Tu ropa tiene aún mucha vida
En el lado opuesto se sitúa el Ayuntamiento de Beas de Granada, reconocido por apoyo a este espacio único

Premio Piqueta para la Consejería de Cultura por la desprotección del Valle del Darro y la Alhambra por reasfaltar la Calle Real

Cultura - IndeGranada - Sábado, 24 de Abril de 2021
Coincidiendo con el Día de los Monumentos y Sitios, la asociación Oppidum Eléberis hace públicos estos premios simbólicos a instituciones por sus "actuaciones nefastas, por acción u omisión", para el patrimonio y aquellas que, por el contrario, demuestran una decidida labor en esa conservación.
Vista del Valle del Darro.
IndeGranada
Vista del Valle del Darro.

La Asociación Oppidum Eléberis ha concedido el Premio Piqueta de Granada ex aequo a la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico de la Junta y al Patronato de la Alhambra. En el caso de Cultura, el colectivo le hace merecedor de este premio por "la situacuón de inseguridad jurídica en la que ha quedado la protección del Valle del Darro, tras la sentencia del pasado año del TSJA, que anulaba el expediente de la declaración del Valle como Bien de Interés Cultural", y al Patronato, por "el reasfaltado de la calle Real de la Alhambra". 

En el lado opuesto se sitúa el Ayuntamiento de Beas de Granada, que recibe el Premio Ilíberis "por su apoyo al Valle del Darro, así como por las reivindicaciones que se vienen haciendo desde años para recuperar la histórica calzada que comunicaba Granada con Beas".  

Estos premios "de carácter simbólico" se conceden cada año por iniciativa de la asociación Oppidum Eléberis coincidiendo con la fecha del Día Internacional de los Monumentos y Sitios (ICOMOS).

Así, en la asamblea extraordinaria, celebrada el pasado 14 de abril, la asociación aprobó por unanimidad conceder en su sexta edición, los premios 2020 a las siguientes instituciones:

La Piqueta de Granada a la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía se concede "por la situación de inseguridad jurídica en la que ha quedado la protección del Valle del Darro, tras la sentencia del pasado año del TSJA Sala de lo Contencioso, que anulaba la declaración del Valle como Bien de Interés Cultural, por imponer en el articulado del expediente obligaciones particulares, algo que no es necesario en la tipología de Zona Patrimonial, lo que permitía que cualquiera de los afectados pudiera pedir su nulidad por falta de audiencia, como así sucedió, error, que en nuestra opinión, podía haberse subsanado antes de la sentencia durante los tres años que transcurrieron desde el recurso hasta la vista por el tribunal".

"Ignoramos si para llevar a cabo esta intervención se ha contado con la opinión de la Unesco y con la preceptiva autorización de Cultura"

Y al Patronato de la Alhambra y Generalife, por el reasfaltado la histórica calle Real. "No se entiende que en el siglo XXI -argumenta el colectivo-, la dirección del Patronato opte por una solución caduca, propia de los años 60 del pasado siglo, parcheando de nuevo esta calle de intramuros con asfalto, con la excusa de que es una calle con cierto tránsito de veículos, como si el asfalto formara parte de su carácter desde su creación. En vez de contemplar la necesidad de realizar un Proyecto de Intervención Integral, protegiendo los pavimentos históricos que se observara en los Estudios Previos y recuperar sus valores tradicionales, como se le ha pedido reiteradamente por la sociedad, incluyendo la puesta en valor de la histórica acequia Real enterrada con asfalto que pasa por dicha calle, conforme a las cartas europeas y a las directrices internacionales en materia de restauración y conservación, peatonalizando este entorno interior y suprimiendo el acceso de los vehículos, salvo los estrictamente necesarios, acabando con la mala imagen que se dá a los visitantes, obligados a caminar por asfalto y cemento".

"Ignoramos si para llevar a cabo esta intervención se ha contado con la opinión de la UNESCO y con la preceptiva autorización de Cultura", agrega Oppidum Eléberis para apuntar que "una vez más queda de manifiesto la necesidad de un arquitecto conservador independiente, elegido por concurso, méritos y prestigio".

El Premio Ilíberis se ha concedido al Ayuntamento de Beas de Granada "por su moción de apoyo a la protección del Valle del Darro, -tras la sentencia que anulaba su declaración-, y por su reivindicación durante años de la histórica calzada iliberritana que comunicaba Granada (Ilíberis) con Beas de Granada (Viax), y que continuaba por la Peza (Lapice) hasta Guadix (Acci). Camino carretero que estuvo funcionando hasta la llegada del ejército napoleónico, que decidió desviar el tránsito de las diligencias por la carretera de Murcia cayendo la calzada milenaria en el olvido".

Oppidum Eléberis explica que "la Piqueta de Granada se concede, en recuerdo de la piqueta de plata, con la que se dio por iniciadas las obras de derribo de gran parte de la trama urbana de la Granada medieval, para construir la Gran Vía, dando tres golpes sobre la casa nº 1 de la Placeta Pozo de Santiago en 1895 y se otorga a las personas, asociaciones o instituciones que han destacado por sus actuaciones nefastas por acción u omisión en la conservación de su legado histórico, cultural y natural". El Iliberis se concede "en recuerdo del pueblo íbero de los Túrdulos, descendientes de Turdetanos y los Tartesos que fundaron hace 2.700 años el Oppidum o castro de Ilturir-Ilíberis, que con el tiempo terminaría siendo capital de un reino con el nombre sobrevenido de Granada y se concede a las personas, asociaciones o instituciones que han destacado por su aportación en la conservación, protección y difusión del legado histórico y cultural granadino".