Campaña Toca Granada esta Primavera. Patronato de Turismo
Ni Ayuntamiento ni Junta de Andalucía han informado a la población sobre los riesgos para la salud

La llegada de polvo sahariano dispara la contaminación por partículas en Granada

Ciudadanía - J. M. M. - Viernes, 26 de Febrero de 2021
La polución duplica estos días el máximo permitido por la legislación para proteger la salud humana y se recomienda no hacer ejercicio intenso al aire libre ni hacer actividades en el exterior para los grupos de riesgo.
Imagen de la calima sobre Granada a través de la webcam de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Granada, ubicada en la Carretera de Murcia, a las 13.11 horas de este viernes.
granada.org
Imagen de la calima sobre Granada a través de la webcam de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Granada, ubicada en la Carretera de Murcia, a las 13.11 horas de este viernes.

La calima se ha instalado en Granada, cuyo cielo en la noche de este viernes no se veía negro, sino gris. Se trata de una masa de polvo sahariano que ha llegado a la Península y ha disparado estos días los niveles de contaminación por partículas en suspensión (PM10), tanto en Granada como en otras zonas andaluzas y españolas, aunque en el área metropolitana granadina, por su situación geográfica, rodeada de montañas con ausencia de viento, la situación se agrava al estancarse las masas de aire y permanecer más tiempo la 'boina' de polución.

La concentración de partículas PM10 llegó este jueves a rozar los 100 microgramos por metro cúbico en la estación de medición de la Junta en Granada Norte, una de las dos ubicadas en la capital, y a superar incluso esos niveles en la de Ciudad Deportiva de Armilla. Esa concentración de partículas duplica el máximo diario permitido por la legislación, 50 microgramos/m3 de promedio en 24 horas, a partir del cual la calidad del aire se considera 'mala'. 

Los informes de calidad del aire de la Junta de este jueves daban calidad 'mala' tanto en la estación de Armilla como en la de Palacio de Congresos y la de Motril, y 'muy mala' en la de Granada Norte, el peor baremo de calidad del aire, debido a la alta concentración de partículas en suspensión (PM10). El viernes, la calidad del aire sigue sigue siendo 'mala' en las dos estaciones de la capital y en la de Armilla. 

 

Evolución de la calidad del aire en las dos estación de medición de la capital: Granada Norte (Avda. Luis Miranda Dávalos) y Palacio de Congresos, donde se observa la elevada concentración de partículas PM10, según la tabla extraída del la página web del Ayuntamiento de Granada dedicada a la calidad del aire. 

Según las previsiones, la masa de polvo africano puede permanecer varios días más. El Ministerio de Transición Ecológica, ante este episodio de alta contaminación por partículas, adiverte: "Toda lo población puede experimentar efectos negativos sobre la salud y los grupos de riesgo efectos mucho más serios".

En España son habituales cada cierto tiempo las intrusiones de polvo sahariano, que provocan un incremento de los niveles de material particulado en el aire. Por ello el Ministerio recomienda a la población general "reducir las actividades prolongadas y enérgicas al aire libre, especialmente si experimentas tos, falta de aire o irritación de garganta". 

Y a los grupos de riesgo o sensibles a esta polución (personas mayores, asmáticos o con alguna afección pulmonar, etc.) recomienda "reducir las actividades al aire libre y realizarlas en el interior o posponerlas para cuando la calidad del aire sea buena o razonablemente buena". 

Sin información en Granada

El Ayuntamiento de Granada no ha informado hasta el momento de estos elevados niveles de contaminación por partículas, únicamente a través del apartado dedicado a la calidad del aire dentro de su página web (granada.org), para lo cual hay que ir salvando varias pantallas para llegar al siguiente aviso del protocolo de actuación ante episodios de contaminación: 

La tabla muestra cuándo se activan las diferentes situaciones previstas en el protocolo. En este caso se trata de elevados niveles de partículas en suspensión, que este jueves han superado los 60 microgramos/m3 en las dos estaciones de medición de la capital (77,71 microgramos de promedio en la de Granada Norte y 60,68 en la de Palacio de Congresos).

Granada ya ha superado la situación de preaviso, ya que que tanto el miércoles como el jueves se superaron os 40 microgramos/m3 de PM10. Para llegar a la situación 2 de aviso hay que rebasar los 60 microgramos/m3 de promedio durante dos días seguidos. 

El cuadro sobre estas líneas recoge las medidas que incluye el protocolo municipal de actuación ante episodios de contaminación atmosférica, como la restricción horaria de uso de las calefacciones comunitarias (que también contribuyen a elevar las partículas en suspensión) o la quema de rastrojos. 

Tampoco la Junta de Andalucía ha informado de la entrada de esta masa de polvo africano y de las consecuencias sobre la salud de la elevada concentración de partículas de estos días. 

Otros ayuntamientos, como por ejemplo el de Madrid, sí han ofrecido este viernes información a la población en la portada de su página web:

Esa ventana de aviso está visible en la portada de la web del Ayuntamiento madrileño y pinchando ahí se puede acceder al siguiente mensaje a a la población: 

Hace dos años, cuando Granada y otras zonas del país sufrieron otro episodio de entrada de polvo sahariano, Ecologistas en Acción denunció la falta de información de las Administraciones públicas a la población y de medidas para la protección de la salud pública. 

Y es que las partículas en suspensión son uno de los principales contaminantes, que en Granada suelen alcanzar concentraciones muy elevadas, que se agravan cuando se producen episodios de polvo sahariano. 

Según explica el Ministerio de Transición Ecológica, las partículas en suspensión "son los contaminantes del aire más importantes en términos de peligrosidad para la salud humana, ya que pueden ser inhaladas y penetrar así en el sistema respiratorio; las de menor tamaño (de 2,5 micras de diámetro, o inferior), pueden incluso alcanzar los alveolos pulmonares, lo que les permite de este modo llevar sustancias nocivas a zonas muy sensibles y agravar patologías que pueden conducir incluso a una muerte prematura. De este modo, las partículas (en especial las PM2,5) pueden estar implicadas en el incremento de la mortalidad y de la morbilidad por causas respiratorias y cardiovasculares".