada - Miércoles, 12 de Febrero de 2020
La provincia cuenta con más de 76.000 instalaciones de este tipo para calefacción, la gran mayoría en hogares.
Jornadas de divulgación de la biomasa en Huéscar.
junta de andalucía
Jornadas de divulgación de la biomasa en Huéscar.

Los granadinos se han convertido en los andaluces que más utilizan calderas de biomasa para calentar sus hogares o también algunos edificios públicos, según los datos ofrecidos este miércoles en unas jornadas de divulgación sobre este material. Las calderas de biomasa emiten menos CO2 que las de combustibles derivados del petróleo o las de carbón, pero, sin embargo, empeoran la calidad del aire al aumentar la concentración de partículas en suspensión y otros contaminantes generados en la combustión. 

Según informa la Junta de Andalucía en una nota de prensa, estas jornadas, celebradas en Huéscar, está enmarcada en el Grupo Operativo Agroforán, y organizada por Cajamar y Tubocás, que han contado con la asistencia de la delegada territorial de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta en Granada, María José Martín.

La provincia de Granada es líder en número de equipos de biomasa tecnificada que utilizan pellet, astilla, hueso de aceituna o cáscara de almendra para producir calor según un informe del Observatorio de la Biomasa, que recoge que son más de 76.000 las instalaciones que hay ya en todo el territorio granadino.

La delegada ha abogado por llevar a cabo "un aprovechamiento basado en la ordenación y planificación de los montes, de manera que se logre una explotación equilibrada y acorde con la potencialidad de los ecosistemas forestales".

La Dirección General de Industrias y Cadena Agroalimentaria otorgó una cantidad total de 247.230 euros de subvención al Grupo Operativo "Agroforán" para la ejecución del proyecto cuyo título es "Producción, transformación y comercialización de biomasa para fines energéticos bajo gestión sostenible", que ha sido presentado en estas jornadas.

Las ventajas que tiene utilizar sistemas de biomasa para calentar son varias, según la Junta. Una de las principales es el ahorro económico que supone para las familias, pues "se reduce de manera notable el importe de la factura energética".

Entre los beneficios destacados de la biomasa también está la menor emisión de CO2 a la atmósfera con respecto a las de combustibles como el petróleo o el carbón, lo que permite reducir el llamado efecto invernadero y el calentamiento global. 

Sin embargo, el uso de calderas de biomasa, especialmente las que utilizan pellets (madera prensada) aumenta la contaminación del aire y la concentración de partículas y otros contaminantes, y empeora la calidad del aire, y hay que recordar que Granada y su área metropolitana es una de las zonas con mayor contaminación por partículas, además de por ozono y NO2.

El ejemplo más claro de la incidencia de las calderas de biomasa en la calidad del aire está en el municipio jienense de Villanueva del Arzobispo, el que presenta mayores concentraciones de partículas de Andalucía, precisamente por la proliferación de calderas particulares de biomasa para calefacción. 

En el caso de Granada, el uso de sistemas de biomasa igualmente es, sobre todo, residencial, aunque también se utiliza en edificios públicos, afirma la Junta. Muchos hogares de Granada capital y de municipios del Cinturón ya cuentan con calderas de biomasa instaladas, aunque también se reparten por el resto de la provincia, según datos de IMGAS Granada.

De los diferentes tipos de calderas de biomasa, la que utiliza hueso de aceituna es la que aporta más poder calorífico. Éste es un combustible que tiene unas excelentes características gracias a su elevada densidad y humedad, dice la Junta.

Además, su importe es también mucho más reducido ya que con dos kilos de hueso de aceituna se produce el mismo calor que con un litro de gasoil y, sin duda, su coste es más bajo.