Seamos ejemplares

Los sindicatos convocan paros parciales en Correos para el próximo 7 de junio y concentraciones en todas las provincias

E+I+D+i - Europa Press - Martes, 29 de Mayo de 2018
En Granada la concentración tendrá lugar en Puerta Real.

Los sindicatos con representación en Correos (CCOO, UGT, CSIF y Sindicato Libre) han convocado a los trabajadores del operador postal público a secundar paros parciales, de dos horas de duración, el próximo 7 de junio, en protesta por el proceso de "desmantelamiento" y la "precariedad" que, según denuncian, registra la empresa pública, para lo cual se celebrarán concentraciones en todas las provincias andaluzas.

Los paros están programados para las dos últimas horas de los turnos de trabajo de noche y de mañana, y las dos primeras horas del turno de tarde, según han informado los sindicatos en ruedas de prensa celebradas este martes en toda Andalucía.

La convocatoria incluye manifestaciones y concentraciones durante esa misma jornada en distintas ciudades del país y, según avanzan los sindicatos, constituye el inicio de un "proceso de crecientes movilizaciones" en la sociedad postal pública con el que no descartan huelgas generales.

Con estas iniciativas, los sindicatos manifiestan su rechazo al "desmantelamiento" que consideran presenta Correos, consecuencia de "la reducción de las partidas presupuestarias para la prestación del servicio postal universal".

Asimismo, denuncian la "precariedad" laboral de la compañía que, "tras suprimir 15.000 empleos estructurales en la última década, está imponiendo un modelo basado en la eventualidad". Además, reclaman un plan de modernización para la que empresa se "adapte al emergente mercado de la paquetería generada por el comercio electrónico".

Las secciones sindicales de UGT, CCOO, CSIF y Sindicato Libre en Correos han anunciado la convocatoria de dos horas de paro el próximo 7 de junio, así como concentraciones, que en el caso de Granada tendrá lugar en la sede provincial de Correos, en Puerta Real, o en la calle Cruz Conde, frente al edificio principal de Correos en Córdoba, entre otros puntos en Andalucía.

Los sindicatos critican "el nuevo recorte presupuestario de 60 millones de euros previsto por el Gobierno en el proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2018 en la empresa postal pública, que se une a los 120 millones que ya se redujeron el año pasado".

Este nuevo recorte presupuestario ha llevado a los sindicatos a programar un calendario de movilizaciones ascendente que previsiblemente acabará con una huelga general antes de finales de año. Los portavoces de los sindicatos han denunciado la reducción de 180 millones de euros en dos años consecutivos y calificado como una "tomadura de pelo" que se congele la financiación a Correos mientras el Gobierno "se llena la boca" y los políticos aseguran que España se encuentra en un momento de crecimiento económico.

Han criticado la reducción de plantilla en los últimos años, la supresión del servicio en numerosas zonas especialmente en entornos rurales y polígonos industriales, con numerosos cierres de oficinas, así como una bajada real de plantilla de cerca de un 50 por ciento "y una sobrecarga de trabajo que provoca una falta de calidad por exceso de rotación en el personal temporal y la implantación de miles de minijobs".

Asimismo, han criticado el aumento de los contratos de jornada parcial y los 'minijobs' (contratos de baja remuneración y pocas horas semanales), así como los dimensionamientos de secciones, los recortes de personal, la sobrecarga de trabajo y la precariedad laboral. Otro de los problemas es que la plantilla tiene una edad media elevada y las jubilaciones también suponen la destrucción del empleo.

Con todo, consideran que es imposible que la empresa pueda ofrecer un servicio de calidad, y afirman que el Gobierno aprovecha para desprestigiar a la empresa el incumplimiento de los plazos de entrega que se debe a que no dispone de suficientes empleados.

También han recordado que en junio de 2017 los sindicatos mantuvieron una reunión con el Ministerio de Fomento para poner en marcha un Plan Estratégico, pero no han cumplido lo que han prometido. Además, ha asegurado que en otros países europeos se ha apostado e invertido en el servicio postal, con el que ganan dinero, por lo que es posible que siga siendo público.