Ven al Parque de las Ciencias

Más de 40 vecinos de Monachil eluden las subidas de la luz a través de una comunidad energética

E+I+D+i - IndeGranada - Martes, 19 de Octubre de 2021
vecinos de Monachil celebran la creación de la primera Comunidad Energética en el Polideportivo Miraflores.
Ayto. Monachil
vecinos de Monachil celebran la creación de la primera Comunidad Energética en el Polideportivo Miraflores.

El municipio de Monachil se ha convertido, según informa su ayuntamiento, en el primero de la provincia de Granada  y uno de los primeros de Andalucía que "planta cara" a la subida histórica del precio de la luz que atraviesa España, ya que cerca de medio centenar de vecinos del municipio se abastecen ya de la Comunidad Energética del Río Monachil (CERM), una iniciativa de la Concejalía de Medio Ambiente que ha realizado hasta la fecha una decena de instalaciones de plantas fotovoltaicas para el autoabastecimiento con una potencia fotovoltaica de 45 kW.

A través de esta iniciativa, "el Ayuntamiento apuesta al 100% por las energías renovables y con componente social, al haber contratado desde el Ayuntamiento toda la electricidad con una cooperativa de energías renovables".

La Comunidad Energética del Río Monachil produce y comparte energía con las personas que se encuentren a 500 metros de la instalación. “Con la continua subida del precio de la luz, las personas socias de la CERM se han visto menos afectadas ya que el precio pactado en asamblea es de menos de un tercio del precio del período punta o, visto de otro modo, un precio más bajo que el precio del período valle. De esta manera el ahorro está garantizado y, además, se consume energía producida localmente”, explica el concejal de Desarrollo Local y primer teniente de alcalde de Monachil, Blas Gómez.

Los roales o anillos son cada una de las zonas donde se ubican las instalaciones fotovoltaicas que conforman la comunidad energética. Esto es posible porque la normativa actual permite repartir energía en 500 metros a la redonda. En la imagen se muestran los roales o anillos en funcionamiento en el municipio de Monachil. La condición del autoconsumo compartido es que tiene que haber alguien que esté consumiendo donde se produce. Y la energía sobrante del autoconsumo “o lo que se estipula mediante acuerdos de reparto, se reparte entre el resto de personas”. Esto se hace dejando un porcentaje, según la zona o “roal” para ese autoconsumo compartido. Puede haber roales con muchas familias en situación de pobreza energética o con pocas, pero la idea es dedicar un porcentaje de esa energía a combatir la pobreza energética, según explica la comunidad energética en su página web. 

La CERM inició su andadura hace ahora un año con la intención de crear autosuficiencia local, consumo (y redes) de cercanía y eficiencia energética, todo ello a través de energía de origen renovable. A partir de un proyecto de la cooperativa CooperaSE, premiado en septiembre de 2020 en el Germinador Social, se decidió pasar a la acción y constituir una comunidad energética en el municipio rural de Monachil de la que, en la actualidad, forman parte 43 perrsonas socias.

Un ahorro del 10% en el Ayuntamiento

Con el nuevo suministro energético del Ayuntamiento de Monachil, "el ahorro económico será de cerca del 10% durante los años de vigencia del contrato. La utilización de energías renovables en el suministro eléctrico supondrá, además, un ahorro anual de alrededor de 700 toneladas de CO2 para el municipio", afirma el Consistorio.

El concejal de Desarrollo Local explica que se han instalado placas solares en las cubiertas de algunos de los edificios municipales, “con las que pretendemos generar un ahorro económico y que parte de la energía sobrante esté destinada a paliar casos de pobreza energética entre los vecinos de Monachil”.

“De este modo, no solo apostamos por un cambio tecnológico en la manera de producir, sino que además apostamos por la generación eléctrica distribuida entre el vecindario, en la que la producción se ajuste a la demanda”, indica el concejal, quien señala que, de este modo, el Ayuntamiento fomenta que sean los propios vecinos “a través de la comunidad energética quienes instalen placas para su autoconsumo en los edificios municipales”.

En esta primera fase, se ha puesto una instalación de 10 kW en el Polideportivo Miraflores que dará energía a 15 personas socias y al Ayuntamiento, quien gestionará la cuota de energía para solidaridad energética. Junto con esta instalación (financiada por personas de la CERM), se han colocado otras 10 instalaciones en casas particulares de personas socias a lo largo del municipio, que darán energía a 30 personas.

A través de decisiones asamblearias, reuniones periódicas y una gran cantidad de energía personal invertida, el proyecto se encuentra en plena formalización de los autoconsumos compartidos y monitorización de la producción eléctrica.

Blas Gómez señala que los próximos días 6 y 7 de noviembre, Monachil será sede de un Foro de Comunidades Energéticas impulsadas desde la economía social que pretende ser un punto de inflexión para la coordinación y desarrollo de esta nueva figura. Es uno de los primeros que se realiza a nivel estatal con este enfoque y desde la CERM creen que la energía debe producirse por y para las personas.

La inscripción puede realizarse en: https://cermonachil.org/2021/09/21/foro/

Para consultar más información sobre este innovador proyecto, hace poco han creado una página web que permite además asociarse y participar en las campañas que hay en marcha: www.cermonachil.org