Deposita la basura a su hora

Equo Granada cree que el Decreto de Sequía no servirá de nada si no se cambia el modelo "mercantilista" de gestión del agua

Ciudadanía - IndeGranada - Martes, 16 de Enero de 2018
La formación verde aboga por promover un consumo responsable y no fomentar más cultivos de regadío, entre otras medidas.
Vista parcial del embalse de Canales.
andarines
Vista parcial del embalse de Canales.

La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir solicitó a finales de diciembre al Gobierno que aprobara un nuevo Decreto de Sequía. Esta medida, que entraría en vigor en breve y que declararía la situación de sequía prolongada, permitiendo restringir el uso del agua, es criticada por Equo Granada porque "no entra en un análisis de fondo y global" que permita una gestión sostenible del agua. 

Según explica Equo en un comunicado, el decreto de sequía responde a una idea básica: "la sequía es inevitable" y se ocupa de los recursos hídricos conforme a "un modelo clásico de mera explotación y control en vez de un modelo de buena y sostenible gestión".

En ese "modelo erróneo de explotación del agua se limitan a cuantificar las existencias y no se entra en un análisis de fondo y global, ya que no considera los mecanismos de compensación de los déficits anuales, pues en la norma no se encuentran ni medidas concretas ni tan siquiera recomendaciones hacia propuestas de acción concretas de contención de las repetidas sequías, ni de contención del estrés hídrico en periodos de normalidad", afirma el partido 'verde'.

Equo Granada entiende que para trabajar contra la sequía hay que actuar con medidas políticas como promover reforestaciones, hacer lucha efectiva contra la desertificación o el abandono de tierras de cultivo, o considerar el incremento de las emisiones de CO2, que generan contaminación atmosférica, lo que termina influyendo en el ciclo hidrológico. Debe abandonarse, dice Equo, "el modelo de mercantilización del agua y debe hacerse frente a la situación de millones de pozos ilegales que agotan nuestros acuíferos".

En el decreto se cuantificarán las precipitaciones de los últimos años y la bajada de precipitaciones registrada y en cambio, critica el partido ecologista, "no se indica que casi todas las precipitaciones habidas se producen en forma de tormentas, concentrándose las precipitaciones anuales en pocos días del año, en unas horas".

Desde Equo Granada señalan que este aspecto es fundamental desde el punto de vista sociopolítico, pues atestigua que en las últimas décadas han desaparecido buena parte de las precipitaciones ciclónicas y orográficas, siendo esto "esencial para entender la crisis ecológica actual, ya que equivale a dar contenido al concepto local de cambio climático, enriqueciéndose la realidad política y el discurso político de Granada", indica.

Los organismos de cuenca, por medio de los sucesivos decretos de sequía, en definitiva, "están avisando de la reducción continuada de las masas de agua en las últimas décadas, lo que implica nuevas reducciones de los volúmenes de extracción autorizados, lo cual afecta a empresas y particulares y a sus actividades".

Cambiar el modelo de consumo

La coportavoz de la formación verde, Sandra Álvarez, advierte de que hay problemas estructurales de orden social que interfieren y afectan al ciclo hidrológico y recuerda que factores como el modelo de consumo, son fundamentales, de forma que, si la ciudadanía ejercita un consumo de alimentos cercanos y locales se produciría un beneficio medioambiental notorio.

La reducción de tamaño de las masas de agua también supone una paralización de los expedientes de autorización de proyectos de nuevas actividades y eso genera una merma de los ingresos de la administración, explica Equo, al caer y reducirse el número de concesiones a futuro. El decreto restringe y penaliza determinados usos, de forma que muchas explotaciones agrarias y ganaderas en medio rural no dispondrán del volumen de aguas necesario para mantener su actividad, según la formación política.

Desde Equo Granada desaconsejan la implantación de medidas sancionadoras de tipo económico, "pues incrementan el riesgo y ventura de las actividades empresariales existentes". Igualmente, Equo Granada solicita a la Administración que informe con antelación de las ayudas contenidas en Reglamento (UE) nº 702/2014, de la Comisión, de 25 de junio de 2014, a explotaciones agrícolas, ganaderas, forestales y relacionadas con ellas y que son susceptibles de sufrir los efectos de la sequía, recomendando la formación ecologista que la Administración debería fomentar los cultivos de secano donde por naturaleza les corresponde y no los de regadío que proliferan últimamente.

El coportavoz de la formación, David Sánchez, formula un ruego a la ciudadanía, para que en la medida de sus posibilidades contribuya, con su comprensión y apoyo, a paliar los efectos de esta crisis climática en forma de sequía, recomendando adherirse y practicar modelos de economía sostenible y decrecentista, cada vez más extendidos y que "son la clave para la regeneración de la economía y de los ecosistemas locales que nos van a permitir avanzar hacia un escenario de desarrollo y prosperidad en el futuro".