Campaña Toca Granada esta Primavera. Patronato de Turismo
Pobreza energética

Ofensiva municipal para evitar cortes de luz y agua a familias con dificultades económicas

Ciudadanía - M.A. - Miércoles, 6 de Julio de 2016
El gobierno socialista lleva semanas negociando con Endesa y Emasagra para establecer un marco de colaboración con los Servicios Sociales Municipales.
El alcalde y la concejala de Derechos Sociales.
J.Algarra/Ayuntamiento
El alcalde y la concejala de Derechos Sociales.

El Ayuntamiento de Granada tiene ya los borradores de acuerdo con Emasagra y Endesa para tratar de hacer frente a la pobreza energética, una de las consecuencias más sangrantes de la crisis económica. Para ello, los Servicios Sociales Municipales tendrán un canal de comunicación con las empresas que permitirá identificar a usuarios en serias dificultades y evitar cortes en los suministros básicos.

El alcalde, Francisco Cuenca, ha agradecido la disposición de las dos empresas. El acuerdo ha sido "más fácil" con Emasagra -solo queda la firma- dado que el propio Cuenca preside en su condición de alcalde preside la empresa, y queda aún pendiente con Endesa, fundamentalmente para cerrar aspectos relacionados con la regularización del suministro eléctrico en la Zona Norte. Ese es el escollo a salvar. No es fácil, pero el gobierno local insiste en incluir la respuesta a la problemática de la Zona Norte para cerrar el acuerdo.

"De ninguna manera vamos a consentir que haya familias que pierdan los suministros de luz y agua", ha dicho Cuenca para resaltar que esta negociación ha sido una prioridad para el gobierno local socialista. En esa idea ha abundado la concejala de Derechos Sociales, Jemi Sánchez, al destacar que han abordado un trabajo "que no se había hecho en 13 años" de gobierno del PP.

 

El objetivo general es establecer un marco de colaboración con los Servicios Sociales para que informen a las compañías suministradoras y se paralicen los cortes cuando queden acreditadas las dificultades de las familias. Hasta ahora había "un esfuerzo descomunal" de estos profesionales pero difícilmente se solucionaban estas situaciones porque no existían cauces con las compañías, como ha explicado la concejala de Derechos Sociales. De hecho, como ha recordado Sánchez, el Defensor del Pueblo Andaluz había planteado estas recomendaciones al Ayuntamiento. 

El acuerdo incluye también un régimen especial, con fraccionamiento de pago, tanto en el caso del agua como en el de la luz, para que los usuarios puedan hacer frente a sus deudas antes de llegar a los cortes. 

Problema añadido en el Distrito Norte, "el más vulnerable"

En el barrio hay muchos edificios y viviendas sin contadores y el objetivo es avanzar en la regularización, como fórmula para hacer frente a la indefensión frente a los cortes habituales en el barrio. "No queremos cortes masivos de luz, sino regularizaciones masivas", ha apuntado Jemi Sánchez.

La concejala ha explicado que para lograrlo no es suficiente con ofrecer fraccionamientos de pago a los vecinos del Distrito. Es, como ha recordado, uno de los barrios "más vulnerables" y requiere en algunos casos que se "exonere" a las familias del pago para poder regularizar las instalaciones y el suministro. Ahí está centrada ahora la negociación con Endesa.

Ha insistido mucho, tanto el alcalde como la concejala en destacar que esas exoneraciones se piden exclusivamente para familias en situación económica precaria que quieren regularizar las instalaciones eléctricas, apuntando que "las situaciones extraordinarias requieren medidas extraordinarias y medidas valientes". 

El Ayuntamiento, a través del fondo de emergencias del presupuesto, paga recibos de agua y luz a familias necesitadas. En lo que va de año, ha destinado 9.859 euros a pagar recibos de luz y 7.824 euros a los de agua. El año pasado, para evitar cortes en esos suministro se abonaron 24.500 euros en luz y 11.000 en agua.