Recicla la ropa que ya no usas. Es un mensaje del Ayuntamiento de Granada
Se podrá visitar hasta el próximo 21 de 2020 en la cripta del Palacio Carlos V

La reina Letizia inaugura en la Alhambra la exposición que dará paso al gran museo bereber de Granada

Cultura - M.A. - Jueves, 5 de Diciembre de 2019
La muestra 'La Granada zirí y el universo bereber' está organizada por el Patronato de la Alhambra y el Legado Andalusí con la colaboración de la Fundación Doctora Leila Mezian.
La reina Letizia, junto a las autoridades, al llegar al Palacio de Carlos V.
alba feixas
La reina Letizia, junto a las autoridades, al llegar al Palacio de Carlos V.

La Alhambra acogerá un gran museo bereber permanente que mostrará los intensos lazos que mantuvo Granada con los pueblos bereberes norteafricanos. Esa influencia que ejercieron tras la llegada a Al-Ándalus es la que se muestra en la exposición "La Granada zirí y el universo bereber" que la reina Letizia inaugura este jueves en Granada. 

Doña Letizia ha llegado a la explanada del Palacio de Carlos V poco después de las 11.00 horas para recorrer la exposición instalada en la Cripta del Palacio de Carlos V y que se podrá visitar hasta el 21 de abril del próximo año. Ha sido recibida por el presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno, el alcalde de Granada, Luis Salvador, el ministro de Cultura en funciones, José Guirao, así como el delegado del Gobierno en Andalucía, Lucrecio Fernández y la consejera de Cultura y Patrimonio histórico, Patricia del Pozo.

Comisariada por el catedrático de Historia Medieval de la UGR, Antonio Malpica, la muestra está organizada por el Patronato de la Alhambra y la Fundación Legado Andalusí con la colaboración de la Fundación Doctora Leila Mezian Benjelloun. Las donaciones de esta mecenas marroquí constituyen buena parte de los fondos de esta exposición, que reúne piezas de colecciones públicas y privadas y que dará paso a un gran museo bereber permanente en el recinto de la Alhambra. 

La reina Letizia, a su llegada al Palacio de Carlos V. Fotos: Alba Feixas

Al-Ándalus de forma general, y de manera particular Granada, mantuvo unos intensos lazos con los pueblos bereberes norteafricanos, que se han prolongado durante centurias. Son influencias mutuas que se verán reflejadas en ambos lados del Estrecho con intercambios humanos, culturales, técnicos, artísticos y comerciales.

Antonio Malpica ha afirmado a El Independiente de Granada que la exposición es "una ocasión única" para "hacer justicia" y "darle voz" al pueblo bereber, "prácticamente desconocido". 

Más de 300 piezas dispuestas en cuatro salas

En la muestra, dispuesta en cuatro salas, se pueden contemplar más de 300 piezas que destacan la cultura material asociada a al-Ándalus, tanto en la taifa granadina como en otros centros de poder de la península y el Magreb.

En la primera sala, según la información facilitada por la Junta de Andalucía, se aborda el origen del mundo beréber, mientras que en la segunda se analiza su influencia en la Península Ibérica y la impronta de la Granada zirí. Así, entre otras piezas, se exhiben el surtidor de fuente con forma de León de la colección del Museo Nacional de Setif, procedente de la Qla de los Banu Hammad, el bote de marfil de la catedral de Narboma, la arqueta de marfil y esmaltes de Santo Domingo de Silos, que se encuentra en el Museo de Burgos, o la colección de piezas del siglo XI del Museo del Louvre, en especial el pequeño fragmento de loza dorada con epigrafía.

El brocal de pozo del Museo de Santa Cruz de Toledo, el tesorillo de moneda del Museo de Jaén o los huevos de avestruz de la necrópolis de Vilarricos de Almería del Museo Arqueológico Nacional, son otras de las obras que acoge esta exposición, cuya sala central gira en torno a las grandes dinastías norteafricanas como son los almorávides y luego los almohades.

La cuarta sala, ubicada en el zaguán y la Cripta, está dedicada a las formas de vida de los bereberes a través de la colección de la Fundación Dr. Leila Mezian, que sirve, además, de prolongación y actualización de la entidad cultural de los amazigues, que si bien han estado situados en el mundo islámico, siempre han contado con una marcada personalidad propia y ofrece el testimonio etnográfico y antropológico de formas de vida tanto campesinas y ganaderas como urbanas y artesanales.

Doña Letizia saluda al público que la esperaba a su salida del Palacio de Carlos V. 

La visita de la reina se ha prolongado durante una hora y media aproximadamente. Desde la Cripta del Palacio de Carlos V, donde ha visitado la exposición acompañada por las autoridades y Malpica, el comisario, ha pasado a los Arrayanes y al Patio de los Leones, para visitar a continuación la Sala de los Reyes, donde la directora del Patronato de la Alhambra y personal de Restaturación le ha explicado los trabajos desarrollados para poder contamplar en todo su esplendor las pinturas. 

Doña Letizia ha pasado después al Peinador de la Reina, donde ha firmado en el Libro de Honor. La reina ha inaugurado el tomo 14 de este libro, cuyas cubiertas ha confeccionado Cáritas. 

La reina Letizia se ha dirigido a unos escolares granadinos para asegurarles que eran muy afortunados por tener tan cerca la Alhambra

Durante su visita se ha hecho selfis con el público que visitaba los Palacios Nazaríes y ha protagonizado una bonita anécdota con un grupo de escolares granadinos que visitaba el Palacio de los Leones. Se ha dirigido a ellos para asegurarles que eran afortunados por tener la Alhambra tan cerca y les ha contado también que sus hijas la han visitado. A este grupo doña Letizia le ha preguntado si querían hacerse una fotografía, y ellos han gritado para responderle con un sonoro 'Sí'.

Antes de dar por finalizada su visita, se ha acercado también al público que la esperaba en la explanada del Palacio de Carlos V, donde se han escuchado tímidos aplausos y un ¡Viva España!. La reina se ha hecho selfis y ha saludado y estrechado manos. Poco antes de las 12.30 horas, concluía su paso por la Alhambra.