Campaña Toca Granada esta Primavera. Patronato de Turismo

Finalizan los trabajos anuales de conservación y mantenimiento de la Acequia Real de la Alhambra

Cultura - IndeGranada - Martes, 9 de Marzo de 2021
La senda junto a su cauce es cada vez más transitada desde que empezó la pandemia y las restricciones de movilidad.
El sendero de la acequia tiene unas impresionantes vistas del valle del Darro.
Patronato Alhambra
El sendero de la acequia tiene unas impresionantes vistas del valle del Darro.

El Patronato de la Alhambra y Generalife ha finalizado los trabajos anuales de conservación y mantenimiento de la Acequia Real, uno de los ejes principales del sistema hidráulico que suministra agua al monumento granadino.

La intervención, que se ha centrado en el tramo de 870 metros que actualmente está en servicio desde su recuperación en 2013, ha consistido en la limpieza del cauce de la acequia para evitar su aterramiento, corregir desperfectos, continuar con la restauración de la cubierta vegetal de los taludes adyacentes y consolidar la senda que discurre a lo largo de ella, “algo que es vital para su conservación y mantenimiento”, según ha destacado la directora del Patronato de la Alhambra y Generalife, Rocío Díaz.

Bello túnel para el paso del agua en el camino de la Acequia Real. p.a.

La Acequia Real es un elemento arqueológico y patrimonial de primer nivel, “y continúa aportando importantes servicios ambientales, paisajísticos y socio-recreativos”, ha asegurado Díaz, quien ha anunciado asimismo que el Patronato de la Alhambra y Generalife “trabaja para ir recuperando progresivamente su funcionalidad y esplendor”.

La senda que discurre por su recorrido es cada vez más transitada, sobre todo desde que empezó la pandemia y las restricciones de movilidad, ya que supone uno de los paseos de esparcimiento más bellos del término municipal de Granada, con impresionantes vistas al valle del río Darro, Abadía del Sacromonte y los montes de alrededor. 

Durante siete siglos, la Acequia Real fue la principal arteria que conducía el agua desde el punto de toma, conocido como Presa del Rey o Presa Real, hasta el límite noreste del Generalife, en un recorrido de unos seis kilómetros a lo largo del valle del Darro, y que posteriormente se internaba en la ciudad palatina. La inestabilidad y roturas del terreno propiciaron que, a mitad del siglo pasado, se construyera una nueva infraestructura: un canal subterráneo que tomó el relevo en su función de transporte de agua hasta el Conjunto Monumental de la Alhambra y el Generalife.