Ven, conoce la provincia de Granada.

El proyecto 'Vacaciones en paz' llevará este año cajas solidarias a menores saharauis

Ciudadanía - IndeGranada - Martes, 14 de Julio de 2020
Presentación del proyecto.
r. martínez/diputación
Presentación del proyecto.

La pandemia de la covid-19 ha obligado a suspender las ‘Vacaciones en paz’ y más de un centenar de menores no podrán pasar este verano en Granada con sus familias de acogida temporal. Pero el programa se ha reorientado para llevarles ilusión. La acción alternativa, que promueve la Asociación Granadina de Amistad con la República Árabe Saharaui, en colaboración con la Diputación de Granada y la Fundación Caja Rural, llevará este año cajas solidarias a los menores saharauis. Así lo han anunciado este martes la diputada provincial de Bienestar Social, Olvido de la Rosa, la presidenta de la Asociación Granadina de Amistad con la República Árabe Saharaui, Gracia Fernández, y la responsable de la Fundación Caja Rural, Poli Servián. 

Según ha señalado la diputada provincial de Bienestar Social, la Diputación viene colaborando en el proyecto ‘Vacaciones en paz’, que en años anteriores ha permitido a más de un centenar de niños y niñas saharauis que viven en los campamentos de refugiados del área de Tindouf (Argelia), pasar el verano en Granada con familias de acogida temporal. “Este año no podremos contar con el acompañamiento de los menores”, ha indicado de la Rosa para destacar el proyecto alternativo planteado por la Asociación Granadina de Amistad con la República Árabe Saharaui para llevarles cajas con material escolar, farmacéutico y alimentos, que donen las familias que en los últimos años han acogido a menores. 

“La situación por la pandemia es dura para todos, pero muchos más para los niños y niñas que viven en los campamentos saharauis”, ha afirmado la diputada de Bienestar Social y ha subrayado que las cajas que van a recibir los menores “llevarán dentro toda la ilusión” y les permitirán mantener los lazos afectivos con sus familias de acogida temporal. 

La presidenta de la Asociación Granadina de Amistad con la República Árabe Saharaui, Gracia Fernández, ha explicado que las circunstancias actuales han obligado a reorientar el programa a causa de la pandemia de la covid- 9, al “no poder garantizar la salud de los menores que con tanta ilusión esperan durante todo un año unas vacaciones en paz en nuestra tierra”. 

Revisiones médicas y vacunas

En este sentido, ha recordado que entre os objetivos de Vacaciones en Paz’ se encuentra garantizar a los menores una revisión médica, detectar posibles complicaciones en su salud, administración de vacunas, control analítico. “Este año, en las condiciones en que estamos, no era posible garantizar el cumplimiento de este objetivo”, ha afirmado Gracia Fernández. “por ello, nació la idea de un nuevo proyecto de ayuda que, si bien no tiene el mismo calado, intenta de alguna manera paliar que los menores no puedan estar con sus familias de acogida”. 

El proyecto alternativo ofrece a “todas las familias de acogida la posibilidad de enviar una caja, que los menores llevaban de vuelta a los campamentos una vez finalizaban el periodo de estancia en la provincia, para que los lazos sigan manteniéndose unidos entre estos dos pueblos hermanos”, ha señalado la presidenta de la Asociación Granadina de Amistad con la República Árabe Saharaui Democrática. 

Según ha explicado, el proyecto para este año incluye el envío de una caja a todos los menores que tenían previsto venir en el año 2020, para lo que se abre la posibilidad a las distintas familias que han acogido a menores desde el año 2015 hasta la actualidad a donar materiales. 

Por su parte, la responsable de la Fundación Caja Rural, Poli Servián, ha afirmado que la entidad financiera viene colaborando con la Asociación Granadina de Amistad con la República Árabe Saharaui a través de varias acciones, fundamentalmente de las subastas de arte solidarias. En esta ocasión, ha señalado, la Fundación colabora con este proyecto solidario para que los regalos que se van a enviar permitan estrechar vínculos de amistad entre los menores y las familias anfitrionas.

Las cajas contendrán un kit de protección para la covid-19 (solución hidroalcohólica, mascarillas, guantes, paracetamol e ibuprofeno), material escolar con libretas un estuche y un libro en español para su edad y, por último la comida que suelen demandar los menores (caramelos, turrón, miel, aceite…). Tendrán un peso máximo de 40 kilos por caja y niño y se enviarán en la segunda quincena de agosto.