Sierra Nevada, Copa del Mundo 24
Tras su extinción para dar paso al Instituto de Salud de Andalucía creado por el Gobierno andaluz

Plantilla y sindicatos llaman a la ciudadanía a participar en las movilizaciones en defensa de la Escuela Andaluza de Salud Pública

E+I+D+i - IndeGranada - Lunes, 23 de Octubre de 2023
Representantes del comité de empresa y los secretarios generales de UGT y CCOO coinciden en lamentar la falta de transparencia de la Junta en este proceso con los trabajadores y trabajadoras y exigen que se mantengan todas las funciones desarrolladas hasta ahora en la Escuela de Salud Pública de Andalucía.

Representantes del comité de empresa y los secretarios generales de UGT y CCOO, en rueda de prensa. ccoo

CCOO y UGT llaman a la ciudadanía a participar en las movilizaciones en defensa del mantenimiento en Granada de la Escuela Andaluza de Salud Pública 

Representantes del comité de empresa de la Escuela Andaluza de Salud Pública, junto con los secretarios generales de CCOO y UGT de Granada, Daniel Mesa y Luis Miguel Gutiérrez, respectivamente, han llamado a la ciudadanía granadina a participar en las movilizaciones en defensa de la Escuela Andaluza de Salud Pública, tras su extinción a raíz de la creación del Instituto de Salud de Andalucía por parte de la Junta de Andalucía.

Habrá concentraciones, el 31 de octubre en la entrada de la EASP y otra al 7 de noviembre en la entrada de Delegación de Gobierno de la Junta de Andalucía, Además, los trabajadores de la EASP participarán con pancarta propia en la manifestación prevista en Granada este 28 de octubre en defensa de la Sanidad Pública.

UGT critica que, cuando la tendencia es la descentralización, la Junta "lo quieren centrar todo en Sevilla"

Luis Miguel Gutiérrez, secretario eeneral de UGT Granada, ha exigido a la Junta de Andalucía que rectifique y "mantenga la EASP en Granada tal y como está ahora". Se trata, ha dicho, de un ente "único y singular", con 40 años de experiencia en materia de salud pública. El representante de UGT, que ha recordado que la alcaldesa de Granada se comprometió a defender la EASP, le ha preguntado a Marifrán Carazo y también al presidente de la Junta de Andalucía, "si es bueno que desaparezca la EASP". La respuesta, ha señalado el representante de UGT, es "claramente que no". El ugetista ha dudado de que, con la integración de la EASP en el Instituto de Salud de Andalucía "se puedan mantener tanto la actividad en el centro como los puestos de trabajo". Por ello, ha afirmado que desde el sindicato "se va a luchar por el mantenimiento de la EASP, como uno de los elemento que convierte a Granada en ciudad de la salud". 

También ha criticado que, "mientras la tendencia en algunos sitios es descentralizar, en Andalucía lo quieren centrar todo en Sevilla, como con la gestión de la Alhambra o la del Parque de las Ciencia". Y ha incidido en que la EASP, única escuela de salud pública que hay España, "es uno de los pocos centros colaboradores de España con la OMS, por lo que se va a perder desde Granada proyección internacional, retorno económico y visibilidad".

CCOO exige que se mantengan "todos los fines para los que nació" la Escuela Andaluza de Salud Pública

Por su parte, Daniel Mesa, secretario general de CCOO Granada, ha explicado que la EASP ha formado a más de 72.000 profesionales vinculados al ámbito de la salud. La escuela, ha asegurado Mesa, “son sus 140 profesionales que han logrado darle esta dimensión que hoy nos enorgullece a los granadinos y las granadinas”. 

"Hace dos años la Junta realiza una auditoría en la que priman los intereses economicistas sobre los enfoques de salud pública", ha recordado para añadir que, desde entonces, "se ha precarizado más el empleo y se han perdido puestos de trabajo". Y ha advertido "si no se garantiza su autonomía funcional, el mantenimiento de todas sus funciones y una plantilla dimensionada y con calidad en el empleo, entonces la escuela ya no será la escuela".  

