Medidas adoptadas por la Diputación de Granada ante la pandemia del Covid-19

Instalan en Granada el primer surtidor para gas natural, combustible que usan solo 42 vehículos en toda la provincia

E+I+D+i - E.P./IndeGranada - Martes, 25 de Febrero de 2020
Surtidor de gas natural comprimido.
naturgy/arcihvo
Surtidor de gas natural comprimido.

La empresa Naturgy (antigua Gas Natural Fenosa)  ha puesto en marcha la primera estación de carga de gas natural comprimido para vehículos en Granada, integrada en una gasolinera ya existente en la Avenida de Andalucía de la capital. 

En la provincia de Granada había matriculados, a 31 de diciembre de 2019, tan solo 42 vehículos que utilizan como combustible el gas natural comprimido: 36 coches, cuatro furgonetas y dos camiones, según los datos de la DGT. Además, hay otro turismo que usa gas natural licuado.

Según ha informado Naturgy en una nota de prensa, la instalación cuenta con un surtidor con doble manguera para repostaje de vehículos de gas natural comprimido (GNC). Esta estación de carga forma parte del plan de expansión de la red de gasineras impulsado por Naturgy, que contempla promover el gas natural vehicular (GNV) a través de proyectos de innovación, expansión de la infraestructura y promoción de vehículos de GNC. 

El nuevo mapa de puntos de recarga de gas natural vehicular en España permitirá atender el aumento de la demanda en los próximos años y reforzar la disponibilidad de este combustible en el mercado, dado "el incremento que están experimentando los vehículos propulsados con gas natural", según Naturgy. En España hay actualmente unas 80 estaciones de servicio en la que repostar gas natural comprimido, de ellas únicamente cinco en Andalucía, incluida la de Granada. Y otras 49 estaciones ofrecen gas natural licuado, según la asociación Gasnam.

El GNV, "además de ser eficiente desde el punto de vista medioambiental, también es una alternativa que ofrece mayores ahorros frente a otros combustibles. El coste por kilómetro es alrededor de un 30 por ciento menor que el del gasóleo, un 50 por ciento menor que la gasolina y un 20 por ciento menor que el gas licuado del petróleo (GLP)", indica la empresa.

Se trata de un combustible alternativo a los convencionales que representa "una solución real para los desplazamientos sostenibles". "El GNV emite hasta un 75 por ciento menos de óxidos de nitrógeno y reduce un 25 por ciento el dióxido de carbono, principal causante del efecto invernadero". Asimismo, se presenta como "la única alternativa viable para un transporte eficiente en el ámbito de las operaciones a larga distancia".

El gas natural vehicular "mejora la calidad del aire de las ciudades. Además, evita un 30 por ciento de las emisiones de dióxido de carbono y no emite dióxido de azufre", explica la compañía energética.

Según datos de la Asociación Ibérica de Gas Natural para la Movilidad, el parque de vehículos de gas natural continúa creciendo en España y cerró el año con 22.814 unidades, un 60 por ciento más que en 2018. Las comunidades autónomas en las que se registraron más matriculaciones fueron la Comunidad de Madrid, Cataluña, Castilla-La Mancha, la Comunidad Valenciana y Andalucía.

Los vehículos que utilizan este combustible consiguen la etiqueta ECO de la Dirección General de Tráfico, lo que les permite beneficiarse de libre accesibilidad al centro de las ciudades en periodos de restricciones de acceso por episodios de alta contaminación, de incentivos fiscales y bonificaciones en zonas de estacionamiento regulado, entre otras ventajas.