Campaña Toca Granada esta Primavera. Patronato de Turismo

La colaboración vecinal permite desmantelar plantaciones de marihuana en cuatro viviendas de Padul y Dílar

Ciudadanía - IndeGranada - Martes, 26 de Mayo de 2020
guardia civil

La Guardia Civil ha desarticulado durante este pasado fin de semana cuatro plantaciones de marihuana en las localidades de Padul, donde se han desmantelado tres, y de Dílar, donde se ha desmantelado uno, gracias a la colaboración vecinal que ha sido la que ha puesto a los agentes sobre la pista de la droga, informa la Comandancia de Granada. 

En estas cuatro actuaciones contra el cultivo ilegal de droga la Guardia Civil ha intervenido 838 plantas de cannabis sativa y ha puesto a disposición judicial a siete personas, cinco detenidas y dos investigadas, como presuntas autoras de un delito contra la salud pública por cultivo de droga y otro de defraudación de fluido eléctrico.

La primera actuación tuvo lugar en Dílar, donde las quejas vecinales por los malos olores sirvieron a los agentes para localizar una vivienda donde se sospechaba que sus moradores se dedicaban a producir marihuana. Una vez hechas las gestiones oportunas, la Guardia Civil registró dicho domicilio y encontró que el dormitorio se había convertido en un invernadero donde crecían 68 plantas de cannabis sativa.  

Las tres siguientes actuaciones se realizaron en la localidad de Padul, con lo que concluyó una investigación de varias semanas vigilando las tres viviendas sospechosas hasta tener la certeza de que en ellas estaban cultivando cannabis y elaborando marihuana. También fueron los vecinos los que ayudaron a la Guardia Civil a descubrir estas plantaciones, precisa la Guardia Civil.

Cada habitación, un proceso

En la primera vivienda los guardias civiles encontraron 148 plantas y detuvieron a un hombre de 38 años de edad y a una mujer de 46. Esta pareja, a tenor de lo descubierto, había diversificado el proceso: en una habitación de la vivienda crecían de manera intensiva 50 plantas dentro de armarios de lona perfectamente habilitados para ello; en una segunda habitación ya estaban en proceso de secado otras 91 plantas de cannabis sativa; mientras que en el patio crecían 7 plantas de mayor tamaño. Los agentes además descubrieron 295 gramos de marihuana ya elaborada.

En la segunda vivienda la Guardia Civil comprobó que el cultivo también estaba diversificado. Los agentes localizaron 89 plantas en una de las habitaciones; 13 plantas en una terraza y 24 más pequeñas en un vivero, con la intención de que la producción no parara. Aquí también fue detenida una pareja, él de cuarenta y cuatro años de edad y ella de cuarenta y dos.

En la última intervención los guardias civiles encontraron una plantación con 282 plantas en el garaje de la vivienda, donde el coche había dejado su sitio a las plantas, y detuvieron a un hombre de 54 años de edad.

En las cuatro actuaciones la Guardia Civil ha contado con la colaboración de la empresa Endesa, cuyos técnicos han ayudado a localizar los puntos donde los detenidos habían hecho sus enganches ilegales y los han desmantelado.