En este sentido, CCOO ha exigido que "todos los fines para los que nació este organismo se mantengan". "Granada no puede seguir expulsando a su capital más excelente, el humano, y por ello CCOO vamos a mantener la tensión y la movilización, en defensa del trabajo que se hace en la EASP y de sus profesionales que están soportando una situación de desprecio e incertidumbre que no se merecen", ha asegurado el responsable sindical, que, a su vez, ha criticado al Gobierno andaluz porque "está llevando este proceso de forma poco transparente, sin garantizar el derecho de información sindical". "No tenemos la seguridad de que la EASP siga manteniendo sus funciones, ni de que se garantice una subrogación dela plantilla garantizando sus derechos. El Gobierno andaluz está a tiempo de ser garantista en este proceso o se encontrará con la contestación social", ha advertido Mesa. 

La integración en el nuevo Instituto de Salud de Andalucía es "la crónica de una muerte anunciada" para la Escuela, porque "estaban empeñados en hacerla desaparecer", denuncia el presidente del comité de empresa 

Pablo Sánchez, de UGT, y presidente del comité de empresa de la EASP, ha denunciado "dejadez y desprecio" a la representación de los trabajadores en todo este proceso, ya que la semana pasada hubo un consejo de administración y "no se comunicó nada al representación legal de los trabajadores". Asimismo, Sánchez ha mostrado su preocupación ya que, en el Proyecto de Ley aprobado, que no se ha remitido tampoco al comité de empresa, se habla explícitamente de la disolución de la Escuela Andaluza de Salud Pública. Además, ha apuntado que el Proyecto de Ley declara que son "puestos de trabajo a extinguir", una condición que considera "negativa para la estructura de la EASP y su futuro, ya que una fusión nunca genera empleo".

Uno de los puntos en los que ha hecho hincapié es en que la nueva entidad creada "no tiene mucho que ver con la salud pública". La Junta ha recalcado que todos los profesionales de la EASP conservarán su puesto de trabajo, pero el presidente del comité de empresa se ha preguntado qué pasará después si no tiene cabida la disciplina que desarrolla la plantilla, que es la salud pública y la gestión sanitaria, cuando se empiecen a desarrollar los reglamentos del futuro instituto. Pablo Sánchez ha señalado también que "en el presente no se cumplen las condiciones laborales de los empleados".

El presidente del comité de empresa ha recordado que el primer año de la anterior legislatura andaluza ya se hizo una proposición de ley, que finalmente no se pudo llevar a cabo. Por ello, el representante sindical ha calificado la integración de la EASP en el nuevo Instituto de Salud de Andalucía como "la crónica de una muerte anunciada, porque estaban empeñados con hacer desaparecer la Escuela"

Por su parte, Almudena Millán, miembro de la sección sindical de CCOO en la EASP, ha exigido que el proceso de integración sea "transparente", lo que pasa por "conocer el texto que se va a presentar en el Parlamento andaluz, para valorar si se garantizan las peticiones que la plantilla ha venido manteniendo desde el primer borrador".

Igualmente, ha considerado fundamental que se mantenga la sede en Granada, como activo para que la provincia siga siendo referente en el campo de la Salud. Y, en este sentido, que se sigan cumpliendo las funciones genuinas de la EASP en formación, investigación, consultoría y cooperación internacional en salud pública y gestión sanitaria.

También ha marcado como una prioridad que se garanticen los derechos laborales de la plantilla en términos de subrogación de todo el personal sin condiciones, mantenimiento del personal de la sede EASP en Granada y garantía de acceso de la plantilla de la EASP a todos los niveles y categorías del ISA sin ver mermados los salarios. Además, consideran fundamental que se garantice que la nueva fórmula jurídica no afecte a la capacidad de respuesta en la prestación de sus servicios. Y que se pueda mantener el posicionamiento estratégico internacional, las alianzas, convenios estratégicos y títulos universitarios, ya consolidadas con otros organismos e instituciones de enorme prestigio, del ámbito nacional e internacional.

Independientemente de este proceso, Almudena Millán ha mostrado su preocupación porque "no contamos con una dirección que garantice el funcionamiento cotidiano de organización, la plantilla ha pasado de casi 200 personas a las actuales 140, no se cumplen los derechos sindicales de información, participación, negociación, ni los requisitos básicos marcados por la legislación de riesgos laborales, igualdad, conciliación… Y se incumple de manera continuada el convenio y los acuerdos con la representación de la plantilla". A modo de ejemplo, ha dicho que "no hay carrera profesional y se ha judicializado el derecho a la conciliación y a la promoción interna".

Información de referencia: