Campaña Toca Granada esta Primavera. Patronato de Turismo

UGT Granada ve "imprescindible" derogar la reforma laboral de 2012

E+I+D+i - IndeGranada - Martes, 6 de Abril de 2021

En Granada, en marzo de 2021, el paro registrado en los Servicios Públicos de Empleo ha sido de 104.380 personas, 1.578 menos que el mes pasado (-1,49%), y hay 7.262 personas inscritas en paro más que hace un año (97.118), cuando aumentó el desempleo en 13.968 personas. En el análisis por sectores, ha subido el paro sólo en agricultura (285) habiendo bajado en el resto: servicios (-1.470) construcción (-1923), industria (-182)  y colectivo de personas que buscan su primer empleo (-18).  En cuanto a la contratación, durante este mes se han realizado en Granada un total de 38.333 contratos, 5.078 más que en el mismo mes del año 2020 (33.255). Del total de contratos de marzo, 34.816 han sido temporales, un 90,82%. En cuanto al total de contratos acumulados de 2021 (112.961, 16.283 menos que en 2020, cuando había 129.244) se han formalizado sólo 6.924 contratos indefinidos en la provincia de Granada, un 6,22% del total.

Juan Francisco Martín, secretario general de UGT Granada, recuerda que hace justo un año el COVID-19 "dinamitó" el mercado laboral de Granada, con casi 14.000 parados más en un sólo mes, y ello sin incluir a los trabajadores y trabajadoras a los que se aplicó un ERTE. Un año después, y comparándolo con 2020, valora los datos de paro de Granada de este mes forma positiva, pero  advierte que  el descenso del paro se debe en gran medida  a que muchos  trabajadores del sector servicios están siendo desafectados de los ERTES,  y que la crisis se continúa cebando con trabajadores, en especial con jóvenes, mujeres, y extranjeros, y la contratación indefinida sigue siendo prácticamente residual.

A diferencia de las voces que ya se han apresurado a defender nuevas políticas de recortes en los derechos sociales, desde UGT, afirma Martín, estamos convencidos de que la mejor manera de afrontar la salida de esta crisis en profundizando en los derechos laborales, insistiendo en la mejora constante de las condiciones laborales y de condiciones de vida de los trabajadores  y trabajadoras de la provincia.

Por ello, considera que la mejor noticia en materia de empleo sería que el Gobierno cumpla sus compromisos y derogue la reforma laboral de 2012, porque la recuperación no puede asentarse en la precariedad, temporalidad y parcialidad de los contratos, que afectan sobre todo a las mujeres y a los jóvenes. Asimismo,  opina que es preciso que se suba el SMI, hasta los 1000 euros al mes en 2021, una cuestión de justicia social, que impulsará la actividad y contribuirá a luchar contra precariedad laboral.

El representante de UGT reclama también que se acelere el proceso de vacunación y que se mantengan las medidas de control para frenar la pandemia, además de que se aumente la protección social, y se impulse el desarrollo de políticas activas de empleo eficaces, que faciliten el cambio de modelo productivo hacia una economía verde, digital y basada en una industria fuerte, sostenible y con empleos estables.