Medidas adoptadas por la Diputación de Granada ante la pandemia del Covid-19
artículo de opinión de ignacio pozo

Coronavirus, empresa y sociedad

E+I+D+i - Ignacio Pozo - Miércoles, 25 de Marzo de 2020
El abogado Ignacio Pozo nos ofrece una oportuna reflexión en la que aporta algunas soluciones a la crisis económica que ha generado la pandemia del coronavirus.
P.V.M.
Todas las empresas, sean pymes o no, se van a ver perjudicadas en  la venta de sus productos o servicios, lo que irreversiblemente se traducirá en la disminución de sus ventas, como consecuencia de la pandemia mundial del coronavirus. Se trata de un clima de "incertidumbre" jamás vivido. Sin embargo hay prioridades y lo fundamental será restablecer la salud de los ciudadanos para continuar con la economía nacional. 

No puede existir en estos minutos, incertidumbre sobre el pulso que ciudadanos y empresas vamos a echarle a esta pandemia, ya que nadie sabe cuánto durará esto y qué es lo que va a suponernos en un futuro, lo que sí se aventura es un cambio de mundo todavía más acelerado y profundo del que ya veníamos viviendo

 
No puede existir en estos minutos, incertidumbre sobre el pulso que ciudadanos y empresas vamos a echarle a esta pandemia, ya que nadie sabe cuánto durará esto y qué es lo que va a suponernos en un futuro, lo que sí se aventura es un cambio de mundo todavía más acelerado y profundo del que ya veníamos viviendo sobre quizás se plasmen nuevas formar de vivir, de trabajar y de entender que este estado de bienestar es tan frágil como lo es nuestra condición humana. No todo es exigible ni a todo tenemos garantizado.
 
En cuanto al impacto nacional, teniendo en cuenta que la pandemia ha coincidido con un débil crecimiento económico por la propia inestabilidad de los mercados  acompañada de una inusual inestabilidad política, agrandada por las diferencias dentro del propio  gobierno con sus distintas sensibilidades políticas, ello ha supuesto una “ciclogénesis” social y económica que costara tiempo y sinergias reconducir a niveles anteriores. 
 
Ahora no se trata de exigir responsabilidades políticas, ya llegara su momento para ello, se trata de conculcar en la ciudadanía y a las empresas un halo de esperanza para cuando termine esta pesadilla iniciar a la mayor brevedad la carrera para alcanzar la normalidad anterior. Tenemos que ponernos en clave “país” todos los ciudadanos, instituciones y empresas. Esta crisis supondrá  más entrega y mucha más inteligencia emocional en la que todos vamos a tener que dejar de ganar algo por el bien común. 

Ahora no se trata de exigir responsabilidades políticas, ya llegara su momento para ello, se trata de conculcar en la ciudadanía y a las empresas un halo de esperanza para cuando termine esta pesadilla iniciar a la mayor brevedad la carrera para alcanzar la normalidad anterior

 
Es cierto que la alerta sanitaria mundial provocada por el coronavirus está generando importantes incógnitas para las empresas desde todos los ángulos de su actividad. La empatía y la asertividad no serán suficientes para superarla, requiriendo la ayuda de las administraciones públicas para ello. Medidas claras, sencillas y únicas a las que cualquier autónomo o pyme pueda acceder con la rapidez y urgencia requerida por el momento vivido.
 
Si importantes son las ayudas de las administraciones públicas  no lo son menos las de las instituciones financieras privadas a las que el gobierno, por mandato legal, les otorga la obligación de atender sus necesidades. Es la hora de la corresponsabilidad  y de estas responder solidariamente al esfuerzo que hicimos todos los ciudadanos que  en su momento para su rescate.
 
Ignacio Pozo es CEO del despacho jurídico Ignacio Pozo & Asociados.