Recicla la ropa que ya no usas. Es un mensaje del Ayuntamiento de Granada

Pillan a un joven de Valderrubio saltándose el confinamiento y al acompañarlo a su casa descubren que tenía una plantación de marihuana

Ciudadanía - Europa Press/IndeGranada - Lunes, 6 de Abril de 2020
Una de las plantaciones halladas por la Policía.
policía nacional
Una de las plantaciones halladas por la Policía.

La Guardia Civil y la Policía Local de Pinos Puente han descubierto una plantación de marihuana en un domicilio de la localidad de Valderrubio, con cien plantas en avanzado estado de floración, en una operación en que hay investigado un joven de 22 años.

Según ha informado la Guardia Civil en una nota de prensa, el joven, que carecía de antecedentes policiales, ha sido puesto a disposición judicial por la presunta comisión de un delito contra la salud pública por cultivo de droga.

El propietario de la vivienda fue sorprendido en uno de los controles que la Guardia Civil está realizando, en algunas ocasiones, acompañados por la Policía Local, desde que se instauró el estado de alarma para evitar que la gente circule libremente salvo excepciones para frenar la expansión del coronavirus.

En el control se encontraban Guardia Civil de Santa Fe y Policía Local de Pinos Puente, que interceptaron a este joven, quien "no pudo identificarse, ni tampoco justificar por qué se encontraba en la calle". Así, los agentes decidieron acompañarlo hasta su casa para poder denunciarlo a la autoridad competente porque "se había saltado el confinamiento obligatorio".

Fue entonces cuando, justo antes de llegar a la vivienda, el joven "se puso muy nervioso y acabó confesando que dentro tenía una plantación de marihuana". Los agentes realizaron un registro voluntario y descubrieron una habitación habilitada para su cultivo intensivo y las cien plantas en avanzado estado de floración dentro.

Plantaciones en Alhendín y Ogíjares

Por otro lado, la Policía Nacional ha detenido y puesto a disposición judicial a una pareja de 44 y 46 años, ambos de nacionalidad española, como presuntos titulares de varias plantaciones a gran escala de marihuana en tres viviendas de Alhendín y Ogíjares, cuyo cultivo estaría destinado a la venta y distribución de esta droga.

Los policías han desmantelado las plantaciones perfectamente acondicionadas para favorecer los cultivos y se han incautado de 566 plantas. A los detenidos se les acusa de delitos de tráfico de estupefacientes y de defraudación de fluido eléctrico, según informa en una nota el Cuerpo Nacional de Policía.

La investigación en torno a la pareja se puso en marcha a finales de noviembre por parte de agentes del Grupo de Estupefacientes de Motril, que establecieron la existencia de diversos puntos de cultivo de marihuana en las localidades de Alhendín y Ogíjares que estarían siendo gestionadas por estas mismas personas.

Uno de los puntos se ubicó en una vivienda situada en el centro de Alhendín sobre la que los policías establecieron diferentes dispositivos de vigilancia y control que llevaron a la identificación de las personas que se estarían encargando del cuidado y explotación de la plantación.

Estas personas, un varón y una mujer de origen español, no residían en el inmueble y aparentaban tener un alto nivel económico, ya que acudían a verificar y controlar el estado de la supuesta plantación en diferentes vehículos, algunos de ellos de alta gama, cuya titularidad no parecía justificada con las actividades laborales que desarrollaban.

Dos viviendas más

Los seguimientos e indagaciones sobre la pareja permitieron vincularla con otras dos viviendas más, una de ellas situada también en Alhendín y la otra en la localidad de Ogíjares. En ellas también se evidenciaron indicios propios de los inmuebles dedicados al cultivo de marihuana, como la hermetización de todo o partes del inmueble, sistemas de aireación y extracción de aires, sistemas de iluminación automatizados y conexiones fraudulentas al suministro eléctrico, así como un persistente olor a marihuana.

Una vez obtenidas las evidencias necesarias, los agentes registraron las tres viviendas aludidas y se incautaron de un total de 566 plantas en avanzado estado de floración. Los detenidos fueron puestos a disposición de la autoridad judicial en Motril.