Plan Recclaje Diputación de Granada.

El alcalde y el presidente de la Diputación se reúnen este martes con el ministro de Fomento

Política - E.P./IndeGranada - Lunes, 2 de Julio de 2018
El objetivo, conocer la situación real del AVE y los plazos previstos para el soterramiento y la variante de Loja.
Francisco Cuenca y José Entrena.
ep/archivo
Francisco Cuenca y José Entrena.

El presidente de la Diputación provincial de Granada y el alcalde de la ciudad, los socialistas José Entrena y Francisco Cuenca, respectivamente, se reunirán este martes en Madrid con el ministro de Fomento, José Luis Ábalos.

La reunión, que se produce a petición de los representantes granadinos, tiene por objeto conocer la situación real en que se encuentra la línea del ferrocarril Antequera-Granada y los proyectos relacionados con la alta velocidad.

Tanto el presidente de la Diputación como el alcalde de Granada esperan que la reunión con el ministro "sirva para informar a esta provincia de las decisiones que se han estado tomando en el Ministerio de Fomento y sobre los plazos previstos para la reapertura del servicio de ferrocarril".

Otros asuntos sobre la mesa son los planes de Adif respecto al proyecto de alta velocidad que estaba en marcha, la ejecución de la segunda fase, con la variante de Loja y el soterramiento en la ciudad de Granada, la situación del proyecto de conexión Granada-Almería, así como del estudio de viabilidad para la reapertura del ramal Guadix-Baza-Lorca.

En este sentido, los representantes granadinos señalan que desde hace más de tres años, la provincia de Granada "sufre una situación inaudita de aislamiento ferroviario por una decisión irresponsable del anterior equipo del Ministerio de Fomento, que procedió a cortar el tráfico el 7 de abril de 2015, supuestamente por cuatro meses, que se han convertido en tres años y casi tres meses".

Desde entonces, según indican, se han ido dando sucesivas fechas para la reapertura del tráfico ferroviario, con los consiguientes aplazamientos, "pero en ningún momento se ha informado a los representantes institucionales ni a la sociedad granadina de cuál era la situación real, creando una situación de incertidumbre y sin ofrecer explicaciones".