Sierra Nevada, Copa del Mundo 24

El PP obvia responsabilidades sobre el aislamiento y responde a la concentración con críticas al PSOE

E+I+D+i - IndeGranada - Domingo, 14 de Enero de 2018
El secretario general del PP de Granada, Pablo García, dice que para las manifestaciones contra la fusión hospitalaria, 'los socialistas no trajeron autobuses desde Murcia para hacer ruido y que hubiera más gente, como sí han hecho hoy".
Pablo García.
PP
Pablo García.

El Partido Popular ha eludido cualquier mención al aislamiento ferroviario, obviando los mil días sin tren, y ha respondido a la concentración celebrada este domingo en Granada con críticas al PSOE, a los que ha recordado su "larga lista de incumplimientos". 

Para el PP, que no ha participado en la concentración, los socialistas de Granada han hecho "un ridículo monumental al situarse en primera línea y tras la pancarta de la concentración que ha reclamado la llegada de la Alta Velocidad". Una obra que, según han recordado los populares en una nota de prensa, "el PSOE prometió que estaría terminada en 2007 y que si ahora va a entrar en funcionamiento ha sido por el tremendo esfuerzo inversor del Gobierno del PP, que ha gastado 1.650 millones de euros en los cinco últimos años". 

El secretario general del PPen la provincia, Pablo García, ha resaltado que "supera la desvergüenza el uso político que los socialistas quieren hacer del AVE, que en estos momentos está en fase de pruebas y que muy pronto llegará a Granada". Ha recordado, en ese sentido, que el Metro "también estuvo en pruebas" y que en ese periodo "el PSOE dio varias fechas para su finalización y las incumplió todas". 

A juicio de García, el PSOE "sólo trata de sacar rédito en el poco tiempo que le queda hasta que llegue la Alta Velocidad" y que, en realidad, sus dirigentes "están temblando porque la ven cada vez más cerca". 

Critica al PSOE por "traerse autobuses desde Murcia para hacer ruido y que hubiera más gente"

Ha comparado ese "fervor" demostrado en la concentración de este domingo, con su "vergonzante ausencia" en las manifestaciones que tuvieron lugar en Granada contra la fusión hospitalaria ideada por la Junta de Andalucía, "que llevaron a la calle a más de 150.000 granadinos". "¿Dónde estaban los socialistas entonces?", ha preguntado, para agregar que, "en ninguna de aquellas ocasiones al PSOE se le ocurrió traerse autobuses desde Murcia para hacer ruido y que hubiera más gente, cosa que hoy sí que ha hecho". 

El dirigente entiende que, "en lugar de ir tras una pancarta para reclamar algo que ellos mismos no fueron capaces de cumplir, el PSOE debería preocuparse de una vez de los ciudadanos de Granada". Ha añadido que "podría ponerse a trabajar para mejorar el funcionamiento de los hospitales, donde hay colas de más de doce horas, o, por supuesto, acometer las muchísimas obras pendientes de ejecución: las VAUs, la Ronda Este, la autovía entre Darro e Iznalloz".

Además, García ha pedido a los socialistas de la Junta y del Ayuntamiento de Granada que, "en lugar de ser tan reivindicativos hacia el Gobierno central, arrimen el hombro y digan cuánto van a aportar para costear el soterramiento del AVE a su llegada a la capital". "Es la segunda fase de la Alta Velocidad y nosotros ya hemos dicho que estamos dispuestos, pero tenemos que aportar las tres administraciones y las dos en las que manda el PSOE todavía no han dicho nada", ha señalado. 

El PP cree que la concentración de hoy ha sido "un insulto a Granada"

"El PSOE tiene muchísimo que callar, y especialmente en esta provincia", ha declarado García, que por eso mismo entiende que "lo de hoy ha sido un insulto a Granada". "Los socialistas no han dicho todavía cómo se van a sufragar las pérdidas por el retraso del Metro ni han ejecutado las obras complementarias que prometieron. Tampoco hablan de los millones de euros que supuestamente se han perdido por la venta irregular de entradas de la Alhambra, ni por los sobresueldos en Cetursa. La lista de incumplimientos es casi imposible de enumerar de lo larga que es", ha referido el secretario general, que entiende que, en consecuencia, "los granadinos deben sentirse indignados por el hecho de que protesten los que menos deben y los que más tienen que callar".