La provincia está en Fitur 2021, porque esta primavera toca Granada.

'Telecinco siempre gana'

Blog - El ojo distraído - Jesús Toral - Viernes, 26 de Marzo de 2021
Imagen extraída del tráiler de la serie documental "Rocío. Contar la verdad para seguir viva"
Mediaset
Imagen extraída del tráiler de la serie documental "Rocío. Contar la verdad para seguir viva"

Ahora va a resultar que Telecinco es el adalid de la justicia suprema contra la violencia machista y que hasta las ministras de izquierdas y las candidatas de derechas aplauden el gesto de apoyar a una mujer que asegura haber sido maltratada por su ex pareja y le acusa asimismo de manipular a sus hijos para separarlos de ella.

Empecemos por el principio: hace dos décadas que Rocío Carrasco y Antonio David Flores se separan, con gran ruido mediático, y mientras él encuentra cobijo en diversos programas de Telecinco que le escuchan sin cesar a golpe de talonario, ella decide mantenerse al margen y lanzar mensajes a través de los colaboradores que defienden a la hija de la cantante en ese mismo canal. Durante veinte años Telecinco nos sirve en bandeja la versión del ex guardia civil al tiempo que engrosa sus cuentas en más de dos millones de euros. Como le sale rentable, presentadores, colaboradores y programas se ponen al servicio del acoso y derribo de Rocío Carrasco, especialmente con el aval de una hija que desde su mayoría de edad apoya la misma versión que todos ellos. 

Justo hace un año, Telecinco da en la diana y consigue cerrar un contrato de entrevista pactada por la cual Rocío Carrasco se embolsa alrededor de dos millones de euros y que deciden disfrazar de serie documental, dándole un nuevo significado a esa palabra, porque nunca antes una serie documental se había reducido a una única entrevista con un personaje

Mientras tanto, los gerifantes de la cadena cada cierto tiempo lanzan la caña a la otra parte para llegar a un acuerdo mediático. Y justo hace un año, Telecinco da en la diana y consigue cerrar un contrato de entrevista pactada por la cual Rocío Carrasco se embolsa alrededor de dos millones de euros y que deciden disfrazar de serie documental, dándole un nuevo significado a esa palabra, porque nunca antes una serie documental se había reducido a una única entrevista con un personaje. En dicho acuerdo, ya en ese momento, se estipula el cese de la relación laboral con Antonio David Flores y cualquier programa del canal. Nos dicen que el dinero no es decisivo para la famosa hija de Rocío Jurado, como si dos millones fueran algo así como calderilla para nosotros, pero lo cierto es que se habla de una deuda con Hacienda de la protagonista de cerca del millón.

Sesenta horas de grabación después, con todo el material en las manos, Telecinco no se plantea despedir al señalado como maltratador, pese a haber escuchado la denuncia de su ex mujer; al contrario, le encumbran, le ofrecen más colaboraciones en programas mientras la cadena trata de ocultar por completo la existencia de la entrevista con Rocío Carrasco con el fin de cerrar antes el contrato con la actual mujer del ex guardia civil para participar en Supervivientes 2021, con cláusulas tan leoninas que si ahora, después de haber estallado la bomba, ella decide echarse atrás, tendrá que asumir un coste demasiado elevado. Así que, Telecinco se ha asegurado después de pactar con Rocío Carrasco el despido de Antonio David que en los próximos meses podrá contar con la versión de su actual esposa  en sus programas a un precio muchísimo más asequible del que ahora mismo tendría estipulado.

Podría haberlo echado en cuanto se hizo la entrevista, por coherencia con esa misma manera de pensar, pero eso no sucedió, al contrario, tuvo presencia en más programas sin que importaran las declaraciones aún no emitidas de Rocío Carrasco

Y en cuanto se emiten los primeros capítulos de la serie, la primera medida del canal es despedir al exguardia civil justificándolo con la denuncia pública de su exmujer. Pese a que este hombre no ha estado condenado por malos tratos, Telecinco da por buena la confesión de la víctima, lo juzga y lo considera culpable en el acto. Podría haberlo echado en cuanto se hizo la entrevista, por coherencia con esa misma manera de pensar, pero eso no sucedió, al contrario, tuvo presencia en más programas sin que importaran las declaraciones aún no emitidas de Rocío Carrasco.

