Recicla la ropa que ya no usas. Es un mensaje del Ayuntamiento de Granada

12.000 personas celebran en Guadix el 525 aniversario del Cascamorras en la carrera más multitudinaria

Cultura - Europa Press - Miércoles, 9 de Septiembre de 2015
La Fiesta del Cascamorras, de Interés Turístico, ha celebrado su 525 aniversario.
E.P.
La Fiesta del Cascamorras, de Interés Turístico, ha celebrado su 525 aniversario.

Guadix ha celebrado el 525 aniversario de su Fiesta del Cascamorras, declarada de Interés Turístico Internacional, con la carrera más multitudinaria que se recuerda. Si el año pasado el número de corredores y el de espectadores estaba equilibrado, en esta edición los corredores han ganado "por goleada". Así, se calcula que, entre unos y otros, han sido en torno a unas 12.000 personas las que se han dado cita en las calles accitanas para disfrutar de la tradicional carrera de Juan Pedernal, encarnado este año por José Antonio Escudero.

La mayoría de ellos, según ha informado el Ayuntamiento, corredores que "no han dudado en cubrir sus cuerpos con la típica pintura que da a la fiesta un color ocre muy similar a la del terreno arcilloso de Guadix". Además, ha señalado que "no han faltado tampoco un buen número de visitantes que han elegido estos días la ciudad de Guadix como destino", alentados por el paquete turístico que ofertaban los establecimientos hoteleros y de alojamiento en cuevas con motivo de la fiesta.

La carrera se ha desarrollado sin incidentes, con la coordinación como siempre de Policía Local y Protección Civil y la participación de los Bomberos accitanos en diferentes puntos del recorrido refrescando a los participantes con mangueras de agua y espuma. Como singularidad, la Hermandad de la Virgen de la Piedad ha hecho que la bandera de Cascamorras suba por primera vez al balcón del Ayuntamiento accitano.

Los cánticos animando a la gente a saltar, los vítores a Cascamorras y a la Virgen de la Piedad, y los halagos a Cascamorras han ido marcando el sonido de esta fiesta en la que no falta nunca el redoble del tambor. A lo largo del recorrido se han ido dando las tradicionales juras de banderas, emotivos encuentros, dedicatorias especiales, paradas para reponer fuerzas con dulces en la plaza de las Palomas o el saludo al obispo de la Diócesis, Ginés García-Beltrán, quien no ha dudado en saltar respondiendo a la petición de los corredores.

Las obras que se están llevando a cabo en la plaza del Conde Luque han motivado este año una pequeña modificación en el recorrido que ha llevado la carrera desde Santa María del Buen Aire a calle Concepción, Puerta Alta y San Miguel hacia abajo hasta llegar a la Iglesia, donde finaliza el recorrido.

Ha sido, en definitiva, una fiesta especialmente participativa que pone de manifiesto la consolidación y crecimiento de esta cita con la tradición que sigue avanzando hacia su declaración como Patrimonio Cultural de la Unesco.