Ven al Parque de las Ciencias

El Paseo de Romayla entra en la 'lista roja del patrimonio' de la Asociación Hispania Nostra

Cultura - M.A. - Lunes, 18 de Enero de 2021
El colectivo, dedicado a la salvaguarda del patrimonio español, cree que la estética propuesta para la remodelación es "ajena a la tradición histórica" y pone "en riesgo" elementos históricos.
Vista de la zona, incluido el Hotel Reúma.
Oppidum Eléberis/archivo
Vista de la zona, incluido el Hotel Reúma.

La asociación Hispania Nostra, dedicada a la defensa del patrimonio, ha incluido en su 'lista roja del patrimonio' al Paseo de Romayla, al considerar que el proyecto planteado por la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico, con el Patronato de la Alhambra y el Ayuntamiento de Granada pone en riesgo elementos históricos y añade otros, como la instalación de un ascensor, cuya solución estética crearía "competencia visual" con la Alhambra. 

La lista recoge aquellos elementos del patrimonio cultural español que se encuentren sometidos a "riesgo de desaparición, destrucción o alteración esencial de sus valores, al objeto de darlos a conocer y lograr su consolidación o restauración".

Al proyecto, tal y como está configurado, se han opuesto colectivos como Oppidum Eléberis o la Plataforma para la protección del Valle del Darro.

"Actualmente es un paisaje sometido a un alto grado de abandono y cuya titularidad ha ido pasando progresivamente a manos públicas"

En ficha sobre el Paseo de Romayla, la asociación recoge su historia y descripción. Así, expone que "la ribera izquierda del río Darro, bajo el bosque de la Alhambra, ha sido tradicionalmente un espacio habitado y recorrido por la acequia denominada Romayla. En época medieval, varios molinos colonizaron este espacio que posteriormente pasaron a ser cármenes granadinos con jardines. A lo largo del siglo XX se ha deteriorado, implicando la alteración de algunos de los cármenes tradicionales que existían y la destrucción de buena parte de las edificaciones y estructuras hidráulicas. Actualmente es un paisaje sometido a un alto grado de abandono y cuya titularidad ha ido pasando progresivamente a manos públicas".

Es, como resalta, "una zona de alto valor arqueológico, paisajístico y patrimonial" que, sin embargo, "ha permanecido mucho tiempo en relativo abandono". Al respecto, agrega que el espacio está "muy degradado superficialmente, lo que impide su adecuada interpretación histórica vinculada a la acequia y jardines. 

Razones de inclusión en la Lista Roja:

"Comienzo inminente de las obras y ejecución del Proyecto de urbanización Paseo de Romayla de Ordenación de la ribera izquierda del río Darro bajo el Bosque de la Alhambra, en fase de licitación, y que ha sido redactado por el Ayuntamiento de Granada, que se va a llevar a cabo en los próximos meses, el cual no recoge la totalidad de los elementos hidráulicos existentes en la zona ya que no se ha ejecutado la actividad arqueológica completa, como requiere la Resolución de la Delegación de Cultura de la Junta de Andalucía fechada el día 2 de diciembre 2019.

Se entiende como inviable la ejecución de una obra pública con un presupuesto totalmente cerrado y sin margen de error, tal y como se describe en la memoria, en el que no se puedan adaptar e integrar elementos arqueológicos que estén ocultos y no se hayan descubierto, lo que podría provocar una destrucción de aquellos o su no incorporación al proyecto final.

Por otro lado, el proyecto que se va a ejecutar no recoge en ningún momento la presencia histórica de los jardines y elementos que protagonizaron el lugar, optando por un diseño totalmente ajeno a la tradición del lugar. Además, se plantea la construcción de un edificio escalonado con el objetivo de instalar un ascensor. Este elemento provocará importantes desmontes de la colina de la Sabika, incluso interrumpe y destruye el trazado original de la acequia, reponiéndola posteriormente en una conducción de hormigón con rejilla metálica tramex. Con la intención de ocultar la presencia del ascensor, se plantean una serie de pérgolas que seguramente acaben por dar más presencia a la construcción, creando competencia visual en primer plano con la Alhambra.

También cabe señalar que la mayor parte de la superficie del edificio está destinado a almacén, no se sabe con qué motivo.

Considerando la relevancia histórica del lugar, no se entiende la necesidad de este uso como paseo peatonal, que implica incorporar toda la parafernalia de infraestructuras y mobiliario urbano propias de este tipo de equipamientos, con una estética totalmente ajena a la tradición histórica. 

Junto al Paseo de Romayla, la asociación Hispania Nostra ha incluido en la 'lista roja del patrimonio' a la estación de ferrocarril de Las Cabañas de Castilla, en Palencia; el Molino de la Ciudad de Orihuela; la casa-palacio de los Lázaro o los Thomey, de Zaragoza; el Castillo de Peñaflor, en Toledo; la Casa de Josefa Pérez Maffé, de Melilla; la Iglesia de Santa María de Sarroqueta, en El Pont de Suert; y la Iglesia de San Fabián y San Sebastián de Salamanca.

Más información: