Campaña venta anticipada forfait Sierra Nevada 2022-2023.
Reprocha al gobierno local que "venda humo con un supuesto reparto de alimentos que no cubre la emergencia social"

CGT tacha de "mísera" la respuesta municipal a las personas "más desprotegidas" ante la crisis social

E+I+D+i - IndeGranada - Lunes, 13 de Abril de 2020
Después de cuatro semanas de confinamiento aún no se han puesto en funcionamiento las ayudas económicas familiares que está primando la Junta de Andalucía, advierte el sindicato.
CGT acusa al gobierno local de "vender humo" con un reparto de alimentos que es insuficiente.
P.V.M.
CGT acusa al gobierno local de "vender humo" con un reparto de alimentos que es insuficiente.

CGT ha denunciado "la mísera respuesta" que está dando el Ayuntamiento de Granada a las personas que están "más desprotegidas" por la crisis sanitaria, "pese a los anuncios del alcalde Luis Salvador". Frente al trabajo de los profesionales de los Servicios Sociales, "con una dedicación prácticamente a tiempo completo, haciendo todos los esfuerzos por funcionar entre la precariedad de los medios que ofrece la organización municipal para el teletrabajo", y estando "colapsados por la avalancha de necesidades" que llegan a los centros, CGT denuncia que el gobierno municipal parece "preocupado únicamente por vender humo".

En este sentido, según el sindicato, "el Plan de alimentos a las familias anunciado por Salvador se tradujo en una entrega de alimentos totalmente insuficiente en cantidad y tipo, e indigna de una Administración pública, y que ha soliviantado a los profesionales del Área de Derechos Sociales y continúa sin resolver la emergencia alimentaria y social que se está produciendo en la ciudad de Granada". 

Como recuerda el sindicato, la situación actual de la crisis sanitaria por el coronavirus "está agravando la situación precaria de familias que ya tenían dificultades previas, pero además está generando nuevas familias que ya no tienen posibilidad de obtener recursos para afrontar los gastos básicos y que acuden a los Servicios Sociales en busca de cobertura". 

Para CGT es "de absoluta necesidad" que el Ayuntamiento de Granada cumpla con lo mandatado por el Gobierno central y la Junta de Andalucía en cuanto a las Ayudas económicas familiares de Servicios Sociales. Considera "grave que no se esté haciendo aún". Llegado el momento, advierte CGT, "se exigirán responsabilidades de quiénes no se tomen esto como una prioridad, porque las familias están sufriendo por no poder alimentar con garantías a sus pequeños y pequeñas".

En este sentido, a CGT le parece "gravísimo que el Ayuntamiento tenga paralizados aún 125.000 euros de las ayudas económicas familiares que había pendientes antes de la crisis y que ya estaban concedidas. No sólo no se otorgan nuevas de manera urgente, sino que las que ya eran urgentes no se habían dado a las familias y están pendientes".

CGT exige "un cambio radical en las prioridades de este Ayuntamiento y el compromiso del alcalde y todo su equipo de gobierno con los servicios sociales como herramienta para paliar los efectos de esta gran crisis sanitaria, que deja desprotegidas a miles de familias en la ciudad y que tiene y tendrá un calado desconocido hasta ahora". Todos los medios disponibles, agrega el sindicato, "tienen que priorizarse para que se pueda atender a toda la ciudadanía que está desbordando los servicios sociales y no se le está pudiendo dar la respuesta que se necesita".

A todo esto se añade la falta de recursos y medios para el teletrabajo de los profesionales de Servicios Sociales, "profesionales que están aportando sus propios medios y echando más horas que un reloj, por las mañanas, por las tardes y los fines de semana, estando todos los equipos en permanente conexión, las 24 horas (miles de horas extra estas semanas)", según la organización sindical.

Para CGT "el abandono que sufren los Servicios Sociales municipales se hace más evidente en una situación de crisis generalizada como esta. Por desgracia y decisiones políticas, los Servicios Sociales llevan una andadura de años siendo maltratados, debilitados por las privatizaciones, y en general, siendo infravalorados por la institución pública".