Desde ese momento, esa misma cadena que mostró las imágenes de un presunto abuso sexual al día siguiente de producirse en el programa Gran Hermano y por el que la víctima denunció a su pareja por violación, el mismo canal que ofreció a esa chica 25.000 euros y oportunidad de desarrollo laboral a cambio de que se desdijera, da un vuelco completo en actitud, se posiciona junto a esta nueva víctima de supuestos malos tratos y no hay un colaborador que defienda al ex guardia civil porque todos se posicionan del lado de la hija de la cantante. Claro que, hay que tener en cuenta que en el mismo acuerdo para gestionar la entrevista se habló de la retirada por parte de la hija de Rocío Jurado de todas las demandas a los colaboradores de la productora, algo que ya ha sucedido; así que uno no puede tener la certeza de que ese apoyo tan incondicional sea por convicción o interesado.

Y desde ese momento empieza un circo mediático en el que el cinismo es el combustible de Telecinco para ganar dinero

Y desde ese momento empieza un circo mediático en el que el cinismo es el combustible de Telecinco para ganar dinero. Doce mil euros por anuncio en una noche de estreno de la serie en la que los ingresos se acercaron a los cuatro millones de euros en un canal que convirtió durante veinte años a una mujer en la madrastra de Blancanieves y encumbró a su exmarido y ahora, apelando a que se equivocó, sin ningún gesto de autocrítica, hace justo lo contrario con la misma inclemencia. Como se equivocó al condenar a Rocío Carrasco como mala madre, condena ahora a Antonio David como maltratador; como ella intentó suicidarse por la presión mediática, ahora esa misma presión se traslada al otro implicado. ¿Alguien se ha planteado lo que sucedería si, de la misma manera, se le ocurriera quitarse la vida a este hombre en estos momentos? Y para remate, como estamos en campaña electoral en Madrid, los más avezados, como Irene Montero o Rocío Monasterio, se apresuran a participar en el circo mediático con el fin de ganar votos fáciles.

Al margen de quién tenga razón, que debería ser la Justicia la única encargada de determinarlo, es evidente que la protagonista de la entrevista ha ganado mucho dinero y el acusado por ella también, lo cual reduce su grado de víctimas, y pese a que el coste emocional de esos pagos lo tendrán que asumir quienes lo han recibido, no hay duda de quién es el que más se beneficia a coste cero: Telecinco, con ingentes cantidades económicas por publicidad, con audiencias millonarias pegadas a un culebrón que intentarán estirar al máximo hasta exprimir a todos los protagonistas. Da igual del lado de quién se ponga cada uno porque en cualquier caso, el rédito irá a parar a las mismas manos. Así que hoy darán la razón a uno y mañana a otro y, además, seguirán tratando de convertirse en defensores de las mujeres, cuando su trayectoria más cercana en el tiempo pone de manifiesto lo poco que le importa esta causa, excepto si le hace ganar dinero. 

Ya no es suficiente con los realities, ni con los programas en los que se pactan las supuestas situaciones reales, ahora se trata de ir a la yugular de las familias populares, como los Pantoja o los Jurado

Ya no es suficiente con los realities, ni con los programas en los que se pactan las supuestas situaciones reales, ahora se trata de ir a la yugular de las familias populares, como los Pantoja o los Jurado. Teniendo en cuenta que Telecinco es la única cadena que paga por las exclusivas, una vez que los artistas no ingresan lo mismo que cuando estaban en su máximo apogeo o que sus descendientes ven cómo se van reduciendo los beneficios, parece que los protagonistas están abocados a pactar con este canal o con alguna revista. A menos que los espectadores digamos basta ya, apretemos el botón del mando a distancia hacia cualquier otra opción y dejemos de asistir al bochornoso espectáculo de ver cómo se sentencia a un hombre o a una mujer que, por mucho que nos quieran hacer ver, no representan a la sociedad. Los juicios, en el Juzgado.

 
Imagen de Jesús Toral

Nací en Ordizia (Guipúzcoa) porque allí emigraron mis padres desde Andalucía y después de colaborar con periódicos, radios y agencias vascas, me marché a la aventura, a Madrid. Estuve vinculado a revistas de informática y economía antes de aceptar el reto de ser redactor de informativos de Telecinco Granada. Pasé por Tesis y La Odisea del voluntariado, en Canal 2 Andalucía, volví a la capital de la Alhambra para trabajar en Mira Televisión, antes de regresar a Canal Sur Televisión (Andalucía Directo, Tiene arreglo, La Mañana tiene arreglo y A Diario).