Campaña venta anticipada forfait Sierra Nevada 2022-2023.
Sequía

Las lluvias de marzo dan un respiro, pero a mitad del año hidrológico ha caído un 27% menos agua que la media histórica

Ciudadanía - J. M. M. - Domingo, 3 de Abril de 2022
El mes pasado llovió más que en los cuatro meses anteriores juntos, pero los embalses de la provincia están a solo el 35% de su capacidad, cuando hace un año superaban el 50%.
Embalse del Negratín, actualmente al 30% de su capacidad.
IndeGranada
Embalse del Negratín, actualmente al 30% de su capacidad.

La lluvias de marzo han dado un respiro a la sequía. El mes pasado se registraron 93,5 litros por metro cuadrado, según la medición de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en su estación del aeropuerto de Granada. Casi el triple de lo habitual en marzo, y es más agua que la caída en los cuatro meses anteriores juntos. 

Pero se trata de eso, un respiro ante una situación de sequía que no ha terminado. Porque el presente año hidrológico (de1 octubre de 2021 al 30 de septiembre de 2022) sigue siendo, por ahora, seco, más seco de lo que debería. Y ya van varios años con menos lluvia de lo normal. 

LLUVIA CAÍDA EN GRANADA EN EL AÑO HIDROLÓGICO 2021-2022
  Litros/m2 registrados Promedio 1981-2010
Octubre 2021 7,7 40
Noviembre 2021 40,6 54
Diciembre 2021 31,3 56
Enero 2022 7,5 42
Febrero 2022 11,8 38
Marzo 2022 93,5 32
Total  192,5 262

Fuente: Agencia Estatal de Meteorología y Meteosolana. Datos de la estación de Aemet en el aeropuerto de Granada

Como se ve en el cuadro sobre estas líneas, en la primera mitad del año hidrológico se han contabilizado 192,5 litros por metro cuadrado en la estación del aeropuerto de Granada. Son casi un 27% menos que el promedio histórico, fijado en 262 litros. Solo ha habido un mes, precisamente el que acaba de terminar, marzo, con más precipitaciones que la media. El resto de meses han tenido menos lluvia de lo habitual. Especialmente secos fueron octubre, enero y febrero. De ahí que las abundantes lluvias de marzo no hayan servido para compensar la falta de agua de los meses anteriores. 

Además, de los seies meses transcurridos, solo dos, noviembre y marzo, han sido más fríos de lo normal, los otros cuatro han tenido temperaturas medias más altas que el promedio histórico, lo que contribuye a una mayor merma del agua caída. 

Tras las lluvias de marzo, el estado de los embalses de la provincia ha mejorado algo, pero siguen estando por debajo de hace un año por estas fechas y muy lejos de los niveles medios de la última década. 

Como indica el cuadro extraído de la web embalses.net, los 11 embalses de la provincia de Granada tienen en conjunto un 35,5% de agua sobre su capacidad total. Hace un año estaban a casi el 51% de llenado (16 puntos más que ahora) y la media de los últimos diez años es de un 61%, así la que situación sigue siendo preocupante, pues ya solo queda un mes de lluvia, abril, puesto que mayo se ha convertido en los últimos años, por el efecto del calentamiento global, en un mes prácticamente veraniego y de escasas precipitaciones, y luego vendrán los meses secos que aportarán muy poco a los recursos hídricos provinciales. 

El gráfico de embalses.net muestra claramente cómo el nivel de agua en estas primeras semanas de 2022 (línea roja) está muy por debajo de 2021 (línea negra), de 2020 (línea verde) y de la media de los últimos dez años (línea de puntos). Se aprecia una ligera subida de la línea roja, la de este año, gracias a las lluvias de marzo, pero el desfase sigue siendo abismal

NIVEL DE LLENADO DE LOS EMBALSES DE GRANADA
  Ahora Hace un año
San Clemente 16% 21%
El Portillo 94% 93%
Negratín 30% 44%
Francisco Abellán 28% 39%
Canales 63% 79%
Quéntar 62% 87%
Colomera 15% 44%
Cubillas 58% 43%
Bermejales 27% 46%
Rules 53% 78%
Béznar 69% 85%

Fuente: Confederación Hidrográfica del Guadalquivir y Junta de Andalucía

De los embalses de la provincia, el que presenta mejor situación es el de El Portillo, en Castril, al 94% de su capacidad, prácticamente igual que hace un año. También tienen un buen nivel Béznar, Quéntar y Canales, y este último mejorará algo más su estado en las próximas semanas con el deshielo de Sierra Nevada. 

Sin embargo, el pantano del Negratín, el mayor de la provincia con diferencia, pues tiene una capacidad similar a la suma de los otros diez embalses, sigue muy vacío, al 30% de su capacidad. Y también presentan una situación preocupante los de Colomera, al 14%, San Clemente (que suele estar a muy bajo nivel todo el año), al 16% y Bermejales, al 27% de llenado.