Ven, conoce la provincia de Granada.
Un anuncio polémico en plena protesta de los sindicatos sanitarios

El SAS rechaza ampliar plantillas en los hospitales, pero contrata con la privada operaciones para que no se dispare aún más las listas de espera quirúrgicas

Ciudadanía - IndeGranada - Jueves, 16 de Julio de 2020
Te informamos de una nueva medida de la Junta de Andalucía que debilita la sanidad pública, en plena protesta de los sindicatos sanitarios.

El gerente del SAS, Miguel Ángel Guzmán, durante su intervención en Canal Sur TV. Indegranada

La lógica atención preferente para combatir el coronavirus durante estos últimos cuatro meses ha conllevado como consecuencia que se disparen aún más las listas de espera en Andalucía que antes de la crisis ya alcanzaba cifras extremas, en un fracaso del plan de choque anunciado por el gobierno andaluz de PP y Cs.

Hasta el presidente andaluz, Juan Manuel Moreno, en plena pandemia reconoció que “las listas de espera se nos han disparado".

Pero para ello, en lugar de contratar a más profesionales sanitarios para los hospitales y abrir quirófanos y camas durante el verano, ha decidido contratar con clínicas privadas operaciones, es decir externalizar las intervenciones quirúrgicas, en una nueva decisión que debilita la sanidad pública, en plena protesta de los sindicatos sanitarios que rechazan la oferta de Salud para mejorar sus condiciones laborales

Sin disponer de datos actualizados en Andalucía, a diferencia de la transparencia de otras comunidades autónomas, los últimos datos apuntaban a que en la comunidad había en marzo 890.000 pacientes en listas de espera, un 5,6% más que en 2019, de los que 163.672 enfermos aguardaban una intervención quirúrgica. En la provincia de Granada, un total de 111.510, de los que 20.147, a la espera de ser intervenidos.

Ahora el SAS quiere, no ya reducir la lista de espera de operaciones, sino tratar de afrontarla para que no se dispare aún más.

Pero para ello, en lugar de contratar a más profesionales sanitarios para los hospitales y abrir quirófanos y camas durante el verano, ha decidido contratar con clínicas privadas operaciones, es decir externalizar las intervenciones quirúrgicas, en una nueva decisión que debilita la sanidad pública, en plena protesta de los sindicatos sanitarios que rechazan la oferta de Salud para mejorar sus condiciones laborales, que hoy vuelven a concentrarse.

El anuncio fue efectuado por el propio gerente del SAS, Miguel Ángel Guzmán, en Canal Sur Televisión, quien desveló que el consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, se había reunido con la asociación andaluza de clínicas privadas para cerrar el acuerdo de “externalización” de las intervenciones, para lo cual, la Junta había liberado “presupuestos extraordinarios” para sufragar los gastos que genere, sin detallar la cuantía. de esta reunión, la Junta no informó.

Guzmán señaló que durante la pandemia los hospitales andaluces tan solo había procedido a intervenir quirúrgicamente a pacientes con patologías urgentes y oncológicos, en circuitos diferenciados, pero que desde junio habían recuperado la actividad programada y que ya oscilaba “entre un 65 y 70 por ciento” la actividad normal en quirófanos, un porcentaje aún insuficiente.

Y reveló que a partir de la próxima semana se derivarán operaciones a la sanidad privada para aliviar la lista de espera, “antes de que llegue el nuevo brote (de la pandemia), previsiblemente en otoño o invierno”.

Y de esta forma, añadió, que las clínicas privadas “nos ayuden, a la vez que nosotros estamos trabajando, y entre los dos demos un impulso importante, para que no solo se recupere la actividad perdida sino que avancemos sobre la situación anterior a la pandemia”.

Las reacciones: